Exclusión de Cuba de lista de países patrocinadores del terrorismo genera amplia repercusión mundial

La decisión elimina un obstáculo importante para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos.Medios periodísticos internacionales destacan la rectificación de EE.UU. al excluir a Cuba de la lista elaborada unilateralmente sobre países que supuestamente patrocinan el terrorismo.

Reconoce Cuba exclusión por Obama de lista de países terroristas

Obama avisa al Congreso intención de retirar a Cuba de lista de estados terroristas

Reportes desde distintos puntos del planeta coinciden en destacar el hecho como un paso crucial en el esfuerzo del presidente Barack Obama para pasar la página de un conflicto de la Guerra Fría.

 

El diario The New York Times al abordar el asunto señala que la decisión elimina un obstáculo importante para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones después de décadas de hostilidades.

Cuba se mantuvo por más de 30 años en la relación, desde que el presidente Ronald Reagan en 1982 la incluyó, paso que afectó su acceso a los mercados financieros y, más recientemente, surgió como un punto de fricción en las negociaciones para reabrir embajadas en ambos países.

La acción de la Casa Blanca no será efectiva hasta después de un período de estudio de 45 días que tiene el Congreso para pronunciarse y de entenderlo podría aprobar una resolución conjunta para bloquear la retirada, la cual Obama tiene la opción de vetar.

Precisa el Times que la política de aislamiento de Washington contra Cuba, en particular el bloqueo de la isla, es una fuente perenne de hostilidad con América Latina, uniendo a los gobiernos de toda la región, independientemente de la ideología.

Por otra parte, el diario digital The Hill destacó que el senador Jeff Flake (R-Arizona), que apoya las relaciones con La Habana, aplaudió la decisión de Obama.

Mientras, el diario The Washington Post plantea que la decisión de Obama era esperada luego de su encuentro con el presidente cubano, Raúl Castro, en la VII Cumbre de las Américas en Panamá.

Cita a funcionarios del gobierno quienes dijeron que la revisión incluyó la consulta con la comunidad de inteligencia, así como garantías del gobierno cubano.

Funcionarios estadounidenses citados por el Post dijeron que la plena normalización de las relaciones con Cuba, lo que incluiría la eliminación por el Congreso de sanciones contra La Habana, podría tomar años.

El Post señala, además, que un país en la lista de estados patrocinadores del terrorismo enfrenta prohibiciones de exportaciones y las ventas de armas de Estados Unidos, la asistencia económica y también está bajo una amplia variedad de otras restricciones financieras.

Subraya que en el caso de Cuba todas esas prohibiciones se mantendrán en virtud de otras sanciones ordenados por el Congreso o sea, por las leyes del bloqueo.

Desde Rusia el portal multimedia Sputnik resalta el reconocimiento del Gobierno cubano a la decisión tomada por el presidente estadounidense, Barack Obama, de borrar a la isla de esa relación, según la declaración de Josefina Vidal, directora general de Estados Unidos en la Cancillería.

En Sudáfrica la cadena SABC publicó un amplio reportaje en el que informó de esta decisión del Washington, y resaltó que ese era uno de los puntos a resolver en el camino del restablecimiento de relaciones entre los dos países.

Por su parte la agencia oficial china Xinhua citó al portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hong Lei, añadiendo que China acoge y apoya el compromiso y esfuerzo de ambos países por promover la normalización de sus relaciones

La posición de China siempre ha sido que EEUU debía levantar las sanciones contra Cuba tan pronto como fuera posible y promover la normalización de los lazos mutuos, afirmó Hong, y agregó que ello beneficia los intereses de ambos países y de sus ciudadanos, así como a la paz, estabilidad y desarrollo de la región.

A la par, el presidente boliviano, Evo Morales, aseguró que Cuba jamás ha sido un país terrorista y sí muy solidario con todas las naciones del mundo, una razón por la cual no debería estar en ningún listado de Estados Unidos.

“Cuba nunca ha sido un país terrorista. Cuba ha sido un país pacifista y muy solidario con el mundo entero. Si Estados Unidos ha incluido en la lista de países terroristas, se equivocó”, comentó Morales en conferencia de prensa.

La eliminación de Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo es un paso importante de Estados Unidos, pero sigue en pie el bloqueo económico con todo su impacto negativo, afirmaron fuentes diplomáticas en Sudáfrica y Angola.

“Lo importante a tomar en cuenta es que este es un paso, aún estamos lejos de un avance sustancial en el establecimiento de relaciones o en la normalización de vínculos puesto que sigue en pie el bloqueo económico con todo el impacto negativo que tiene en sus sanciones contra”, expresó Carlos Fernández de Cossío, embajador de la isla en Sudáfrica.

El bloqueo contra Cuba continúa hoy intacto, pese a la apertura de un diálogo entre la isla y Estados Unidos, advirtió la embajadora cubana en Angola, Gisela García. La comunidad internacional todos los años defiende el levantamiento de esa injusta medida, dijo .

Consideró que ese cerco debe ser levantado, a pesar de ser una posición del Congreso estadounidense y no del Ejecutivo, el cual puede adoptar acciones que pueden disminuir el asedio.

“Estamos conscientes que el gobierno de (Barack) Obama puede hacer mucho más para poner fin al bloqueo”, indicó en una extensa entrevista publicada por el diario Novo Jornal, la embajadora cubana en Angola, Gisela García,  quien calificó de aberración haber colocado a Cuba en la lista de países que patrocinan el terrorismo internacional.

One comment

  1. Por lo que he entendido hasta ahora, lo que hay es una decisión del presidente Barack Obama, que tiene un plazo para consumarse aún, ¿por qué hablan de exclusión como si ya hubiese sido?

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.