Cargado de promesas, Macri asumió presidencia argentina

Con el enorme compromiso -dijo- de hacer mucho por el país para mejorar la vida de todos los ciudadanos, Mauricio Macri juró como presidente de Argentina

Macri prometió cumplir los tres ejes sobre los que descansó su campaña electoral.
Macri prometió cumplir los tres ejes sobre los que descansó su campaña electoral.

El nuevo mandatario prestó juramento ante la Asamblea Legislativa donde pronunció su primer discurso como jefe de la nación, y después se trasladó a la Casa Rosada por Avenida de Mayo donde se apostó decenas miles de simpatizantes con enseñas nacionales para saludarlo.

En su discurso inaugural, Macri prometió cumplir los tres ejes sobre los que descansó su campaña electoral: lograr pobreza cero para Argentina, combatir para eliminar el narcotráfico y trabajar para el bienestar de todos los argentinos.

El referente de la derecha porteña postulado por la alianza Cambiemos triunfó en el balotaje presidencial del 22 de noviembre con el 51,32 por ciento de los votos sobre su rival del Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, que obtuvo el restante 48,68 de las boletas.

Su alocución en la que usó la frase que sirvió de puntal de campaña a Scioli de que “hay que cambiar todo lo que haya que cambiar”, estuvo cargada de numerosas promesas.

Prometió, por ejemplo, universalizar el alcance de los programas sociales para que no haya un niño con hambre en Argentina, ampliar y fomentar la economía para que el pueblo tenga trabajo y crear una educación más abarcadora, inclusiva ajustada a la modernidad de los tiempos actuales que ayude a los jóvenes egresados encontrar empleo fácilmente.

También se comprometió a ejecutar planes de urbanización para crear más redes cloacales, de agua potable, facilitar hipotecas para que se construyan un millón de viviendas y ser muy duro contra la delincuencia.

Igualmente, recalcó el compromiso de luchar contra la corrupción y que será implacable contra todo funcionario no importa su signo político sea del suyo propio o de otro partido que viole la ética gubernamental.

Afirmó que estimulará el trabajo de lo que llamó una justicia independiente e instó a que no puede haber jueces de ningún partido.

En materia de política exterior, manifestó que quiere la unidad y cooperación en América Latina y el mundo. “Es necesario superar la etapa de los enfrentamientos”, dijo.

“Tenemos por delante enormes desafíos que no vamos a resolver de un día para el otro, sino en pequeños pasos cada día”, dijo antes de concluir el discurso en el que saludó a los otros cinco candidatos que compitieron en la carrera electoral.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.