Relaciones Cuba-Estados Unidos: un año después

Las relaciones Cuba-EE.UU. registran algunos avances, a pesar de la mar de escollos que atraviesa la plena normalización de los vínculos

cuba, estados unidos, raul castro, barack obama, relaciones cuba-estados unidos
Encuentro del Presidente cubano Raúl Castro y el Presidente de EE.UU Barack Obama en la sede de la ONU, el 29 de septiembre de 2015. (Foto: Reuters)

Relaciones Cuba-EE.UU. muestran progresos y deudas

¿Cómo vivieron los cubanos el 17D?

La razón no abandonó a los buenos

A un año del anuncio sensacional de los presidentes Raúl Castro y Barack Obama acerca de la decisión de restablecer relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos, el balance resulta francamente positivo a pesar de la mar de escollos que atraviesa la plena normalización de los vínculos, debido a los enfoques diferentes de ambas naciones en temas de política bilateral e internacional.

De inicio, para Cuba este anuncio constituyó un éxito fenomenal, toda vez que, después de 18 meses de negociaciones secretas en Canadá, de golpe y porrazo la Casa Blanca se veía obligada a reconocer públicamente el fracaso de las políticas agresivas aplicadas por más de medio siglo contra la isla y, además, los cubanos lograban su añorado anhelo de ver regresar sanos y salvos a tres de sus Cinco Héroes antiterroristas, que permanecieron presos en cárceles del Imperio por más de 16 años.

De otro lado, no era fácil continuar aislando y hostigando a Cuba en un momento en que, de una parte trascendía su enorme apoyo a la educación y la salud en países de tres continentes, y su aporte acababa de resultar decisivo para vencer la epidemia de ébola en África, sobre todo cuando se acercaba la histórica Cumbre de las Américas de Panamá, cuya realización dependía precisamente de la presencia o no de los cubanos, como ya lo habían advertido varios jefes de Estado de la región.

Ante esas realidades imposibles de soslayar, la parte estadounidense dio un paso que, en el momento dado contaba con un 62 por ciento de opiniones favorables en las encuestas internas, para intentar rectificar políticas fallidas por la tenaz y heroica resistencia del pueblo cubano.

Si fuésemos a mencionar momentos picos de este acercamiento, tendríamos que sugerir también la participación de nuestra patria en la citada Cumbre de Panamá en abril del 2015, el encuentro entre Raúl y Obama el día 11 y la decisión del mandatario de retirar a Cuba de la lista de países que alientan o fomentan el terrorismo, anunciada el 14 de abril ante el Congreso.

Otros momentos relevantes del actual proceso de acercamiento, han sido la apertura oficial de embajadas ocurrida el 20 de julio con la inauguración de la sede diplomática cubana en Washington, así como la ceremonia de restablecimiento de la embajada de los Estados Unidos en La Habana, el 14 de agosto, con la presencia del secretario de Estado John Kerry.

Precisamente en esta ocasión, Kerry anunció durante la conferencia de prensa ofrecida en el Hotel Nacional, junto al canciller cubano Bruno Rodríguez, la creación de una comisión bilateral para abordar temas de interés común. Entretanto, desde inicios de enero del presente año se han venido sucediendo contactos significativos entre políticos, funcionarios y empresarios de las dos naciones, fundamentalmente a partir de visitas de delegaciones del país norteño a La Habana.

Así, el 16 de enero se anunció una flexibilización de algunas medidas restrictivas derivadas del bloqueo, que atañen al comercio y los viajes a Cuba, que ahora permite los de tipo cultural o religioso,

aunque continúa prohibido el turismo directo entre los dos países. Otro momento importante fue la llegada de Roberta Jacobson, entonces secretaria de Estado adjunta para América Latina, quien presidió entre el 20 y el 24 de enero la delegación de su país a la primera ronda de conversaciones Cuba-EE. UU.

Encuentros que han seguido alternándose entre la capital cubana y Washington, y que han tropezado con no pocos escollos, como el más reciente sobre asuntos migratorios, en esa última ciudad, cuando Cuba denunció la Ley de Ajuste Cubano y la absurda política de pies secos-pies mojados como principales responsables del problema suscitado en Costa Rica por la masiva presencia de ciudadanos de la isla que intentan llegar de manera ilegal a territorio norteamericano.

