Cuba y Noruega: dos naciones unidas por el movimiento obrero (+fotos)

Cuba y Noruega fortalecen sus vínculos sindicales en pos de nuevos proyectos y de acuerdo con los cambios del contexto laboral de la isla

cuba, sancti spiritus, noruega, movimiento sindical, central de trabajadores de cuba, ctc,

Los miles de kilómetros que nos separan geográficamente se disiparon en nombre de la solidaridad política y la esencia proletaria. Siete visitantes de la Confederación Nacional de Trabajadores de Noruega (LO) de las provincias de Trodheim y Mo I Rana llegaron a Sancti Spíritus para solidificar la ya existente relación con la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y conocer acerca de los cambios en el contexto de la isla.

“Uno de los motivos de nuestro viaje fue informarnos sobre el nuevo modelo económico implementado en el país.  Esta es una forma de aprender directamente cómo los cubanos enfrentan las medidas y cambios en el mercado laboral.  Además, comprobamos que, a pesar de las novedades, se respeta a cabalidad la ideología revolucionaria”, comentó Hugo Sandoval, uno de los miembros de la delegación europea.

Convencidos de que la lucha obrera abraza a los hombres de todo el mundo en pos de los derechos proletarios, de un salario justo y del descanso, los noruegos se imbricaron en la cotidianidad sindical y social de la provincia durante varias jornadas.

cuba, sancti spiritus, noruega, movimiento sindical, central de trabajadores de cuba, ctc,HACIA EL FUTURO

“La relación bilateral entre ambas organizaciones comenzó después del año 2000. Nos llegaron donaciones, contribuyeron a suplir necesidades de la CTC en Sancti Spíritus y conformaron el frente de lucha por la liberación de los Cinco. Hoy estamos en una etapa superior; ya analizamos cuestiones referentes a la salud en el trabajo, los convenios colectivos y la capacitación.

“Sin embargo, hoy vamos a otros conceptos: economía, productividad y la instrucción a los trabajadores por cuenta propia para que posean estructuras sindicales sólidas. Sentamos las bases para llegar a concretar posibles proyectos entre la LO y la CTC”, argumentó Mercedes Lugo, miembro del departamento de Relaciones Internacionales que atiende Europa, en la organización obrera cubana.

Provenientes de diversos sectores, los visitantes llegaron hasta entidades afines con sus oficios para vivir las realidades de sus homólogos en este país caribeño. Así, recorrieron el matadero ubicado en la capital espirituana, la refinería Sergio Soto de Cabaiguán, la Unidad Empresarial de Base (UEB) Ómnibus Nacionales, el Central azucarero Melanio Hernández de Tuinucú, así como distintas obras inauguradas por el aniversario 500 de la villa.

“Luego de estar en el matadero comprendí que en Noruega tenemos altos niveles de automatización, lo cual facilita las condiciones de trabajo. Sin embargo, resultó muy positivo presenciar cómo las excelentes prácticas de los operarios les permiten cumplir con el proceso productivo. Estoy convencida de que con mejoras en el equipamiento y el aumento de la protección en el centro alcanzarían una calidad superior”, dijo Julie Kristin Solbakken, Presidenta de LO en Mo I Rana, una joven que, además, labora en un matadero.

Encuentros signados por el sindicalismo, garantías para los obreros y la preocupación por el futuro de Cuba se desarrollaron entre hombres de distintas nacionalidades e iguales principios. Convergencia de opiniones y preguntas señorearon en los lugares visitados; Jhon Peder Denstad, presidente de LO en Trodheim y muchos años chofer de autobús, destacó el orden, la limpieza, la información que tienen sus colegas de Ómnibus Nacionales.  De igual manera subrayó que “la CTC debe mantener su orgullo y conciencia políticas para enfrentar los cambios que vive el país, solo así los trabajadores podrán implementar la democracia”.

Los visitantes se interesaron por la producción azucarera en el territorio.

RETROALIMENTACIÓN CONTINUA

En el programa desarrollado por los hermanos noruegos también se incluyeron visitas a instalaciones del polo turístico trinitario, al Museo de Lucha Contra Bandidos, a secciones sindicales de Artex y de trabajadores por cuenta propia, todas en la sureña villa.

Sobre la labor de los innovadores, la incidencia del proletariado en el desarrollo del país, la Resolución 17 y la conciencia política vigente en el movimiento obrero fluyó la retroalimentación que no entendió de barreras idiomáticas. Una sola línea preponderó, la necesidad de estrechar vínculos para concretar un objetivo común: dar voz de los proletarios del mundo.

Algunos ya habían experimentado la calidez de nuestra tierra y, tanto ellos como los que la pisaron por primera vez, ratificaron la capacidad de este terruño para sembrar amistad hasta en los parajes más distantes. Abdelkrim Essahli confirmó a este semanario: “Me impresiona la vida diaria en Cuba. El hecho de ver la problemática del bloqueo aplicada a la situación laboral y personal ha sido impactante; pero lo mejor de todo es que cada cual tiene sentido positivo, se adueñan de sus lugares de trabajo y, en consecuencia, lo cuidan a toda costa. Este es un pueblo muy simpático y tenemos que aprender mucho de ustedes”.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.