Venta de materiales: dudas e insatisfacciones

La venta de materiales de la construcción resulta una opción imprescindible para la mayoría de quienes construyen o reparan sus viviendas. Múltiples criterios cuestionan la inestabilidad del abasto, los precios y la calidad de los materiales de la construcción.

 

Gracias a una ayuda familiar, Belkis Hernández decidió pagar a 14 pesos el metro de cabilla “por la calle” para finalmente poder fundir la placa de su casa, pues durante meses intentó adquirir las barras de acero en la tienda, pero resultó imposible. Muchos que no disponen de remesa aún esperan el momento para comprar este u otros surtidos que necesitan y se pierden de los puntos de venta.

El expendio liberado de materiales de la construcción —una opción imprescindible para la mayoría de los involucrados en la construcción o reparación de sus viviendas—, ya dispone en el territorio de una red de 11 tiendas y 55 puntos; sin embargo, múltiples criterios cuestionan la inestabilidad del abasto, los precios, la calidad…

Escambray se acerca al tema a través de las respuestas de directivos del Grupo Empresarial de Comercio con una realidad establecida: en el 2013 las ventas de estos elementos constructivos se incumplieron en alrededor de 7 700 000 pesos, debido —según esta fuente informativa— a la no entrega de un nivel de productos de los suministradores Universal Cabaiguán y Provari.

Pero Comercio firmó contratos con los abastecedores, ¿qué acciones emprendieron a partir de estos incumplimientos?

Ariel Fernández, director general: Las autoridades del territorio dan seguimiento continuo a este programa. Hicimos análisis con la Universal. Logramos cumplir el plan inicial, pero en junio subieron 13 millones de pesos. Iban a venir más recursos, dieron algunos, otros se incumplieron. Se hacen demandas por los comercios municipales, pero si los abastecedores demuestran que en total no hubo afectación económica pierden la reclamación. Los suministradores argumentaron problemas tecnológicos y productivos, falta de materia prima, incumplimientos nacionales por dificultades con la importación. Algunos territorios cumplieron sus planes, la situación más crítica se localizó en Yaguajay, Cabaiguán y Sancti Spíritus.

¿Por qué algunos municipios cumplen y otros no?

Ariel: Porque hicieron gestiones. Cumplieron el plan, pero no los aportes al presupuesto, eso es como enamorar por andar alegre.

La población se beneficia con esas gestiones, ¿su respuesta significa que menosprecian la autogestión?, ¿acaso es mejor sentarse a esperar como el pichón?

Ariel: No pueden hacer la autogestión. Eso no está contratado ni aparece en plan. A Comercio se lo tienen que poner todo en el lugar, cuando gestiona un recurso necesita alquilar un transporte y está deteriorando los indicadores, después no cumple con las utilidades, resuelve un problema y crea tres. No es quedarse sentado, pero el mayorista tiene que garantizar el producto hasta la red de mercados.

Ariel Fernández, director general del Grupo Empresarial de Comercio. ¿Entonces el sistema establecido limita las gestiones de la base?

Ariel: No es que yo indique que se sienten a esperar, la indicación del país es que ellos reciban por los mayoristas. Lo que sí les indico es que no pueden violar nada. Hay que exigir a los proveedores que cumplan con lo que tienen que cumplir. Si les exigieran a la Universal y les hubiera llevado los productos sería satisfacción para la población, no hubieran deteriorado los indicadores, hubieran cumplido el plan de aporte al presupuesto y obtenido el superávit planificado.

¿Entonces admite que los municipios no exigieron lo suficiente a los suministradores?

Puede que no hayan exigido lo suficiente a la Universal, pero los que lo hicieron tampoco tuvieron respuesta. El problema está en el tema importación. No todo está organizado, pero logramos cumplir la mayoría de los planes.

Según sus análisis, toda la responsabilidad del incumplimiento recae en los suministradores, ¿y las unidades de comercio?

Ariel: Puede que hayan existido niveles de insuficiencia en el trabajo, tuvimos que mover a cuatro directores. Se ve un despertar en el sistema de trabajo.

José: La responsabilidad es netamente de los proveedores, si no entregan los productos que son vendibles no los podemos vender. No puedo hacer gestión de venta, por ejemplo, con la madera que vale 280 pesos una viga, es un problema de precios. Puede haber insuficiencias nuestras por no mover los productos de lento movimiento, pero con eso incurrimos en gastos no planificados. Donde tiene que haber los productos es en las tiendas. Lo nuestro es hacerles propaganda, gestionar rebajas, ya por suerte nos facultaron a proponerlas, pero siempre a partir de la ganancia de la empresa.

La población se queja de los altos precios, ¿para este año existen perspectivas de alguna rebaja?

José: Los precios se mantienen, son nacionales, nosotros no ponemos precios.

¿Cuáles materiales de la construcción salen menos por su alto costo?, ¿han solicitado rebaja para ellos?

José: La manta de techo granulada, la madera que entró de importación, la bovedilla, el mortesac (mortero en saco). Lo hemos transmitido, pero no se ha aprobado, lo que se aprobó ahora es el Decreto 315, solo se rebaja cuando tengamos ganancias.

La calidad de unos cuantos renglones también aparece cuestionada, ¿cuáles presentan más problemas y qué actitud ha tomado el Grupo con esas mercancías?

Ariel: El bloque de Provari, que es una producción casi manual y el piso de la industria de materiales que se vende por Yaguajay, Fomento, Cabaiguán. No todos los productos tienen mala calidad.

Pero las tejas de fibro también se parten mucho.

Ariel: Sí, pero todo se repone, a la población no se le vende nada en mal estado.

José: En los primeros nueve meses del año pasado hubo problemas con las tejas de fribrocemento, a partir de noviembre entraron 27 000 tejas de fibro que no tuvieron problemas y las que van a entrar ahora son de Artemisa, con más calidad que las de aquí.

En el 2013 las ventas de estos elementos constructivos se incumplieron en alrededor de 7 700 000 pesos.¿Y esa producción defectuosa no afecta la economía de Comercio?

José: Lo que se rompe en la transportación y en el proceso de bajarlo, lo reponen. Lo que no reponen es lo que se rompe después que lo recibimos. Lo que se deteriora ya en mi unidad lo vendo con un porcentaje de descuento.

A ustedes se lo cambian, pero cuando a la población se le rompe un producto nadie se lo repone.

José: No puedo hacerme cargo de la manipulación que hacen los demás porque no sé cómo la hicieron. No sé hasta qué punto es el nivel de afectación porque esa crisis con la calidad no la he visto.

Existen también inconformidades por el acaparamiento, ¿qué acciones han desarrollado para enfrentar ese fenómeno?

Ariel: El único que tiene ese problema es el acero. La crisis la da la escasez, el plan no satisface la demanda de la población. Se protegen los subsidios y para la cola no se venden más de 30 cabillas. El producto liberado no lo puedo normar y lo hemos normado. Después el cuentapropia va para arriba de mí porque unos hablan de acaparamiento, pero los de las nuevas formas de gestión te dicen que no los puedes limitar.

¿Qué perspectivas existen con el suministro de cabillas para este año?

Ariel: Algo menos que para el año anterior. Se redujeron también el techo, las puertas y las persianas. Se aumentó en cemento y áridos que la población demanda mucho.

¿Qué posibilidades tienen los subsidios aprobados para adquirir sus materiales?

José: Los subsidios tienen máxima protección, se les reservan los recursos como está establecido los cinco días, el acero se lo reservamos incluso sin hacer la prefactura para que no les falle.

¿Qué perspectivas existen para la venta de materiales en el 2014: mantener la situación, mejorarla o empeorarla?

José: En enero y febrero estamos sobrecumpliendo con lo que quedaba en inventario, pero se está acabando. Pretendemos cumplir el plan de circulación mercantil que se rebajó este año. Se están previendo menos materiales. Se va a reducir todo lo importado.

Ariel: Al producto líder, el cemento, no le rebajaron el plan, se mantienen más o menos las mismas cifras de acero, vamos a tener más áridos. Va a haber menos techo, puertas y ventanas.

A partir de estas limitaciones, ¿se han propuesto algunas acciones para perfeccionar la comercialización?

Ariel: El perfeccionamiento tiene que partir de la exigencia con el suministrador para que cumpla el contrato en la fecha establecida, lo estamos discutiendo desde el inicio.

José: Queremos incrementar los silos de cemento, hemos tenido buenos resultados con eso en Yaguajay. La otra vía de perfeccionar es seguir creando más condiciones en las tiendas de materiales.

2 comentarios

  1. Sucede que en los lugares donde se vende la cabilla y demás materiales se hace una lista para cuando esta llegue (cabilla) y que casi siempre son los mismo que la compran para después revenderlas, como tienen suficiente tiempo para eso y viven a costillas del pueblo su trabajo es ese y a veces en complot con los mismos trabajadores de ahi. Creo que le dieron más vida a los revendedores. Saludos.

  2. Aqui yace la esencia del pensamiento del entrevistado:No pueden hacer la autogestión. Eso no está contratado ni aparece en plan..Si algo no esta en los contarto o donde sea..que se fastidie el pueblo,es el clasico pensamiento burocratico..Por suerte para sus pobladores otos municipios si enamoraron por estar alegre y les intereso mas su gente que el “Plan”..Ahora si el unico que produce y vende cabilla es el estado de donde sale la cabilla que compro Belkis?..sigan la pista y terminara en uno de esas tienda que no cumplieron el plan.
    En cuanto a Grupo Empresarial de Comercio y sus burocratas con su actitud solo demuestra el escaso respeto que tienen a la opinion publica y al pueblo,olvidan que estan en sus puestos para servir y que esa empresa no un negocio particular,que le deben a la prensa y a los ciudadanos cuanto explicacion se les pida..El secretismo solo sirve para esconder el mal trabajo,la corrupcion y ahuyentar las criticas..Espero que los superiores de estos dirigentes tomen nota de estas actitudes..Este es el periodismo que estoy seguro el pueblo quiere y estos son los dirigentes que no quieren..ah y no me digan intruso que con mi dinero tambien se compra cabillas

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.