Uneac espirituana impulsa proyecto tras el congreso

La sede de la Uneac, en el bulevar espirituano, promueve múltiples proyectos a favor de la cultura. La Uneac del territorio, con la colaboración de varios artistas e intelectuales, lleva adelante diversos proyectos en bien del pensamiento y la cultura.

Convertir la casona de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), ubicada en el bulevar espirituano, en un sitio desde donde se irradie un crecimiento cultural y espiritual constituye la esencia misma de múltiples proyectos que desarrollan los miembros de esta organización y otros intelectuales, como una especie de continuidad y respuesta a las múltiples urgencias de la nación, debatidas durante el reciente congreso de ese gremio.

Marcos Antonio Calderón, presidente de la Uneac en la provincia, comentó a Escambray que durante algún tiempo este lugar funcionó como un sitio festivo donde se recibía una propuesta con bebidas y bailes para sustituir las ofertas ausentes de Comercio y Gastronomía.

“Aquí tenemos un teatro, algunas galerías y otros espacios con propuestas de calidad que muchas veces permanecen vacíos. Sancti Spíritus no se está movilizando, no estamos formando una ciudad, sino una estructura arquitectónica y nos corresponde contribuir a cambiar esa situación”, comentó el intelectual.

Con ese fin y dirigidos fundamentalmente hacia los jóvenes y adolescentes —un eslabón decisivo en la isla, que se ha convertido en blanco predilecto de las campañas subversivas emprendidas desde el exterior contra Cuba—, miembros de la organización y otros artistas protagonizan alrededor de una decena de proyectos.

Entre ellos aparece Cultos y libres, ideado por la Sociedad Cultural José Martí, la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y la propia Uneac, que realiza un desmontaje inteligente para enseñar a leer los mensajes reales de las propuestas audiovisuales incluidas en el llamado “paquete de la semana”.

Por su parte, Senderos, liderado por Edelmiro Bonachea, Lalito Cardoso y Carlos Gómez, promueve el diálogo y los valores patrimoniales de la música espirituana, en particular entre los muchachos de la Brigada José Martí, quienes sistemáticamente laboran con otros jóvenes.

“Ciudad, patrimonio, arqueología y naturaleza reúne a expertos de la talla de la historiadora María Antonieta Jiménez (Ñeñeca), Roberto Vitlloch, Luis Olmo y Abel Hernández, quienes intercambiarán con estudiantes en las escuelas sobre las maravillas y valores desconocidos de la villa y su entorno.

A estas ideas, todas con una frecuencia de desarrollo mensual, se suman otras en ciernes como El lío de Lía, que propone una descarga de trova contemporánea; La acción del diálogo, dedicada a las artes escénicas; Concuerdas con Roberto, una interesante propuesta musical; y la interacción edificante de Monguito Cuba con los niños.

Además, los municipios se vinculan con esta intención de la Uneac a partir, por ejemplo, del espacio ya ganado por el Trío Colonial en el Café literario de Cabaiguán, de las ideas que preparan la fusión de la trova y la poesía en Fomento y de las presentaciones y charlas teatrales que se disponen en Taguasco.

Igualmente, se gestan otros dos proyectos que incluyen creadores nacionales: uno, para formar críticos teatrales y contribuir a comprender mejor el arte de las tablas, con el crítico Omar Valiño; y el otro, con vistas a incentivar al hábito de la lectura en los niños, con la participación del editor y escritor Esteban Llorach y la Editorial Gente Nueva.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.