ONU: Celac por un mundo sin armas nucleares

La existencia de los artefactos de exterminio masivo genera gran preocupación internacional, a partir de su impacto humanitario, aseguró Ecuador a nombre de Celac.La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños defendió en Naciones Unidas la total erradicación de las armas nucleares, y demandó el compromiso de los países poseedores con ese escenario.

A nombre del bloque integracionista de 33 estados, su presidente pro témpore Ecuador recordó que la existencia de los artefactos de exterminio masivo genera gran preocupación internacional, a partir de su impacto humanitario.

“A la espera de la prohibición y eliminación completa de las armas nucleares, la Celac aboga por la negociación y adopción de un instrumento universal y jurídicamente vinculante sobre garantías negativas de seguridad en el más corto plazo posible”, afirmó aquí el embajador ecuatoriano, Xavier Lasso.

En su intervención en la tercera jornada de la Conferencia de las Partes Encargada del Examen del Tratado sobre la No Proliferación (TNP), el diplomático precisó que las naciones no poseedoras, entre ellas las integrantes de la Comunidad, tienen derecho a recibir garantías contra el uso de los letales armamentos y la amenaza de emplearlos.

Asimismo, exigió detener la modernización de los arsenales y el desarrollo de nuevos tipos de artefactos, por tratarse de acciones inconsistentes con el desarme.

De acuerdo con Lasso, para el bloque fundado en 2011 también urge que esos Estados renuncien en sus doctrinas militares y de seguridad al papel de las armas nucleares.

En ese sentido, llamó al compromiso global con el comienzo de un proceso diplomático multilateral que lleve a un instrumento vinculante para la total prohibición y eliminación de los mortíferos armamentos.

Acogemos con beneplácito la propuesta de Cuba al respecto, presentada en diciembre pasado en Viena, durante la Tercera Conferencia sobre el Impacto Humanitario de las Armas Nucleares, dijo.

Lasso también destacó el apoyo de la Celac al uso pacífico de la energía atómica y al establecimiento en el Medio Oriente de una zona libre de los artefactos de exterminio humano, obstaculizada por Israel.

A propósito del tema, resaltó que América Latina y el Caribe ya se declararon libres de los mismos, mediante el Tratado de Tlatelolco, firmado en 1967 y en vigor desde 1969.

Nuestra postura fue reforzada en la II Cumbre de la Celac, celebrada en La Habana, Cuba, en enero de 2014, cuando nos declaramos una Zona de Paz, subrayó.

La conferencia de examen del TNP concluirá el próximo 22 de mayo.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.