Anuncia Santos pronto regreso de negociadores a Cuba para diálogos

Santos reiteró su confianza en que 2015 será el año de la paz en Colombia.El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, aseguró que los representantes gubernamentales en los diálogos de paz regresarán pronto a La Habana, con el mandato de acelerar las gestiones y lograr un acuerdo lo más pronto posible.

Ese equipo negociador reanudará las pláticas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) para terminar el conflicto armado, que dura ya más de 50 años.

Los voceros del Ejecutivo van a volver a Cuba muy pronto con la instrucción de acelerar el paso de las conversaciones para finalizar cuanto antes la confrontación interna, afirmó el mandatario al término de varias sesiones de análisis sobre el proceso pacificador, desarrolladas en Cartagena de Indias.

Desde el pasado viernes comenzaron las reuniones a puertas cerradas en esa caribeña ciudad, con la participación de asesores internacionales, a fin de valorar los consensos alcanzados entre las partes beligerantes.

También para delinear los pasos siguientes cuando restan puntos claves de la agenda como justicia transicional, desarme, desmovilización y reintegración a la sociedad de los guerrilleros.

El período bélico dejó 6,8 millones de víctimas, entre ellos unos 230 mil muertos.

Desde el pasado 20 de diciembre las FARC-EP pusieron en vigor un cese el fuego unilateral y por tiempo indefinido.

En una alocución desde Cartagena de Indias, el jefe de Estado recordó que fue reelegido para terminar la guerra por la vía negociada y reiteró su confianza en que 2015 será el año de la paz en Colombia.

Hemos perfilado la hoja de ruta a seguir, insistió Santos al concluir el encuentro, encabezado también por el exvicepresidente Humberto de la Calle, al frente de la delegación gubernamental que negocia en la capital cubana desde 2012 con su contraparte del movimiento insurgente.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.