Periódico de Sancti Spíritus

Papa Francisco: Cuba, punto de encuentro para la amistad

cuba, raul castro, papa francisco en cuba, francisco, vaticano, sumo pontifice

Raúl Castro recibe a Su Santidad Papa Francisco, Sumo Pontífice de la Iglesia Católica y Jefe del Estado de la Ciudad del Vaticano. (Foto: AIN)

Con un hermoso discurso, realista y poético, Su Santidad el Papa Francisco comenzó su visita a la Isla: “Geográficamente, Cuba es un archipiélago que mira hacia todos los caminos, con un valor extraordinario como llave entre el Norte y el Sur, entre el Este y el Oeste. Su vocación natural es ser punto de encuentro para que todos los pueblos se reúnan en amistad, como soñó José Martí ‘por sobre la lengua de los istmos y la barrera de los mares’”.

 

Cubanos reciben en las calles al Papa Francisco (+Fotos)

Raúl Castro: Hemos agradecido su apoyo al diálogo entre los Estados Unidos y Cuba

Papa Francisco: Cuba es un archipiélago que mira a todos los caminos

El Papa Francisco inicia visita trascendental a Cuba (+fotos)

Tiempo de encuentros (+Fotos)

Una espirituana en el avión del Papa

“Compartir la fe y la esperanza” impulsa al Papa en su viaje a Cuba

Cristina Fernández asistirá a misa del Papa Francisco en La Habana

Fieles espirituanos participarán en las misas de La Habana y Holguín

Cardenal Jaime Ortega: Recibamos al Papa como a un amigo

A seguidas el Sumo Pontífice se refirió al proceso de normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, tras años de distanciamiento, al que calificó como “un signo de la victoria de la cultura del encuentro, del diálogo, del ‘sistema del acrecentamiento universal… por sobre el sistema, muerto para siempre, de dinastía y de grupos’”, consideró el Santo Padre citando nuevamente al Héroe Nacional cubano.

Durante su alocución en la ceremonia de bienvenida en el aeropuerto internacional José Martí, el Papa Francisco animó a los responsables políticos a continuar avanzando por el camino de la normalización de las relaciones y a “desarrollar todas sus potencialidades, como prueba del alto servicio que están llamados a prestar a favor de la paz y el bienestar de sus pueblos, de toda América, y como ejemplo de reconciliación para el mundo entero”.

El ilustre visitante agradeció al pueblo, las autoridades de la isla y de la jerarquía católica por el recibimiento y la acogida. A seguidas pidió al presidente cubano Raúl Castro que transmitiera sus sentimientos de especial consideración y respeto a su hermano Fidel.

El Papa recordó la visita de sus predecesores, Juan Pablo II y Benedicto XVI, y elogió a la Virgen de la Caridad del Cobre por haber acompañado “la historia del pueblo cubano, sosteniendo la esperanza que preserva la dignidad de las personas en las situaciones más difíciles y abanderando la promoción de todo aquello que dignifica al ser humano”.

Por su parte, el presidente cubano Raúl Castro dio la bienvenida al Sumo Pontífice “con profundos sentimientos de afecto, respeto y hospitalidad. Nos sentimos muy honrados con su visita. Podrá apreciar que amamos profundamente nuestra Patria, por la que somos capaces de realizar los más grandes sacrificios. Nos ha guiado siempre el ejemplo de los próceres de Nuestra América, quienes nos legaron dignidad, valentía y generosidad. Por ellos hemos sabido practicar el axioma martiano de que Patria es Humanidad”.

El mandatario se refirió al proceso de integración que vive América Latina y el Caribe a favor de la independencia y la justicia social y abordó los recientes criterios de Su Santidad sobre las causas de los problemas medioambientales y su llamado a la salvaguarda del planeta.

“El sistema internacional actual es injusto e inmoral. Ha globalizado el capital y convertido en su ídolo al dinero. Hace de los ciudadanos meros consumidores. En vez de difundir el conocimiento y la cultura, los enajena con reflejos y patrones de conducta promovidos por medios que solo sirven a los intereses de sus dueños, las corporaciones transnacionales de la información”, sostuvo Raúl.

Aseguró además que la Revolución cubana se gestó para conquistar la dignidad del hombre y su derecho a la tierra, al techo y al trabajo: “Para lograr una sociedad más justa y solidaria hemos trabajado con sumo esfuerzo y asumido los mayores riesgos desde el triunfo revolucionario. Lo hemos hecho bloqueados, calumniados, agredidos, con un alto costo de vidas humanas y grandes daños económicos”, aseguró el presidente de Cuba.

El mandatario se refirió a la cooperación cubana en el exterior, que ya suma a 325 mil 710 colaboradores en 158 países; y a los avances en la actualización del modelo económico y social de Cuba para construir un socialismo próspero y sostenible, centrado en el ser humano, la familia y la participación de toda la sociedad, en especial de los jóvenes.

Igualmente Raúl abordó el tema de las armas nucleares como una amenaza para la supervivencia misma de los seres humanos y agradeció nuevamente el apoyo del Papa al diálogo entre los Estados Unidos y Cuba.

“El bloqueo, que provoca daños humanos y privaciones a las familias cubanas, es cruel, inmoral e ilegal, debe cesar. El territorio que usurpa la Base Naval en Guantánamo debe ser devuelto a Cuba”, insistió.

Durante la ceremonia, a la cual también asistieron varios representantes del gobierno cubano y de la jerarquía de la Iglesia Católica en la isla, grupos de jóvenes coreaban consignas religiosas con banderas de los dos estados y algunos niños regalaron flores a su Santidad.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.