De hecho, una normalización de relaciones solo será posible cuando los Estados Unidos desmonten el bloqueo, eliminen la Ley de Ajuste y el Programa de Parole para profesionales médicos cubanos, e indemnicen a Cuba por los daños ocasionados en más de medio siglo de agresiones de todo tipo provenientes del país del norte.

Para un acercamiento real, Washington tendrá que cumplir además el requisito de devolver la base naval que ilegalmente usurpan en Guantánamo y cesar sus agresiones radioeléctricas y propagandísticas contra la Isla, como las que ejercitan las mal llamadas radio y televisión Martí, programas del tipo Zunzuneo, y otros. Solo así la relación será franca, equitativa y transparente.

Ello no niega recientes avances de ambas naciones en temas como comunicación aérea y marítima, protección del medio ambiente, combate al narcotráfico y enfrentamiento a los fenómenos naturales, entre un grupo de tópicos de interés mutuo.

De hecho, 12 meses es poco tiempo para resolver los puntos de fricción acumulados durante 55 años de prácticas agresivas hacia la ínsula por parte de la superpotencia, pero por algo se empieza y ahora el reto es que factores internos de los EE.UU. y su agresiva política externa contra naciones amigas de Cuba no echen a perder lo que se intenta construir.

7 comentarios

  1. Esta es buena:

    Detalles del acuerdo

    Washington y La Habana acordaron permitir hasta 110 vuelos diarios de ida y vuelta en las aerolíneas estadounidenses a Cuba, de acuerdo con Thomas Engle, subsecretario adjunto para asuntos de transporte del Departamento de Estado de Estados Unidos.

    Esa cifra incluye 20 vuelos a La Habana diarios y 10 a cada uno de los otros nueve aeropuertos internacionales en la isla.

    Imagina que hoy por hoy a Sta Clara solo hay 4 vuelos diarios y todos procedente de Miami, serian 6 mas y pudiendo partir de otras ciudades incluso

    • Qué cantidad de analistas internacionales y de pelota y de temas internos de Cuba se ha perdido este periódico, caballero. Oye, porque tener una gente que sepa de todo, opine de todo, todos los días de esta vida, consagrado, buen trabajador, y que no esté en la plantilla del medio, eso debe darle tremendo dolor a la gente de Escambray.

      • Me iba a quedar callado, pero mereces una respuesta, mis comentarios no afectan, ni molestan a nadie, soy defensor de la libre expresion y me tomo el derecho a opinar cuantas veces lo desee, no me privo de ese derecho. Mi deber ser respetuoso. A usted, gracias por igual comentar.

        • No, si en efecto, usted tiene razón: sus comentarios le aumentan el tráfico a esta página, juégatelo al canelo. A la página tal vez, no sé qué les provoca al resto de los foristas. No sé si todos se aburren enormemente como yo de ver los mismos consagrados comentaristas en todas las páginas. A usted, gracias por dedicarse un tiempo para responderme.

  2. Las Agencias de Viaje de Miami se lamentan pues al abrir vuelos regulares algunas grandes companias como Delta y American Airlines podran volar a Cuba y eso abaratara el precio del boleto un tanto, q de por si son carisimos. Conclusion: Estos del lado de aca todo lo hacen por billete, lo menos q les interesa es el beneficio.

    Sucia la politica, verdad??

  3. Avance?? Si. Exitos?? Tambien, pero a cuenta gotas.

    Se abre la embajada, algo en las telecomunicaciones, algo en los viajes, la aviacion y el correo, un poco mas de turismo y relacion cultural entre los pueblos, nos visita la MLB, algo es algo en cosas menores, falta muchisisimo, las partes no quieren ceder ante petitorios de indole mayor. Por lo pronto hacer lo acostumbrado: Este 17 pedirle al viejo y milagroso San Lazaro, salud, amor, paz y felicidad, alimentemos la esperanza, pues de como nos vaya en lo economico se encargaran ambos gobiernos, por ahora no mas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.