Sala de hemodiálisis de Yaguajay sin fallecidos este año

La sala de hemodiálisis del hospital de Yaguajay comenzó a prestar servicios desde el 2004.   La sala de hemodiálisis del Hospital Joaquín Paneca, de Yaguajay, consolida su quehacer: este año ya atiende a 25 pacientes de la zona norte (Yaguajay y Caibarién).

 

A casi una década de inaugurada, la sala de hemodiálisis del Hospital Joaquín Paneca, de Yaguajay, única de su tipo fuera de la capital provincial, consolida su quehacer: este año ya atiende a 25 pacientes de la zona norte (Yaguajay y Caibarién), no reporta fallecimientos y mantiene la eficacia de sus servicios para alargar la existencia y mejorar la calidad de vida de los enfermos que precisan este tratamiento.

“Hemos logrado que los pacientes padezcan menos complicaciones; presentamos por ejemplo pocos casos de hepatitis  porque somos muy cuidadosos para la manipulación. También se considera importante el resultado alcanzado con la reutilización de los dializadores, que cuestan cerca de 20 euros, en el primer semestre lo reutilizamos más de 11 veces y en julio más de 16”, argumentan el doctor Robel Navarro y el licenciado Sergio Pérez, jefe del departamento de Hemodiálisis.

Desde el 2004 comenzó a prestar servicios esta sala que en la actualidad dispone de cinco riñones artificiales (cuatro de ellos nuevos y uno renovado), con los cuales en lo que va de 2013 han realizado alrededor de 1 700 hemodiálisis.

Solo la entrada de esta unidad se valoró en más de medio millón de pesos, pero cada hemodiálisis cuesta entre 100 y 120 dólares, un gasto verdaderamente alto que saben agradecer los pacientes de esta región, quienes antes precisaban desplazarse alrededor de 60 kilómetros hasta Sancti Spíritus para recibir el tratamiento.

Según los especialistas, la mejoría en el acceso a las hemodiálisis, un procedimiento de Primer Mundo, resulta de cardinal importancia en una patología como la insuficiencia renal crónica, que limita considerablemente a los enfermos y cuyas principales causas resultan la diabetes mellitus, la hipertensión arterial, enfermedades inmunológicas y las uropatías obstructivas (cálculos o tumores).

El colectivo, con unos 40 trabajadores, labora todos los días, excepto los domingos. Cuando se presenta alguna complicación realizan el ingreso en una sala aledaña del hospital. Entre los enfermos, que presentan una edad promedio de 50 a 60 años, se encuentra el paciente más antiguo en recibir este tratamiento en la provincia, quien durante 17 años se ha beneficiado con las hemodiálisis.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.