Sancti Spíritus detecta delitos e ilegalidades gracias a GPS

En la región espirituana casi la mitad del transporte cuenta con estos dispositivos.El montaje del Sistema de Posicionamiento Global (GPS) en el transporte terrestre y marítimo espirituano ha permitido detectar más de 700 delitos o violaciones de procedimientos, desde el inicio del proceso de instalación de esa tecnología.
Jorge Luis Rodríguez, jefe del Grupo Provincial de Control de Flota (GPCF) en el territorio, refirió a la AIN que entre los hechos descubiertos de mayor envergadura se encuentran el desvío de combustible y de cargas de transporte, excesos de velocidad y recorridos NO autorizados en funciones particulares.
De acuerdo con la magnitud de las violaciones –explicó el directivo– se han tomado medidas disciplinarias, como el descuento salarial, la suspensión de la estimulación o la separación definitiva del medio laboral.
Señaló que tales sucesos ocurren a pesar de que se ha capacitado a todo el personal implicado acerca del funcionamiento del sistema.
También, agregó, se han ahorrado desde el 2008 hasta le fecha, dos mil 368 toneladas de combustible, en su mayoría diésel, lo que ha permitido economizar más de dos millones de pesos en moneda libremente convertible.
Esta herramienta, útil y eficaz para el control, permite realizar operaciones de transporte en beneficio de la economía, porque instalarlo en una base significa el ahorro de un 10 por ciento de combustible, explicó.
Los computadores de a bordo se encuentran implantados en un total de 15 bases especializadas de transporte en el territorio, que incluye los barcos de pesca de camarones y langostas del municipio de Trinidad, además de 17 pipas excepcionales, empleadas en distribuir combustible a los equipos tecnológicos de las empresas.
Rodríguez informó que actualmente se trabaja para llevar el sistema a seis bases más y que en la región espirituana casi la mitad del transporte cuenta con estos dispositivos.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.