Rusia considera inaceptables sanciones y anuncia consecuencias

John Kerry, secretario de Estado norteamericano, y su homólogo de Rusia, Serguei Lavrov. Foto Archivo.El canciller ruso, Serguei Lavrov, advirtió que las sanciones de Washington y la UE contra Moscú son totalmente inaceptables.

Durante una conversación telefónica con su par norteamericano, John Kerry,realizada por iniciativa de la parte estadounidense, Lavrov exigió el cese de las provocaciones de ultranacionalistas y radicales contra la población rusoparlante en el sureste y otras zonas de Ucrania, según la web de la Cancillería.

Reiteró el titular en relación con el referendo realizado en Crimea, que los crimeos usaron una vía democrática e hicieron su elección, la cual Rusia acepta y respeta.

Lavrov y Kerry acordaron continuar el debate en el cual Moscú insiste en que se debe volver al acuerdo alcanzado el 21 de febrero entre el presidente derrocado, Víktor Yanukóvich; y la oposición para restablecer el orden en Ucrania.

Durante la jornada de hoy, la comunidad parlamentaria rusa fustigó al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por castigar la posición cívica independiente con sanciones a funcionarios y legisladores, incluidos en las listas del Departamento de Estado norteamericano y de la UE.

En un proyecto de resolución acerca de las represalias adoptadas por Washington y Bruselas, los diputados de la Duma estatal (Cámara baja) expresaron su convencimiento de que esas medidas no tienen relación alguna con la temática crimea, sino con la postura independiente de su país.

Constata una vez más que Estados Unidos intenta limitar los derechos de quienes tienen una clara posición cívica propia, puntualiza el proyecto discutido este martes en el plenario matutino de esa instancia legislativa.

Similares medidas de restricciones de visado y congelación de cuentas bancarias adoptó la UE contra 13 ciudadanos de Rusia y ocho funcionarios y parlamentarios de Crimea, que declaró ayer su independencia de Ucrania y se proclamó Estado soberano, tras los contundentes resultados del referendo consultivo del domingo.

Apoyaron el proyecto de resolución de la Duma las cuatro fracciones parlamentarias, informó la agencia de noticias ITAR-TASS.

Mientras tanto, organizaciones sociales y de veteranos realizaron multitudinarias demostraciones de apoyo y solidaridad con los pobladores de Crimea, en la jornada denominada Nosotros Juntos, que tuvo lugar en las principales plazas de numerosas ciudades de Rusia.

En declaraciones a Prensa Latina, Veronika Krasheninnikova, directora general del Instituto de Investigaciones e Iniciativas de Política Exterior, consideró un acontecimiento histórico la rúbrica del acuerdo de unificación de Rusia con Crimea y Sebastópol concretada hoy en el Kremlin.

Representa el acontecimiento histórico más grandioso en los últimos 20 años de la historia moderna de Rusia, sostuvo la politóloga y miembro de la Cámara Social de la Federación eurasiática por dos períodos consecutivos.

Con el respaldo de Estados Unidos y la UE, Ucrania, por su parte, reiteró que no reconoce la adhesión de Crimea y Sebastópol a Rusia y advirtió que pedirá apoyo en la ONU y en otros foros internacionales.

El presidente estadounidense, Barack Obama, en tanto, convocó una reunión del grupo de las siete economías más desarrolladas (G-7) para analizar la crisis ucraniana, al tiempo que se anunció que los preparativos de la Cumbre programada para este año en Sochi quedan suspendidos.

La UE indicó que de no apreciarse un cambio en la postura de Rusia sobre el tema de Ucrania podrá recurrir a sanciones de carácter económico, mientras que Tokio advirtió que congelaba las negociaciones con Moscú.

Sin embargo, al intervenir hoy en el Kremlin ante la Asamblea Federal y líderes de Crimea y Sebastópol, el presidente Vladimir Putin resaltó que sondeos de opinión pública revelaron que el 90 por ciento de los rusos coinciden en que se deben defender los intereses del pueblo crimeo.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.