Marcel Gómez: Un carpintero de papel (+ fotos)

Con apenas 13 años Marcel solo necesita un retazo de hoja para crear un universo entero, sus criaturas de origami conocen salones expositivos dado la maestría y el dominio de la técnica milenaria

sancti spiritus, trinidad, artes plasticas, acaa, asociacion cubana de artesanos artistas
Marcel pretende continuar perfeccionando la técnica para realizar piezas de mayor complejidad. (Foto: Carlos Luis Sotolongo Puig/Escambray)

Viaja con sus creaciones a cuesta, resguardadas en una caja de zapatos para protegerlas de los dobleces. Y nadie sabe que en la mochila lleva un cisne, un manojo de flores, una rana, un gato, un dragón. Solo cuando llega al destino, abre la boca del morral. Comienzan los asombros, como si fuera un mago, solo que no tiene conejos o palomas… o sí, pero de papel.

Apenas asoma a la adolescencia y ya Marcel Gómez Soria se confiesa esclavo del origami para toda la vida. En el mundo de los dobleces y el ensamblaje de piezas nacidas de las hojas levantó el esa suerte taller imaginario donde él constituye el carpintero principal. Delante de la grabadora responde lo imprescindible y empieza a crear otra criatura para lidiar con los nervios.

“Esto me gusta más que jugar pelota, trompo o bolas. Todo empezó cuando estuve enfermo, hace tres años, en una silla de ruedas. Mi mamá me buscó videos que enseñaban cómo hacer origamis para que me entretuviera. Empecé a moldear las piezas para unirlas después, así hice mi primer cisne. Demoré dos o tres horas. Me gustó. Hice otra figura, y otra, y otra, hasta hoy”.

Aprendió así que “existen dos tipos de origami: el clásico y el modular. El primero se hace a partir de una hoja de papel, el segundo consiste en empalmar piezas iguales. Parece fácil, pero, en el caso del modular, todas las piececitas deben ser iguales; tienes que saber cómo empalmarlas y combinar los colores para los detalles. Además, algunos animales u objetos son muy complejos. Lo más difícil que he realizado fue otro cisne, de dos colas. Lo terminé a la una de la mañana, tenía alrededor de 2 000 piezas”.

Así, el camino del joven aprendiz se cruzó con el de Mery Viciedo, perteneciente a la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA) en Trinidad, experta en la técnica del bonsái. Entonces papel y árboles en miniatura hilvanaron un discurso artístico que fraguó la primera exposición de Marcel en un espacio tan tímido como la casa de los mártires de la villa sureña.

“El talento no podía quedarse puertas adentro —comenta la artesana—. Después empezamos a motivar a otros niños y en el patio de mi casa impartimos un curso, cuya graduación resultó otra muestra, esta vez en el Museo de Arquitectura. Marcel descubrió que también tenía el don de enseñar”.

De a poco se abrieron nuevos horizontes hasta llegar a Cienfuegos, donde esta suerte de carpintero de papel acaparó las ovaciones en el Salón de la ACAA. Luego, los adultos empezaron a buscar al joven para convertirse en sus discípulos. Iniciaron los talleres, al punto que este verano ya suma el tercero, ahora en el Palacio de Pioneros dos veces por semana.

“El origami también ha ayudado a Marcel a vencer la timidez —explica su madre, Maggie Soria Rodríguez—, hubo un momento en que borró todos los videos porque se sintió impotente por no realizar una figura, pero después lo retomó. Muchos amigos nos han enviado papel específico para hacer origamis y todas las personas que nos conocen nos regalan hojas, pliegos, lo que tengan, incluso un compañero de la imprenta nos ha facilitado mucha recortería para realizar los cursos de verano”.

De vez en cuando llega el cansancio, la fatiga por tantas horas de labor, asoman las inquietudes vocacionales, pero algo queda claro: Marcel no romperá la tradición de regalar grullas o búhos a sus amigos en los cumpleaños, una flor a su madre o abuela… y puede que algún día conquiste a una muchacha con un corazón nacido de los dobleces. La fábrica de papel que ha erigido a base de perseverancia nunca cerrará. Y viajará con sus criaturas a cuesta para siempre.

sancti spiritus, trinidad, artes plasticas, acaa, asociacion cubana de artesanos artistas
El adolescente trinitario es capaz de realizar más de 40 figuras de los tipos de origami. (Foto: Carlos Luis Sotolongo Puig/Escambray)
sancti spiritus, trinidad, artes plasticas, acaa, asociacion cubana de artesanos artistas
“Desearía que en la provincia se incentivara más este arte a través de encuentros con expertos”, comenta Marcel. (Foto: Carlos Luis Sotolongo Puig/Escambray)
sancti spiritus, trinidad, artes plasticas, acaa, asociacion cubana de artesanos artistas
Las piezas evidencian el dominio de la técnica por parte del joven maestro. (Foto: Carlos Luis Sotolongo Puig/Escambray)
sancti spiritus, trinidad, artes plasticas, acaa, asociacion cubana de artesanos artistas
El adolescente trinitario es capaz de realizar más de 40 figuras de los tipos de origami. (Foto: Carlos Luis Sotolongo Puig/Escambray)

4 comentarios

  1. Hernan Ojeda Reyes

    Mi admiracion y respeto para este gran artesano . Desde Puerto Rico saludos cordiales. Soy escultor. Cuanto me gustaria promover ese tipo de artesania aqui en nuestra isla. EXITO.

  2. Que hermosas piesas haces.te conozco de pequeño.y siempre pregunto por MARCEL.tu abu.debe de estar feliz como tu mima….rodolfo de argentina.

  3. Excelente obra de un niño trinitario,lo he visto crecer y hacer sus hermosas figuras,dedicando horas para hacer esta obra de arte que nos impresiona a todos,felicitamos a sus abuelos,padres, y a su mamá por apoyarlo,es de valorar positivamente que un niño de 13 años mantiene viva la tradición,por lo que es orgullo de los triniatrios tener en su ciudad un experto en origami o como dice el periodista Un carpintero de papel. FELICIDADES A MARCEL GÓMEZ SORIA.

  4. Miriam Rendón

    Me siento con el mismo orgullo de la abuela que habla acerca de los éxtos de sus nietos. Los padres de Marcel fueron mis alumnos, luego colegas de trabajo y a él lo conozco desde su nacimiento. Me alegra infinitamente ver que ha encauzado sus inagotables energías en algo tan hermoso, heredando las aptitudes familiares para las direrentes manifestaciones artísticas, bajo la conducción de una profesora estelar como Mery.
    Marcel, te felicito por los éxitos alcanzados, que tu obra sirva de ejemplo positivo y de ente motivador para otros niños y adolescentes que necesitan enriquecer su cultura, conocimientos y espiritu.

    Un fuerte abrazo y feliz 2016

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.