Torneo Sub- 23: como anillo al dedo para el béisbol espirituano

Daviel Gómez será el hombre proa, una función que cumplió a las mil maravillas con los Gallos en la pasada campaña. De los 25 peloteros que integran la nómina del equipo de Sancti Spíritus en el sub-23, 18 formaron parte del equipo de los Gallos en la pasada contienda.

Cuando este martes los muchachos que representan a Sancti Spíritus en la Primera Serie Nacional Sub-23 inicien su periplo por este corto torneo se habrán sembrado nuevas simientes en el propósito de la provincia de garantizar el futuro beisbolero.

Dieciocho de los 25 peloteros que integran este grupo hicieron el grado de los Gallos en la pasada campaña, aunque no todos tuvieron una participación activa.

De ahí que ahora tengan la oportunidad de jugar un poco más el béisbol, la única manera de que un pelotero se haga como tal, aun cuando este nivel no es todo cuanto se ansíe en materia de calidad.

A pesar de que a todos los elencos del país les hace bien esta inyección, a Sancti Spíritus le viene como anillo al dedo, no solo por haber ocupado el último lugar el pasado año, sino porque en los últimos tiempos ha perdido figuras importantes y hoy varios de los peloteros que ocupan posiciones de privilegio acusan lo que se llama la curva del rendimiento por el paso del tiempo.

Para el mánager  Lázaro Martínez, la mayor fortaleza se encuentra en el pitcheo, un criterio que es compartido por el entrenador de esa área, Roberto Ramos: “Hemos definido el rol de cada lanzador, pensando incluso en cómo puedan prepararse para la Serie Nacional. En este sentido los cuatro abridores serían Javier Vázquez, Aldo Conrado, Carlos M. Sierra y Pedro Álvarez; como relevistas intermedios se utilizará a Hebert González, Osvaldo Santiago, Yosbel González y Leonaldo Domínguez  y como cerradores a Yandry Matos, Ramón Zúñiga y Yankiel Maure, aunque en dependencia de cómo se comporte el torneo este último pudiera hacer también la función de un quinto abridor.

“Son jóvenes que vienen de la categoría escolar con resultados y se ha hecho buena preparación, son brazos jóvenes, no hay lesión y deben aportar el cuarenta por ciento de los Gallos”, apuntó.

Con esa carta de presentación, Martínez ha apostado por una alineación que debe imprimirle velocidad al elenco, algo que pudiera ser asimilado por los Gallos, si concordamos en que ha perdido la fortaleza ofensiva de otros años

El director anunció, por tanto, una formación donde se trata de combinar la rapidez con la fuerza demostrada por algunos jugadores.

Así Daviel Gómez (segunda base) será el hombre proa, una función que cumplió a las mil maravillas con los Gallos en la pasada campaña antes de lesionarse una mano, al punto de compilar sobre 400; Julio Cabrera, como torpedero, debe imprimir rapidez en el segundo madero, al igual que el primera base José Carlos González, un muchacho que demostró cierta fortaleza al bate en el campeonato provincial con 14 extrabases (siete dobles, tres triples y cuatro jonrones).

Para Ángel Luis García (jardinero izquierdo) será la gran oportunidad de demostrar el talento que enseñó en las filas juveniles, cuando lideró en más de una ocasión las impulsadas y los cuadrangulares. Ya en la provincial se llevó el liderazgo de las empujadas con 33 y ahora como cuarto bate debe halar también a sus compañeros.

En el quinto puesto estará el designado Yoandy Suárez, seguido de Luis Serrano (tercera base, uno de los mejores somatotipos del béisbol espirituano). En el séptimo puesto se encuentra Jorge Ruiz, (jardinero derecho), en el octavo el receptor Yunior Ibarra, quien calzó con buen saldo los arreos de los Gallos en la pasada temporada y el jardinero central Javier Martínez, un muchacho rápido que le redondea la alineación.

“La fortaleza está en el pitcheo —recalca Lázaro—,  pero veo bastante bien el resto de los departamentos, contamos con velocidad en las bases y eso lo vamos a aprovechar al máximo, ellos estuvieron concentrados desde enero pasado, entrenando de  lunes a viernes y eso ayuda mucho.

“Estos juegos serán como una preparación  más para prepararse para la competencia en septiembre, pero vamos a jugar a ganar y  estar entre los seis que van a la final, ellos mismos se lo han propuesto, hay mucho ánimo, mucho ambiente”.

Mucho tendrá que trabajar este elenco en la defensa, el lado flaco de los conjuntos espirituanos en los últimos años. De ahí la importancia de que se puedan limar las debilidades en ese departamento

Después de un cambio tras otro desde que fuera anunciado en diciembre pasado, finalmente el torneo se jugará  con 16 equipos, divididos a razón de cuatro por grupos: el A, que jugará en el estadio Palmar del Junco de Matanzas, estará conformado por los anfitriones, Isla de la Juventud, Pinar del Río y Artemisa; el B, con sede en el 5 de Septiembre, de Cienfuegos, acogerá junto a los locales a La Habana, Mayabeque y Villa Clara; el C, con asiento en  el José Ramón Cepero, de Ciego de Ávila, tendrá como animadores, además de los avileños, a Camagüey, Las Tunas y Sancti Spíritus, y el D, que jugará en el Calixto García y Feliú Leyva, de Holguín, enfrentará a Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma y los anfitriones.

Serán 24 partidos en la fase regular (ocho ante cada conjunto de su llave) y clasifican los primeros de cada llave y los dos mejores segundos de manera integral. Estos se enfrentarán por el sistema de todos contra todos a dos vueltas del 30 de agosto al 9 de septiembre.

Los dos primeros lugares efectuarán un play off de cinco a ganar tres entre el 10 y el 16 de septiembre.

Según el Congresillo técnico, los partidos se jugarán a las 10 a.m., a la 1:30 p.m. y a las 7:15 p.m.  Los espirituanos debutarán ante Camagüey este martes.

Equipo completo

EQUIPO MENORES DE 23.

Receptores:   Yunior Ibarra (Sancti Spíritus) y Zefer Ríos (Cabaiguán).

Jugadores de cuadro: José Carlos González, Daviel Gómez y Julio Cabrera (Fomento), Luis Serrano, Mario Suárez  y Alberto Rodríguez (Trinidad), Yoandi Suárez (Jatibonico) y Yankiel Mencía (Sancti Spíritus).

Jardineros:  Ángel Luis García y Jorge Ruiz (Sancti Spíritus), Javier  Martínez (Trinidad) y  Lenier Ulloa (Taguasco).

Lanzadores:  Aldo Conrado, Javier Vázquez, Osvaldo Santiago,  Yandry Matos y Ramón Zúñiga (Trinidad), Carlos M. Sierra (Cabaiguán), Yankiel Maure (Taguasco), Pedro Álvarez y Yosbel González (Sancti Spíritus)  y Leonardo Domínguez (Yaguajay).

Director: Lázaro Martínez.

Entrenadores: Héctor Huelga,  Reinier Escobar, Carlos Pérez y Roberto Ramos.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.