Periódico de Sancti Spíritus

Controversia de traspaso presidencial pretende tapar problemas de argentinos

Cristina Fernández se ausentará de la ceremonia de traspaso presidencial en el Congreso cuando asuma Mauricio Macri por una acción legal que inició el equipo del entrante mandatario opositor

No están dadas las condiciones para que Cristina Fernández asista al acto de asunción de Macri.

No están dadas las condiciones para que Cristina Fernández asista al acto de asunción de Macri.

La controversia sobre dónde entregar los atributos ejecutivos al nuevo presidente si ante la Asamblea Legislativa como establecen las normas constitucionales y protocolares, o en la Casa Rosada como exige Macri que usa como argumento la tradición empeoró este martes.

El secretario General de la presidencia Eduardo de Pedro afirmó esta noche que no están dadas las condiciones para que Cristina Fernández asista al acto de asunción de Macri.

Explicó que la decisión se debe al dictamen en el que, a instancias de la alianza opositora Cambiemos, el fiscal Jorge Di Lello consideró que el cargo de la primera mandataria vence a las cero horas del 10 de diciembre.

Tal acción judicial incluso atenta contra lo que norma la Constitución la cual establece que el saliente mandatario mantiene su función ejecutiva hasta tanto jura el electo presidente ante el pleno de ambas cámaras del Congreso.

La medida cautelar que pidieron desde Cambiemos y dictó el fiscal Di Lello, un notorio opositor al gobierno de Cristina Fernández, ahora deberá evaluarla la jueza María Servini y fallar al respecto.

“Una fuerza política que llegó al gobierno promoviendo el diálogo suspende un acuerdo recurriendo al Poder Judicial”, criticó De Pedro en conferencia de prensa.

El director de la Agencia Federal de Inteligencia y exsecretario General de la Presidencia Oscar Parilli, quien estuvo junto a De Pedro, advirtió que “con este dictamen vamos a estar 12 horas sin presidente. Entre esto y un golpe de Estado, es muy poca la diferencia”.

De Pedro y Parilli participaban en una reunión en la sede del Congreso con los representantes de Cambiemos, quienes debían responder la propuesta del Gobierno para que Cristina Fernández deje los atributos de mando ante la Asamblea Legislativa.

En esa reunión, Cambiemos informó que había presentado una medida cautelar para que se considerase que el cargo de la Presidenta vencía a la medianoche del 10 de diciembre, es decir 12 horas antes de que Macri jurara como su sucesor en el cargo.

La presentación fue aceptada por Di Lello, quien emitió dictamen y ahora la magistrada Servini es quien debe decidir al respecto.

Parrilli puntualizó que “habrán 12 horas en que los argentinos van a estar sin presidente” y, ante esta circunstancia, Cristina Fernández no se va a presentar ante el Congreso como mandataria “exponiéndose a que se la acuse de usurpación de título”.

“No es intención (de Cristina Fernández) entorpecer ni ridiculizar ni menoscabar el acto” de asunción de Macri, dijo Parrilli, quien además consideró que el debate de los últimos días sobre el traspaso de mando es “una cortina de humo” con la que se pretende “tapar los verdaderos problemas de los argentinos”.

Entre ellos citó a la devaluación que se viene y los aumentos de precios en distintos productos de la canasta básica.

Luego del fallido encuentro y la acción judicial de Cambiemos contra la Presidenta, “damos por terminado esta cuestión”, concluyó Parilli.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.