Sancti Spíritus: mejora fondo habitacional a partir del esfuerzo propio

La construcción de viviendas por esfuerzo propio en Sancti Spíritus ha generado 377 células básicas habitacionales

sancti spiritus, contruccion de viviendas, construcciones

Más de 1 000 ejecuciones constructivas en inmuebles han hecho posible que igual cantidad de familias espirituanas hayan resuelto sus problemas habitacionales, a pesar de dificultades con los recursos que dilatan compromisos y necesidades de los beneficiarios.

Según informaciones de Néstor Borroto, director de la Vivienda en Sancti Spíritus, desde que en el 2012 comenzó a aplicarse una nueva política dirigida a mejorar el fondo habitacional de la provincia, que incluyó la entrega de subsidios, se han realizado por esfuerzo propio acciones que incluyen la construcción de células básicas habitacionales, rehabilitaciones integrales y conservaciones menores, a lo cual se suman 31 nuevas casas levantadas durante el primer trimestre del año en curso.

No obstante a lo alcanzado hasta ahora, explicó el directivo, el financiamiento, muy por debajo de la cantidad de personas aprobadas, junto a la morosidad a la hora de la aprobación, limitan la posibilidad de construir o rehabilitar viviendas a través de esa modalidad. El directivo precisó, asimismo, que en la provincia no se terminan más acciones constructivas fundamentalmente por la inestabilidad de recursos en la red de tiendas de Comercio, tales como juegos de baño, carpintería, acero, enchape y otros recursos de terminación, entre ellos áridos en sus diferentes surtidos y madera.

Por esa causa, muchos beneficiados han excedido el término de 18 meses instituidos para comenzar la construcción o reparación y, en consecuencia la fecha de terminación, aunque no se descartan  casos en que  el subsidiado incumple con los deberes y obligaciones del contrato, aun cuando conoce la obligación de cumplir con lo pactado y participar de manera activa en la solución de los problemas de su vivienda.

A diferencia de años anteriores, durante el 2015 se definirá una cuantía para determinar quiénes tienen o no solvencia, y al mismo tiempo se pretende que sean dos convocatorias al año para que se hagan las solicitudes. Tal vez la idea viabilice un poco las aspiraciones de los beneficiados, aunque cabría preguntarse si los establecimientos de Comercio podrán responder con los recursos requeridos cuando de golpe y porrazo se apruebe una avalancha de de personas dispuestas a mejorar su espacio habitacional.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.