Yudoca espirituana Dayaris Mestre buscará su reinado en los 48 kilogramos

Este 2015 representa la vuelta de Dayaris a los 48 kilogramos, pues sus dos medallas doradas en Veracruz (individual y por equipos) las consiguió en los 44

dayaris mestre, yudo, sancti spiritus

La yudoca Dayaris Mestre apenas pudo saborear sus dos medallas de oro de Veracruz. De la escalerilla del avión siguió para los colchones del Cerro Pelado. La cuestión es que el 2015 se estrena para ella bien exigente y solo le quedó tiempo para disfrutar unos días en familia, recibir los agasajos como una de las 10 mejores atletas del año en Sancti Spíritus y retornar a la rutina preparatoria.

Para la espirituana en particular el reto es bien fuerte, ahora que puede recuperar su reinado nacional en los 48 kilos, buscar el título panamericano que se le escapó en Guadalajara 2011 y un boleto que la lleve a su segunda Olimpiada, en Río de Janeiro 2016.

“Terminamos los Centroamericanos pero es muy temprano para salir de los entrenamientos, pues tenemos que seguir la preparación con el objetivo de lograr la clasificación para los Juegos Olímpicos que será bien difícil; aunque, por supuesto, primero están los Panamericanos de Toronto, de ahí que trataremos de imponernos.

“Mi meta es llegar a los Juegos Olímpicos, para eso tenemos que mantenernos entre las primeras 14 del ranking y como casi no hemos participado en competencias donde se han alcanzado esos puntos, el ranking no perdona; cada vez que no asistes te puedes ir alejando más”.

Este 2015 representa la vuelta de Dayaris a los 48 kilogramos, pues sus dos medallas doradas en Veracruz (individual y por equipos) las consiguió en los 44, la misma división que le había agenciado el título en Cartagena de Indias 2006. Sucede que con la deserción de quien había sido su más enconada rival en los últimos años, Maria Celia Laborde, ahora tiene el camino más expedito.

“En esa categoría no paso ese gran trabajo como el que tenía que pasar para bajar a los 44 como me sucedió ahora para los Centroamericanos, pero al final lo importante es que pude obtener mis medallas y eso me pone muy contenta”.

Para ir labrando su camino hacia Río de Janeiro, Dayaris tiene por delante la tradicional gira europea y las diferentes paradas del Gran Prix, la propia cita de Toronto y el Campeonato Mundial. Que su nombre vuelva a reinar en los 48 dependerá de su desempeño sobre esos tatamis.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.