Un café bohemio

El Café Express, pese ser esencialmente gastronómica, se ha convertido en un sitio cultural.A cinco años de su inauguración el Café Express de Fomento deviene un espacio propicio a la música y a la poesía.

El Café Express del municipio montañoso de Fomento celebra sus cinco años de fundado junto a escritores y músicos que llegan hasta allí para degustar de la agradable bebida y la buena poesía.

El tercer jueves de cada mes sesiona en sus predios, auspiciado por los escritores fomentenses Ángel Martínez Niubó y Pedro de Jesús López, el proyecto Expresarte, un espacio místico que se convierte en el escenario oportuno para reencontrarse con la trova y los amigos de siempre, para respirar versos y entonar las más disímiles letras que invocan los viejos recuerdos.

Diversas son las personalidades que visitan año tras año esta institución que, pese ser esencialmente gastronómica, se ha convertido en un sitio cultural. El llamado Libro de Oro recoge las impresiones de autores como Nancy Morejón, Pablo Armando Fernández, Luis Marré, Pedro de Orá y Virgilio López Lemus a su paso por el centro.

“Todos los meses veo cómo hacen su visita personas reconocidas de nuestro país, escriben en el Libro de Oro y dejan allí plasmada la magia de sus escritos, hasta una canción le dedican a esta esquina que ya se la transformado en el sitio más concurrido, tanto para los habitantes del municipio como para los foráneos”, afirma María Ramona Béquer Febles, administradora de la entidad.

De igual forma, otros proyectos han acompañado los cinco años de vida del Café. La brigada José Martí no solo compartía sus tardes de sábados con los niños, sino que el nombre de la actividad hizo crear una nueva modalidad de la gustada bebida, el Confiarte, una mezcla de las más disfrutadas por quienes se acercan a la localidad.

Como institución el Café Express es, además, un sitio donde los domingos se reúne la familia, se organizan actividades recreativas y se festeja cada día de las madres o de los padres y el cumpleaños del Comandante en Jefe; festejos que en ocasiones trascienden las paredes del local para convertir el parque municipal en un colador gigante, donde el primer café se toma antes de que el sol anuncie su llegada.

La autora es estudiante de Periodismo en la Universidad Central de Las Villas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.