En picada la presa Zaza

El mayor embalse de Cuba acumulaba hasta este jueves 144 millones de metros cúbicos, el 14 por ciento de su capacidad

sancti spiritus, sequia, presa zaza, recursos hidraulicos, abasto de agua

La presa Zaza hasta el pasado jueves acumulaba 144.1 millones de metros cúbicos de agua, que representa el 14 por ciento de su capacidad, según informó a Escambray Betsy Arteaga, especialista de la Dirección Provincial de Recursos Hidráulicos.

De acuerdo con la citada fuente, el mayor acuatorio de Cuba en los últimos días desciende el agua embalsada a un ritmo diario superior al millón de metros cúbicos.

Puntualizó Betsy que de continuar así, la Zaza podría situarse por debajo de su récord histórico que data del 2 010, cuando bajó hasta los 130 millones de metros cúbicos de agua embalsada.

Como consecuencia de la prolongada sequía meteorológica e hidrológica que sufre Sancti Spíritus se acumulaban hasta el jueves 225 millones 190 mil metros cúbicos de agua en los nueve embalses del territorio, cifra equivalente a apenas el17 por ciento de su potencial hidráulico.

Arteaga manifestó, además, que con las lluvias de abril y mayo no se ha logrado la saturación de los suelos para recuperar el manto freático ni tampoco el escurrimiento hacia los embalses.

Maideé Ponce de León Garcías, especialista de la Empresa Provincial de Acueducto y Alcantarillado, señaló que hasta la fecha suman 41 las fuentes de abasto de agua afectadas, de ellas 10 agotadas totalmente, por cuya razón se le suministra el líquido en pipa a 34 asentamientos, en los que residen 42 250 personas.

Puntualizó Ponce de León que la fuente superficial de San Juan de Letrán volvió a descender su caudal y solo entrega poco menos de la mitad de los 110 litros por segundo que tributa habitualmente al acueducto de Trinidad, en tanto el río Yayabo, que desde hace unos 10 días se había reactivado, dejó de verter desde el jueves sobre la cortina del acueducto de la ciudad de Sancti Spíritus.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.