Vivencias de guarachero

Siempre con la inspiración, el humor y el espíritu para crear. El músico autodidacta Félix Alonso Terry lleva ritmo y melodía en la sangre.

Lo recuerdo airoso y desenvuelto marcando el paso como cabeza de fila de la comparsa Aires de Pueblo Nuevo, del popular Mundamba, en cada Santiago Espirituano por un tiempo que él sitúa en 29 años. Cierro los ojos y veo las evoluciones casi perfectas de hombres y mujeres con vistosos atuendos llenando de ritmo y de color las calles engalanadas de la villa del Yayabo.

Eso en Sancti Spíritus lo saben todos —o casi todos— los que peinan canas y conocen a Félix Valoy Alonso Terry. Lo que la mayoría ignora es que este hombre de 83 años bien luchados tiene una vocación tanto o más fuerte que la de comparsero: la de compositor de números musicales y de poemas, con más de 30 canciones certificadas a su nombre, algunas de ellas interpretadas por conocidas agrupaciones locales y de otras partes de Cuba.

FICHA PERSONAL

Félix Terry —como se le conoce— nació en Ciego Banao, Guasimal, en una finca perteneciente a Jacobo Menejías y vino para Sancti Spíritus con su madre y sus dos hermanos cuando tenía 10 años, aunque por algún tiempo siguió frecuentando aquella zona.

Su larga vida laboral la inició todavía muy niño por la pobreza familiar que lo obligó a calzar los arreos de limpiabotas, trabajar en una cervecera, en el hotel Pasaje y en los hostales Flor de Cuba, La Palmita y otros lugares; fue constructor, empleado de ferretería, miliciano y participó en la Limpia del Escambray.

Nunca entró en un colegio como alumno ni vistió jamás uniforme escolar debido al gran agravio que sufrió antes de 1959 en una escuelita rural, cuando él y otros niños negros llegaron un primer día de curso y el profesor les dijo que no había clases porque los demás alumnos se habían negado a asistir. Allí juró que jamás pondría los pies en una escuela.

Hoy, Félix Terry siente sana envidia por quienes sí pudieron estudiar, como sus nueve hijos. Aun así, se expresa con la claridad y precisión de una persona instruida.

PEQUEÑA GRAN HISTORIA¡

Hasta los 29 años no sabía ni la A —cuenta Félix—. En mi vida nunca fui a una escuela, pero parece que saqué algo de mi papá, pues siendo analfabeto hice muchas composiciones musicales —muestra una lista y dice que todas son canciones escritas y registradas por él—. Y tengo muchas más que no he podido inscribir, igual que los poemas. Otra cosa: por no saber leer ni escribir hacía las poesías y la gente se las apropiaba. Por ejemplo, estando en el ejército hice las primeras poesías de mi vida, pero como no sabía escribirlas ni que tenía que inscribirlas, ciertos individuos las copiaban o grababan y después las presentaban con su nombre.

Es el caso de El 10 de marzo fatal —sobre el golpe de Estado de Batista en 1952—, una de las primeras que yo saqué. Esa después apareció en un texto a nombre de otro, al igual que la del Che, pero los que estaban conmigo cuando yo las declamé por primera vez hace ya muchos años saben que fui yo quien las hice.

¿Qué temas lo inspiran?

Yo me inspiro en el amor, pero también en personalidades famosas de la música en Sancti Spíritus, como Companioni, Teofilito, Varona y muchos otros.

Hice canciones como Genio divino, que está dedicada a Miguel Companioni, y Recuerdo a Teofilito, inspirada en ese bardo ilustre que tuvimos los espirituanos. Otra titulada A Varona, gran compositor nuestro. También una que la canta el Trío D’ Gómez, Chocolate, inspirada en un negro de apellido Zamora, muy conocido aquí, que recoge materias primas, y me dijo: “Sácame una canción a mí”, y se la compuse.

