Pastores por la Paz continuará lucha contra el bloqueo

La XXVI Caravana  Pastores por la Paz llegó este viernes a Cuba.Los miembros de XXVI Caravana Pastores por la Paz reiteraron en La Habana que continuarán la lucha por poner fin al bloqueo impuesto por EE.UU. a Cuba hace más de medio siglo.

Sabemos que esa política contra la isla caribeña es injusta y perversa, subrayó la caravanista Gail Walker en una actividad de bienvenida efectuada en la Iglesia Bautista Ebenezer, en el capitalino municipio de Marianao, organizada por el Centro Martin Luther King Jr.

Recorrimos 40 estados, atravesamos muchas comunidades y nos deteníamos para hablar la verdad sobre Cuba, y de este modo contribuir a eliminar la desinformación acerca de la mayor de las Antillas, comentó Walker.

No somos ya un movimiento estadounidense, sino internacional pues contamos con la colaboración de amigos de Puerto Rico, Haití, España, Alemania, México y Canadá, entre otros, resaltó Walker.

Sabemos que quedan cosas por hacer, entendemos y estamos seguros que nuestra tarea no ha terminado, aseveró.

Podemos aplaudir los logros obtenidos hasta ahora, pero no podemos descansar hasta empujar al bloqueo al abismo, puntualizó la activista.

Por su parte, la presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblo (ICAP), Kenia Serrano, agradeció la permanente solidaridad de la Caravana Pastores por la Paz, grupo que participó de manera activa en la liberación de cinco antiterroristas cubanos que estuvieron presos en Estados Unidos.

Su agenda constituye una plataforma de lucha, de ahí mantenga entre sus objetivos la batalla por el fin de las restricciones de los viajes de norteamericanos a la isla caribeña, la devolución del territorio de la ilegal base naval de Guantánamo y el fin del bloqueo económico, argumentó Serrano.

Ellos traen un mensaje de amor que ayuda a pasar de la hostilidad al diálogo, sentenció la presidenta del ICAP.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.