Periódico de Sancti Spíritus

Alertas con la dieta

Para manifestar su inconformidad con la respuesta recibida en la Oficoda radicada en el Doce Plantas, escribió a esta columna la lectora Zoila Viera Viera, vecina del edificio No. 4, apartamento 13 en Ampliación de Olivos II, Sancti Spíritus.

Cuenta Zoila que el pasado 6 de noviembre expiró la fecha que hacía efectiva la dieta médica de su madre, aquejada de diabetes, por lo que el día 12 del propio mes “se fue al consultorio, se renovó la misma y fue entregada en la dirección del Policlínico Centro, donde debía ser firmada y acuñada. La dieta retornó a nuestras manos el día 18 del propio mes y al siguiente acudí a la Oficoda para concluir el trámite. Una vez terminado el mismo, la compañera me dijo que hasta el mes de diciembre no podría adquirir la leche, y la carne, hasta enero del 2016”, detalla.

“No me explico por qué, si esta es una renovación de la dieta ya existente, demora tanto. Lo mismo la Empresa Láctea que el Combinado Cárnico se encuentran en el propio municipio donde está enclavada la Oficoda”, razona la remitente.

Interrogado al respecto, Daniel Peralta Morales, especialista principal del Registro Provincial de Consumidores, aclaró que cuando se trata de una asignación nueva de dieta el suministro no se recibe hasta el mes siguiente, pero si lo que se procura es una renovación la asignación de ambos productos alimenticios debe ser mantenida hasta el cierre del mes en que expira la dieta, como parece ser el caso narrado. “Si la persona o el familiar se descuidan y no solicitan la renovación dentro de ese mes, sino al siguiente, reza como una dieta nueva. Las demoras obedecen a que el Combinado Lácteo realiza su censo para nuevas cuotas de la última decena del mes los días 17, en tanto el Cárnico cierra el mismo los días 15 de cada mes”, explicó la fuente.

Por lo que puede verse, resulta recomendable estar pendientes de las fechas de vencimiento de ese tipo de asignaciones especiales y, además, ante incomprensiones o inconformidades, procurar aclaraciones en los niveles superiores. Ojalá a estas alturas la equivocación que habría tenido lugar de ser tal y como lo relata quien escribe haya sido subsanada.

PRECISIONES SOBRE “TÍTULO POLÉMICO”

A fin de aportar precisiones al escrito “Título polémico” de esta sección, publicado en la edición del pasado 28 de noviembre, Dania Quesada Madrigal, asesora de Títulos y Diplomas de la Dirección Provincial de Educación, remitió un mensaje a esta redactora. La primera acotación concierne a un error involuntario a la hora de ordenar la información ofrecida por ella sobre los procedimientos que avala la Resolución Ministerial 174 del 2013, Resuelvo 1, Anexo 1, a tenor de la cual para matricular en la Facultad Obrero Campesina (FOC) la graduada de Educador de Preescolar, cuyo caso abordó este espacio puede hacerlo, según acota la fuente, con los créditos de noveno grado o de la mencionada escuela. El error en el escrito anterior consistió en atribuirle a dicha Resolución el basamento jurídico para afirmar que “los títulos de las escuelas pedagógicas tienen nivel medio superior con continuidad de estudios diseñada solo para la especialidad previamente elegida”. Tal afirmación resulta, no obstante, enteramente cierta. De acuerdo con Quesada Madrigal, al hacer referencia a un título no se debe plantear que este avala el duodécimo grado o el noveno, ya que si bien nuestra Educación General incluye 12 grados, el vencerlos, significa igualmente graduarse de Bachiller, que es también el nivel medio superior validado por la FOC.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.