Cuenca del Jatibonico del Sur recupera su potencial hidráulico

Como parte de la recuperación del potencial hidráulico de la cuenca se construyen los primeros seis kilómetros del canal La Fe­lici­dad

sancti spiritus, presas, la felicidad, jatibonico, recursos hidraulicos

Tras la reparación integral de las presas Lebrije y Dignorah, fuerzas constructoras de diversos organismos adelantan la rehabilitación del embalse La Feli­cidad y la derivadora El Patio, obras ubicadas en la cuenca del río Jatibonico del Sur, en ese mu­nicipio, y consideradas como estratégicas para el desarrollo de importantes programas agrícolas en la región central del país, particularmente el cultivo de caña, arroz y soya.

Fuentes de la Subdelegación de Inversiones del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) en Sancti Spíritus confirmaron la trascendencia de los trabajos, en tanto una vez concluidas las labores proyectadas en la zona podría asegurarse el riego a la arrocera espirituana por esta vía y acometerse entonces la anhelada reconstrucción del trasvase Zaza, que se extiende a lo largo de 45 kilómetros entre la presa de igual nombre y la derivadora Sur del Jíbaro.

Ángel Martín, especialista principal de In­ver­siones en la Delegación Provincial del INRH, con­firmó los progresos constructivos en la presa La Fe­­licidad, de 57 millones de metros cúbicos de ca­pa­cidad, y en la derivadora El Patio, inversiones que de conjunto superan los diez millones de pe­sos.

Aguas abajo de La Felicidad se lleva a cabo actualmente la limpieza y rectificación del cauce y la rehabilitación del aliviadero, labor esta última que incluye la fundición de una nueva losa de hormigón, el recrecimiento de los muros y la construcción de dos banquetas laterales, lo cual permitirá explotar a plena capacidad la represa, limitada desde hace años a unos 30 millones de metros cúbicos por prevención hidrológica.

Los trabajos en la derivadora El Patio, iniciados recientemente, contemplan la rehabilitación del aliviadero, la construcción de un canal de des­vío y de un dique de cuatro kilómetros, to­do en aras de independizar el río de la presa y proteger las áreas cañeras más cercanas.

También como parte de la recuperación del potencial hidráulico de la cuenca se construyen los primeros seis kilómetros del canal La Fe­lici­dad, inversión a cargo de la Dirección Integrada de Proyectos (DIP-Trasvase), que a finales de este año podría beneficiar áreas cañeras del central Uruguay y facilitar la entrega de agua desde la presa hasta la derivadora Sur del Jíbaro sin interferir en las labores que se acometen actualmente en el aliviadero y el río.

El nuevo canal ha sido proyectado con revestimiento total y empleo de tecnología gunitage (hormigón administrado a presión) que, según expertos, humaniza considerablemente el trabajo del hombre, mejora la impermeabilización y asegura una conducción con pérdidas mínimas de agua.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.