Espirituanos por más lactancia materna exclusiva

La semana mundial de la lactancia materna se celebra en más de 120 países.

Lograr la lactancia materna exclusiva en los niños de hasta seis meses de nacido es una meta por la que se lucha constantemente en Sancti Spíritus.
Según estadísticas del Ministerio de Salud Pública en este territorio, alrededor del 70 por ciento de los infantes en ese grupo etario se alimentan solo de la leche de sus madres.
El doctor Mario Berea Turiño, al frente del Programa de Atención Materno Infantil en la provincia, aseguró a la AIN que más del 98 por ciento de los recién nacidos en los hospitales espirituanos, al salir de esas instituciones, solo lactan de sus progenitoras, pero en varios casos éstas abandonan esa forma de manutención al poco tiempo de su egreso.
A veces las madres dicen que no dan leche, que sus hijos se llenan poco o dan otras justificaciones para interrumpir ese necesario alimento en los primeros meses de vida, agregó Berea Turiño.
Estudios científicos dan cuenta de que el fluido que sale de las mamas de la mujer después del parto reúne los requerimientos nutricionales e inmunológicos del niño y disminuye el riesgo de que este padezca varias enfermedades agudas o crónicas.
Más allá de una cuestión de supervivencia, la lactancia materna constituye garantía de salud en la etapa inicial de la vida de los seres humanos, puesto que previene la anemia en la infancia con todos los problemas que esta provoca a corto, mediano y largo plazos.
La anemia puede desencadenar dificultades en el crecimiento, trastornos cognoscitivos y daño a la capacidad de aprendizaje.
Yanet Olivera nutre a Keiler de Jesús, su hijo de cuatro meses, solo con la leche de pecho y hasta ahora, asegura, goza de una salud impecable y nunca se le ha enfermado.
Este alimento resulta fácil, está a la libre demanda de mi bebé y cuando tengo que viajar me libero de llevarle comida preparada de antemano; además siento más su cariño en mi cuerpo, añadió la joven madre.
De acuerdo con estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con la aplicación de la lactancia materna exclusiva podría evitarse alrededor de un millón y medio de muertes infantiles cada año en todo el orbe.
La semana mundial de la lactancia materna, instaurada oficialmente por la OMS y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en 1992, se celebra en más de 120 países, del primero al siete de agosto de cada año.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.