Entre mis números registrados figuran: Nuestro amor fue en vano, El son yayabero, Con sabor a son, El mundo no se va a acabar, Escucha mi rumba, El faro de América, La realidad de un amor y No te puedo olvidar, donde se incluyen rumbas, pasacalles y boleros románticos.

¿Cuáles agrupaciones han interpretado su música?

El Trío D’ Gómez, la orquesta Sublime, los Grupos Rítmicos de Palma y Yayabo, así como algunos solistas han interpretado números míos.

¿Qué reconocimientos ha recibido por tantas composiciones y tan larga trayectoria?

Me dieron la Distinción por la Cultura Nacional, que me la entregó Abel Prieto, entonces Ministro de Cultura. Allí estábamos 16 artistas y compositores y todos recibimos diferentes distinciones, pero a cuatro nos entregaron la medalla Por la Cultura Nacional Alejo Carpentier.

EJEMPLOS VÁLIDOS

Con el propósito de ahondar sobre el tema del plagio y la apropiación indebida del derecho de autor en la esfera cultural, Escambray consultó en la Biblioteca Provincial el trabajo del músico e investigador Sixto Edelmiro Bonachea Jiménez, La verdadera historia de Yayabo en la revista La Pedrada  No. 3 de 2003, donde se pueden conocer aspectos muy interesantes sobre el particular.

Entre estos, que costó mucho trabajo se le reconociera a Rafael Gómez “Teofilito” la autoría de la inmortal Pensamiento, inscrita y grabada a nombre de Eduardo Sánchez de Fuentes antes de 1959 y que solo con los esfuerzos del maestro Odilio Urfé —ya fallecido— se pudo hacer justicia después del triunfo de la Revolución.

Otro ejemplo ilustrativo es el del famoso pasacalle Tú que me decías o Yayabo, de Emilio Valle Pina, composición típicamente espirituana en la cual le ayudaron sus hermanos Raimundo y Juan, la cual fue presuntamente copiada e inscrita por el músico pinareño Antonio Sánchez Ruiz, conocido por Musiquita, durante el SantiagoEspirituano de 1947. Sánchez Ruiz murió como autor verdadero de un número que, según entendidos, solo un yayabero podía concebir.

 

El 10 de marzo fatal

La república dormía

de Pinar del Río a Oriente

ajena completamente

al peligro que corría.

Mas, porque no presentía

el asedio del chacal

despertó con un dogal

en la garganta, de acero

el madrugonazo artero

del 10 de marzo fatal.

 

Por el descaro inaudito

del hecho que acontecía

la Posta 6 se rendía

en la entrada del delito.

Se alzó entre el pueblo un grito

de justicia y redención

Un hombre sin corazón

ahogó en pueblos y bateyes

los preceptos de las leyes

y de la Constitución.

 

Era un nuevo Lucifer

el rufián que traicionaba

la patria y se apoderaba

por la fuerza del poder.

Cuba empezó a padecer

sus abusos, sus engaños,

sus crímenes sin tamaño

y su codicia insaciable

a través de un implacable

suplicio de siete años.

 

Siete años de corrupción,

de saqueo, de exterminio

de robo, de latrocinio,

de barbarie y perdición.

Fue tal la depravación

de su sangrienta conquista

que por causas imprevistas

ahogó valientes criterios

y llenó los cementerios

de jóvenes progresistas.

 

Vivió en ese desespero

sumido el pueblo cubano

Hasta que cayó el tirano

el día Primero de Enero.

De su garganta de acero

la patria airosa y triunfal

logró quitarse el dogal

que una mano despiadada

le puso en la madrugada

del 10 de marzo fatal.

2 comentarios

  1. Desearia conocer como puedo acceder al articulo La vida fecunda de Nena lopez publicado por Pastor Guzman a raiz de la muerte de esta luchadora jatiboniquense.

  2. Ojalá aqui en Venezuela hicieran poesias sobre la revolución bonita, la que Chavez nos dejó¡

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.