Presidente serbio entrega condecoración a Fidel

“Ha sido una fantástica visita. He estado con mis amigos, con el pueblo que como el serbio sabe apreciar su libertad”, expresó Tomislav Nikolic, al concluir en la noche de este miércoles su visita oficial a Cubacuba, serbia, raul castro, fidel castro

El presidente serbio, Tomislav Nikolić, entregó este miércoles al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro la Orden de la República Serbia, momento que calificó como un sueño realizado.

En declaraciones a la prensa antes de concluir en Cuba una visita oficial de tres días, el mandatario expresó su regocijo por el encuentro sostenido con Fidel Castro.

Apuntó que durante su estancia en la isla pudo ver a un pueblo que, como el serbio, sabe apreciar la libertad.

Nikolić calificó de fantástica su visita, la cual incluyó un recorrido por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, importante institución científica creada en 1986 por Fidel Castro.

Según informó la televisión nacional, durante su estancia allí conoció la labor del complejo investigativo-productivo, dotado de equipamiento de punta, importantes capacidades de producción y un personal ocupado en el desarrollo de nuevos renglones en todas sus fases, incluida la comercialización.

El jefe de Estado serbio fue condecorado la víspera con la Orden José Martí, la más alta distinción que otorga la isla caribeña y sostuvo conversaciones oficiales con el presidente Raúl Castro.

Su visita es la primera de un presidente de la República de Serbia desde la desintegración de la antigua Yugoslavia. Establecidas el 30 de agosto de 1943, las relaciones diplomáticas entre Cuba y el entonces Reino de Serbia nunca se interrumpieron.

Las relaciones bilaterales son excelentes y Serbia vota desde el 2006 a favor del proyecto de resolución de Naciones Unidas sobre el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.