Día Mundial de respuesta al VIH/Sida: Cuba trabaja por llegar a cero

El Día Mundial de respuesta al VIH/SIDA constituye en Cuba un motivo para reflexionar en varias metas: ero nuevas infecciones, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el sida

cuba, sida, vih/sida, ministerio de salud publica, minsap
Las actividades de educación tienen un papel fundamental en el programa de prevención. (Foto: Foto: Yaimí Ravelo)

Cuba se suma a la jornada educativa global contra el VIH/sida con un amplio programa de actividades centrado en la prevención y el trabajo con jóvenes, principal grupo de riesgo.

Bajo el título Trabajemos por llegar a cero, el Día mundial de acción contra el sida es motivo de reflexión para lograr en breve varias metas: cero nuevas infecciones, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el sida

Organizado por el Programa nacional de prevención y control de las infecciones de transmisión sexual y el VIH/sida del Ministerio cubano de Salud (Minsap), el programa incluye charlas, conversatorios sobre el enfrentamiento a esta enfermedad y mercadeo de condones en farmacias comunitarias.

Con un trabajo sostenido en el control y la profilaxis desde que se detectó el primer caso hace ya 30 años, la isla presenta en la actualidad cifras estables en cuanto a portadores y personas que viven con la patología, según datos oficiales.

Esas estadísticas indican además que entre los grupos de mayor riesgo se encuentran los jóvenes entre 20 y 29 años y los hombres, en particular aquellos que tienen sexo con otros hombres.

Sin embargo, en este 2015 Cuba dio a conocer la validación por la Organización Mundial de la Salud de la eliminación de la trasmisión del VIH/sida de madre a hijo, un hecho que abre el camino para la erradicación.

Cuba ha demostrado que con sus estrategias es posible mantener grandes segmentos de la población libres de VIH, explicó en recientes declaraciones a la prensa María Isela Lantero, jefa del departamento del Programa Nacional de Prevención y Control de ITS y el VIH/sida, del Minsap.

De cara al 2020 se trabaja por lograr el objetivo 90-90-90, o sea, que el 90 por ciento de los enfermos conozcan su estado serológico, esa misma cifra tenga acceso a tratamientos así como eliminar casi en 100 por ciento la trasmisión, con una carga viral mínima.

En su reciente visita a la isla, el director ejecutivo de Onusida, Michel Sidibé, dijo que Cuba es ejemplo de cómo se pueden lograr nuevas generaciones sin VIH.

Lo ha demostrado y lo logrará, pues su premisa fundamental es poner en el centro al ser humano y esa es la fuerza para transformar la salud de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *