Serie Mundial de Boxeo: Veitía extiende su invicto

El equipo de los Domadores de Cuba, Yosbani Vieitia, Lázaro Álvarez, Roniel Iglesias, Julio Cesar La Cruz, Leonel Ulises Perot y el director técnico Rolando Acebal. Foto AIN.Tras 15 presentaciones en Series Mundiales de Boxeo, el espirituano Yosbany Veitía se mantiene invicto, luego de derrotar este viernes a Azat Usenaliev en un duelo en el que Cuba arrasó a Ucrania.

Veitía, el primer púgil cubano que aseguró su pase para los Juegos Olímpicos de Río-2016, batió 3-0 a Usenaliev, para completar su séptimo éxito en la presente Serie en la división de los 52 kilogramos, los que se unen a los 8 triunfos de la temporada anterior, cuando representó a la isla en los minimoscas.

Veití fue el primero en subir al ring este viernes, cuando los Domadores de Cuba cerraron  como invictos la fase preliminar de la V Serie Mundial de Boxeo, al doblegar en su último tope a los Otamans de Ucrania 5-0.

Lázaro Álvarez (60), también con boleto seguro para Río de Janeiro-2016, venció 3-0 ante Viktor Slavinskyi.

Por la misma vía salieron airosos Roniel Iglesias (69) y Julio César La Cruz (81) ante Oleg Zubenko y Oleksandr Khyzhniak, por ese orden.

En el ultimo pleito, en la división de más de 91 kilogramos, Ihor Shevadzutskyi no pudo imponer su apreciable ventaja de peso y cayó 1-2 frente a Leinier Peró.

Para los Otamans resulta una barrida dolorosa, que los puede sacar de los cuartos de final, pues van terceros del grupo con 27 puntos, pero corren el riesgo de ser desplazados por los Guerreros de México, que acumulan 25.

Más temprano, los Caciques de Venezuela derrotaron 4-1 a los Húsares de Polonia y pasaron temporalmente al tercer lugar, a la espera de lo que suceda este sábado entre Truenos de Italia y Lobos de Astana.

Por su parte, Rusia derrotó 3-2 a Marruecos para ratificarse como segundo del apartado A, y los Dragones de China 5-0 a los Halcones de Argelia, con lo cual llegaron a 12 puntos y pasaron al sexto lugar.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.