Sed en los embalses de Sancti Spíritus

Sancti Spíritus está al borde de una sequía intensa. La escasez de lluvia obliga a racionar el abasto de agua a la población

sancti spiritus, sequia, recursos hidraulicos, abasto de agua, fomento, trinidad

La provincia de Sancti Spíritus está al borde de una sequía intensa. En los primeros cuatro meses del denominado período seco (noviembre-febrero), el acumulado de lluvia no rebasa los 111.4 milímetros, apenas un 68 por ciento de la lámina histórica para esa etapa.

Tal situación ha tenido repercusión en los embalses, pues los 517 millones de metros cúbicos de agua que almacenan representan el 40 por ciento de la capacidad total de los acuatorios y, en relación con igual período precedente, el déficit es de unos 400 millones de metros cúbicos, según reportes de Becsy Arteaga Betancourt, especialista de la Dirección Provincial de Recursos Hidráulicos.

Puntualiza la fuente que la presa Zaza, la mayor de Cuba, tiene en su vaso 396 millones de metros cúbicos de agua, para el 39 por ciento de su capacidad de almacenaje. En cuanto a los embalses de abasto a la población, Tuinucú, que tributa a la cabecera provincial y al poblado de Cabaiguán, se encuentra al 82 por ciento; Siguaney, al 76 y Lebrije, al 23; este último, sin embargo, cubre las necesidades de los habitantes de Jatibonico.

El panorama tiene su mayor repercusión en las ciudades de Trinidad y Sancti Spíritus, ambas sometidas a una reducción de los horarios de entrega. La tercera villa de Cuba, anclada en el polo turístico del  balcón del Caribe, resulta la más afectada, pues de un escurrimiento en tiempos normales de 110 litros por segundo desde la fuente de San Juan de Letrán, hoy apenas llegan 15 litros por segundo. El suministro de agua aquí a través de la red hidráulica llega a los hogares una vez cada ocho días, situación que exige un incremento de los viajes en pipas a 87 diariamente, explica a Escambray Maideé Ponce de León García, especialista de la Empresa Provincial de Acueducto y Alcantarillado.

En la ciudad de Sancti Spíritus, cuando se afecta el caudal del río Yayabo, se deprime el abasto a las zonas centro y sur y a los puntos extremos de la red más distantes del acueducto. “El Yayabo durante la primavera aporta 300 litros por segundo a la red y en la actualidad solamente brinda un tercio de esa cifra”, agregó la fuente.

El otro poblado con mayor afectación en la provincia es la cabecera municipal de Fomento, que tiene una de sus fuentes de abasto totalmente agotada y las cinco restantes también limitados. En este caso, además de la reducción en los horarios de servicio por la red, deben efectuarse unos 25 viajes de agua en pipa semanalmente.

Concluye Ponce de León que en este territorio central del archipiélago cubano, actualmente 24 asentamientos rurales —con una población de 47 260 habitantes— tienen afectación parcial en el abasto de agua, lugares donde el envío de agua en pipa se hace más intenso, motivado por las escasas precipitaciones que no reactivan el manto freático.

One comment

  1. Mientras no se tomen las medidas necesarias para la forestación con especies naturales del país y la reforessatción con especies importadas en las cuencas de los ríos y los etanques artificiales, además de la destrucción de los bosques de manglares costeros de la provincia, por la asperjación de productos químicos destructores de estos tipos de vegetación por parte de la empresa arrocera sur del Jíbaro, que se caracteriza por verter al mar toda el agua que se emblasa en la presa ZAZA, ya que no tiene sistemas recuperativos, además si usted no lo sabe que cada presa que se construye equivale a la muerte de un río ya quedan pocos con vida en Cuba, la catastrofe ecológica de la ZAZA ya la sentimos, la culpa de la sequía es del hombre a nosotros nos toca resolverlo.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.