Washington trata a Venezuela con una doble moral

La canciller venezolana participó en el programa José Vicente Hoy, del canal privado Televen, conducido por el periodista y expresidente José Vicente Rangel.El gobierno de EE.UU. enfoca sus críticas a Venezuela en temas como la supuesta violación de los derechos humanos con un doble estándar, una doble moral, aseguró este domingo la canciller del país, Delcy Rodríguez.

No ha existido en esta nación un gobierno más defensor de los derechos humanos que el iniciado por el fallecido presidente Hugo Chávez en 1999 y ahora liderado por Nicolás Maduro, declaró la titular en el programa José Vicente Hoy, del canal privado Televen, conducido por el periodista y expresidente José Vicente Rangel.

Pese a sus críticas a Venezuela, Estados Unidos viola derechos como el de la infancia al permitir que niños emigrantes trabajen largas jornadas, y ejerce una política abiertamente racista, comprendidos los frecuentes asesinatos y sentencias judiciales injustas contra los afroamericanos, añadió.

Un 75 por ciento de las personas condenadas a muerte son de origen afroamericano “en aquel país marcado por la discriminación racial” subrayó.

Según la Ministra, Estados Unidos no ha suscrito la Convención sobre los Derechos del Niño porque allí el trabajo infantil se realiza en condiciones de esclavitud con gran cantidad de horas de labor a la semana.

El país del norte irrespeta también el tema de la comunidad penitenciaria en cárceles con dos millones y medio de presos, indicó.

Respecto a las intenciones estadounidenses de aislar a su país, Rodríguez recordó que Caracas cuenta con apoyo de bloques regionales como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, la Unión de Naciones del Sur, el Mercado Común del Sur y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América.

La titular mencionó también el respaldo de organismos de otras regiones como al Movimiento de Países No Alineados y de los Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

Estados Unidos ha optado por un camino signado por el poder financiero, mediático y militar en su política exterior y desde esa megaeconomía imperial se dicen mentiras sobre Venezuela, destacó.

Vivimos una época de pretensiones de anulación de la soberanía y la autoderminación de los pueblos, dijo y consideró insólitas las recientes declaraciones del presidente estadounidense, Barack Omaba, respecto a “torcer el brazo” a aquellos Estados que no acepten sus designios.

Rodríguez expresó su apoyo al proceso de normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos y calificó de histórica la posición del presidente cubano, Raúl Castro, respecto a que esas negociaciones no pueden estar por encima de los principios.

La titular reiteró la política venezolana de practicar una diplomacia de paz y de solución pacifica de los conflictos internacionales en foros internacionales como la ONU, en cuyo Consejo de Seguridad es miembro no permanente.

2 comentarios

  1. Ms.C. José Gonzalo Chirino Ramadán

    Buenos días escribí un comentario en este artículo donde exponía mis consideraciones sobre la situación en Venezuela máxime porque en varias ocasiones he estado allí. Pero como veo me lo censuraron y yo solo dije lo que pienso y considero la verdad, Por eso a este periodico nadie escribe, nadie comenta por ser tan rígidos y tan poco abierto al debate, si estaba equivocado lo correcto fuera que ustedes me respondieran u otro comentarista.
    Yo no soy un contrarrevolucionario yo soy profesor de la universidad con más de 25 años de trabajo, soy internacionalista soy militante del PCC con cargos en el núcleo. Yo jamás escribiría 14 y Medio porque creo en la revolución en el partido en Fidel en Raúl

  2. El 90% de los problemas en Venezuela son causados internamente.
    Se deben de buscar las causas y al mismo tiempo soluciones. EU no es el culpable de la situaciòn en ese pais.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.