Más unidades de Gastronomía pasarán a cooperativas

El restaurante Pensamiento integrará la lista de cooperativas de la gastronomía en el 2015.Otros 80 centros surgirán este año bajo el sistema de gestión no estatal. En el 2016 quedará sellado el programa en la provincia.

La unidad El Rapidito, de El Majá; el quiosco Redondo, de Fomento y la cafetería La Rotonda, en Sancti Spíritus, integran la lista de 80 nuevas cooperativas no agropecuarias, que durante el 2015 quedarán constituidas en la provincia, como parte del programa iniciado hace dos años para cambiar hacia una forma de gestión no estatal.

Según declaró a Escambray Geobel Pérez Gallo, director de Gastronomía en el Grupo Empresarial del Comercio, de enero a abril se desarrollará la primera etapa del traspaso, que incluye la creación de 16 cooperativas con representación en casi todos los municipios, algunas de las cuales surgirán a partir de la fusión de cafeterías de alimentos ligeros con restaurantes, a fin de fortalecer la actividad del servicio en cada lugar.

En las restantes tres etapas del año otros sitios gastronómicos de la provincia se sumarán a la lista de 64 nuevas cooperativas, entre ellos algunos centros recreativos como El Colonial de Taguasco, el juvenil La Carreta, de Cabaiguán; Las Brisas, de Yaguajay, La Fonoteca, de Trinidad y la Discocentro, de la cabecera provincial.

A juicio del director del ramo en el Grupo Empresarial, el programa previsto a concluir en el 2016 sumará a las restantes unidades (restaurantes de lujo, cafeterías, centros de elaboración y otras) que aún no se incorporan a esta nueva modalidad, bajo una estrategia que permitirá agrupar a aquellas, que por no reunir los requisitos establecidos, quedaron fuera del sistema de arrendamiento iniciado en enero del 2013 y hoy esperan por una solución.

Geobel informó, además, que unos 2 653 gastronómicos serán declarados trabajadores por cuenta propia, como parte del proceso de creación de las cooperativas, los cuales cuentan la capacitación requerida para desempeñarse en diversas funciones.

En Sancti Spíritus existen 217 establecimientos suscritos al arrendamiento y una cooperativa de producción no agropecuaria, La Ranchuelera, que el año anterior comenzó a regir bajo este principio; no obstante, especialistas del Grupo Empresarial consideran que falta perfeccionar las prestaciones, cambiar la mentalidad y la forma de actuar de quienes se desempeñan como trabajadores por cuenta propia y de los responsables en fiscalizar la actividad para ganar en una mayor cultura del detalle, imagen y calidad del servicio al cliente.

2 comentarios

  1. Yosmani Cabrera Madrigal

    Para que lo de las cooperativas den resultado tienen que venderle los insumos a precios mayoristas para que los precios de ventas no se eleven demasiado como está sucediendo ahora, además para que no se produzcan desabastecimientos en las redes de mercados minoristas, como está ocurriendo, por poner un ejemplo, los refrescos gaseados de lata y pomo se los llevan por cajas desabastecen el mercado y luego son vendidos en los establecimientos privados por encima del precio normal de estos productos, al final de la historia el afectado es el cubano de a pie. Por otro lado el tipo de propiedad o de gestión como se le llama no trae aparejado por si solo aumento de la calidad y eficiencia en el sevicio, esto solo lo brinda la competencia, para ilustrar mejor con el caso de La Ranchuelera, es el único lugar que brinda ese tipo de oferta de bocadito y café, como es el único en su tipo tienes que morir con él o no ir más como he hecho yo desde que es cooperativa, si tuviera una fuerte competencia de otros lugares con ofertas similares elevarían la calidad del producto y los servicios o perecerían ante la competencia que les lleva los clientes. La opción única ha marcado por muchos años la prestación de los sevicios en Cuba, lo tomas o lo dejas han sido las opciones de los cubanos.

  2. Se supone que las cooperativas son garantía para mejorar los servicios, al menos eso vemos en las noticias sobre otras provincias, sin embargo aquí en la ciudad La Ranchuelera es un bune ejemplo de que las cosas cambiaron para peor: precios más elevados pero sin respaldo de calidad, además de que la oferta es muy inferior a cuando era estatal. Puede ser que haya días en que esto no sea así, pero no es la generalidad.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.