Benefician instalaciones sociales en Taguasco y Jatibonico

Una decena de centros destinados a la prestación de servicios fueron reinaugurados en la provincia de Sancti Spíritus luego de recibir beneficios constructivos

sancti spiritus, taguasco, jatobonico, obras sociales, salud publica
Una sala de Ginecología y Obstetricia en el policlínico de Taguasco estuvo entre las obras inauguradas. (Foto: Gerardo Legón)

Una nueva imagen exhibe la mayoría de las unidades de la Gastronomía en Jatibonico, nada casual, si se tiene en cuenta que, como parte de la jornada de esfuerzo decisivo que se desarrolla en la provincia en la recta final del 2015, estos centros destinados a la prestación de servicios fueron remodelados por los propios trabajadores para festejar el advenimiento del triunfo de la Revolución.

Se trata de un programa que vistió de lujo a restaurantes como el 1906, el Siboney, el Tropi-Cuba y el de La Playita, pero también benefició a otras instalaciones como la Casa de Cultura, el museo local y la Terminal de Ómnibus Municipal, entre otros.

Autoridades del Partido y el Gobierno en la provincia, junto a directivos de los diferentes sectores del territorio, asistieron a la reinauguración de obras, como la ampliación del Hogar de Ancianos Manuel Francisco Hernández, de Jatibonico, que estrena dos cubículos de estancia para crecer en 10 capacidades.

Nuevo quedó en Taguasco el beisbolito —luego de recibir los beneficios de la reconstrucció—, instalación que cuenta con magníficas condiciones para que los niños realicen la práctica de ese deporte.

Pero si hay algo que agradecen taguasquenses es la creación de una sala de Ginecología y Obstetricia en el policlínico local, con capacidad para 15 pacientes y con las condiciones requeridas para su asistencia.

Iguales beneficios recibieron el Mercado Ideal y la bodega El Centro, de Taguasco, así como la funeraria, la fábrica de efectos pirotécnicos y el taller de confecciones textiles, estos tres últimos ubicados en la localidad de Zaza del Medio.

One comment

  1. Soy jatiboniquense de pura cepa y me muero siendo jatiboniquense aunque ahora resida en la capital espirituana pero todos los fines de semana voy a visitar a mi niño y al resto de mi familia y me entristece ver las condiciones de insalubridad que tiene el pueblo, calles rotas y llenas de huecos, solares yermos enyerbados, las casas e instituciones estatales despintatad o pintadas con muy mal gusto( la funeraria y la farmacia principal ejemplos elocuentes), el parque central de noche con unas lucecitas que alumban menos que una lámpara recargable y así por el estilo. Si bien es cierto que con este mandato se comienzan a ver resultados es mucho lo que falta porque el anterior fue el mas malo que ha tenido el pueblo desde su fundación en el 1906.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.