Periódico de Sancti Spíritus

Venezuela: Maduro denuncia ataques mediáticos contra su país

El pueblo de Venezuela ya tiene suficiente conciencia crítica, pero en el mundo tales mentiras repetidas ganan espacio, dijo Maduro.El presidente venezolano, Nicolás Maduro, denunció la orquestación de una campaña mediática internacional para desestabilizar al país y generar una matriz de opinión negativa sobre el proceso revolucionario.

Varias cadenas de noticias como CNN mostraron durante los últimos días imágenes y vídeos de supuestos pacientes en el Hospital Central de Maracay, en el central estado de Aragua, con una rara enfermedad y hasta ofrecieron cifras de muertos, señaló el mandatario.

Pero ya las autoridades médicas de esa institución desmentieron esos hechos infundados, que en realidad pretenden generar caos e inestabilidad en la nación, rebatió el jefe de Estado.

El pueblo de Venezuela ya tiene suficiente conciencia crítica, pero en el mundo tales mentiras repetidas ganan espacio y la gente se intoxica de falsedades difundidas para generar odio, añadió.

Desde fuera, pretenden imponer una matriz de terrorismo psicológico por medio de campañas como esta, dijo.

También llamó a desarrollar acciones de carácter judicial hacia esas cadenas pues en Venezuela no existen ahora virus letales como divulgaban algunos medios, aseguró el mandatario.

En la actualidad, las autoridades locales realizan una investigación al respecto y el mandatario solicitó el apoyo de la Organización Mundial de la Salud para esclarecer la situación.

Incluso, existen sospechas de que esta campaña mediática pretendía apoyar el inicio de una guerra bacteriológica contra Venezuela, señaló Maduro.

Según el gobernador del estado de Aragua, Tareck El Aissami, esta nación nunca antes había enfrentado un ataque de ese tipo, utilizando precisamente un tema tan sensible como la salud de las personas.

Pretenden generar una conmoción social, una neurosis colectiva para dañar al proceso revolucionario, concluyó.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.