Sancti Spíritus contra el flagelo de los accidentes

Los accidentes de tránsito que han tenido lugar en la provincia a fines de junio y principios de julio han cobrado varias vidas humanas.Las comisiones de vialidad y tránsito en la provincia espirituana han proyectado medidas especiales durante esta etapa estival con el objetivo de garantizar una mayor seguridad vial y evitar accidentes fatales.

 

Evolucionan favorablemente lesionados en accidente de Jatibonico

Identifican fallecidos en accidente de tránsito

Dos fallecidos y 29 lesionados en accidente de tránsito en Jatibonico

Accidente masivo en Jatibonico (+ fotos)

Durante los meses de julio y agosto miles de trabajadores y estudiantes disfrutarán de unas merecidas vacaciones. Sin embargo, la imprudencia o la irresponsabilidad de cualquier usuario de la vía pública, desde el peatón que se desplaza a pie por las calles, hasta los conductores de todo tipo de vehículos, pueden desembocar en accidentes fatales.

La Comisión Provincial de Seguridad Vial ha proyectado medidas especiales para esta etapa del año. Entre estas figuran los seis puntos de control de alcoholemia para impedir a choferes conducir vehículos después de ingerir bebidas alcohólicas, una de las causas que provocan estos sucesos traumáticos.

La Unidad Provincial de Tránsito de conjunto con Salud Pública, desde el primero de julio hasta el 31 de agosto ubicaron agentes de la PNR y médicos legistas en el Circuito Norte a la salida de Yaguajay para Caibarién, en la Carretera Central límite con la provincia de Ciego de Ávila, en el Circuito Sur de Trinidad a Cienfuegos a la altura del entronque con la Carretera de Topes de Collantes, en la Carretera de Sancti Spíritus a Trinidad, a la salida de dichas ciudades, y en la Autopista Nacional frente al Conejito de Tres Palmas.

Pese a ello, los accidentes de tránsito que han tenido lugar en la provincia a fines de junio y principios de julio han cobrado varias vidas humanas. Una de las causas ha sido la circulación de vehículos de tracción animal, ciclos y tractores de noche sin luces desde las ciudades y pueblos hacia los campos y viceversa, sin que nadie se lo impida, uno de los mayores peligros para la ocurrencia de accidentes masivos.

Son insuficientes las acciones de recogida de animales sueltos en las carreteras y zonas urbanas y apenas se han aplicado este año unos pocos decomisos, a pesar de que muchos propietarios son reincidentes en dicha indisciplina. Los cuadrúpedos provocaron en el 2013 en la provincia 14 accidentes con dos lesionados; los cocheros, 21 choques con 15 heridos y los ciclistas, 22 incidentes con 23 contusos.

Las Comisiones de Seguridad Vial en la provincia y los municipios no han sido lo suficientemente exigentes con los directivos de los organismos a los que pertenecen unos 1 500 vehículos que tienen vencido el certificado del “Somatón”, que los declara aptos técnicamente para circular por un período de dos años, para que estos concurran a la planta automatizada que radica en Sancti Spíritus. Muchos de esos equipos circulan libremente con desperfectos en los sistemas de dirección, frenos o luces.

Cuando el país se propone reducir el índice de mortalidad por accidentes de tránsito a 5 por cada 100 000 habitantes, solo tres provincias han logrado materializarlo: Guantánamo, Las Tunas y Sancti Spíritus, esta última con un real en el 2013 de 3.68, lo cual significa que se hayan salvado seis personas que, según la tasa nacional patrón, podían haber muerto.

El pasado año en el territorio espirituano fallecieron 17 conciudadanos en la vía pública, 10 menos que en el año 2010. En modo alguno las autoridades de la provincia pueden admitir que este flagelo universal vuelva a dispararse en estos predios, con el consiguiente incremento de los fallecidos y lesionados. Hay que prever y eliminar las causas que lo originan.

Un simple recorrido por la ciudad de Sancti Spíritus es suficiente para apreciar la existencia de decenas de premisas potenciales de accidentes de tránsito. Nos referimos a las plantas ornamentales de los parterres en determinadas intersecciones, que por su excesiva altura limitan la visibilidad de los choferes y pueden originar colisiones entre vehículos.

También varios badenes profundos que dejaron los constructores al colocar nuevas capas de asfalto sobre las existentes, en vez de frezar la calle para volver a su capa original y reparar como corresponde, por debajo del nivel de las aceras. Cualquier conductor de un vehículo de otra provincia que se desplace por la calle Independencia y no vea –por inconcebible que resulta- el badén profundo que fabricaron en la esquina de Frank País puede caer en esa trampa, e incluso, partirse el carro en dos, sin que su conductor vulnere la velocidad máxima establecida para el perímetro urbano.

Por último, el carro-jaula adaptado para recoger animales sueltos en las vías férreas de la provincia lleva un año parqueado en Zaza del Medio sin usarse. ¿Qué hacer con tantos directivos y ciudadanos  insensibles? ¿Habrá que esperar a que un nuevo ómnibus choque y fallezcan dos personas y otras 31 sufran lesiones, como ocurrió al amanecer del día primero de julio en Jatibonico; o que otro conductor ebrio, como el del auto que se impactó contra un camión el viernes 27 de junio en las cercanías de Banao, ocasione una tragedia en las vías espirituanas?

4 comentarios

  1. mi criterio muy personal deberían no permitir la circulación por la autopista nacional , y la carretera central de tractores , ni vehículos de tracción animal, se sabe las necesidades de nuestro país en lo que respecta materia de transporte, pero soy muy peligrosa ese tipo de vehículos en estas arterías viales.por su naturaleza de desplacerse sin señales, luces ni nada que los identifique en la oscuridad de dichas vías.

  2. buen análisis critico, a las autoridades de la provincia, que acecines mas, porque las cifras dicen una cosas, peros los hechos demuestran que algo anda mal

  3. ***** Los conductores de vehículos de tracción animal (cocheros) deben poseer la calificación necesaria de la escuela de transito (teorica) pues la mayoría no respetan las leyes del transito por desconocimiento.
    ***** Incorporara el curso de tránsito (teórico) a las clases que se imparten a los estudiantes de 12no Grado (próximos a cumplir 18 años). Los conductores de bicicleta en su mayoría ignoran las leyes del tránsito.

  4. Yo no se como se permite la circulación de coches y tractores por las carreteras de este País, yo soy chofer y en mas de una ocasión e tenido que volverme un artista en el volante como se dice para evadir las imprudencias de estos cocheros lo mismo hacen una parada sobre la via sin aviso para recoger a una persona o hacen un giro sin señalización ninguna, en el caso de los tractores no se porque se les permite transitar por las carreteras tengo entendido que estos son vehiculos agricolas, o sea que estan destinados para trabajar en el campo no para circular por las carreteras debido a que su sistema de diercción y freno no es el adecuado para circular por una via y si hablamos de las calles que ya han reparado que por un mal trabajo les ponen una capa de afalto sobre la otra orita el que no se fije y caiga en una se mata, en el baden que habla aqui el Compañero Luis Herrera tienes que detener el vehiculo por completo porque sino es verdad que se parte en dos, mis felicitaciones por este excelente trabajo de Luis Herrera ahora hay que esperar que este trabajo llega a los oidos de los directivos y ciudadanos que tienen que ver con estas violaciones y que no quede como siempre en un articulo mas de este semanario.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.