La Feria que no fue

Sabor amargo dejado por la Feria del Cebú Cubano en Sancti Spíritus, único espectáculo de su tipo en Cuba, que cada año tiene su realización en julio, al coincidir con las fiestas del Santiago

sancti spiritus, feria del cebu cubano, parque de ferias delio luna echemendia
Según opiniones de los vaqueros a la feria le faltó alimento para los animales y hasta cuadras donde resguardarlos. (Foto: Xiomara Alsina/ Escambray)

 

Cierro los ojos y todavía escucho el eco de las voces que vitoreaban al vaquero cuando derribaba un animal en medio de la pista del rodeo. Una multitud de pueblo colmó las gradas durante la XX edición de la Feria del Cebú Cubano en Sancti Spíritus, único espectáculo de su tipo en Cuba, que cada año tiene su realización en julio, al coincidir con las fiestas del Santiago y que no solo atrae a los coterráneos amantes del deporte de los lazos y los caballos, sino también a quienes desde provincias vecinas llegan para disfrutar del singular pasatiempo.

El Parque de Ferias Delio Luna Echemendía celebró también los 30 años de haber sido remodelado en su totalidad, cuando en 1986 la provincia obtuvo, por vez primera, la sede del 26 de Julio, razones más que suficientes para afanarse en preparativos y detalles que constituyeran el mejor estímulo a tan digna conmemoración.

Sin embargo, los deslices de esta Feria dejaron un sabor amargo entre los atletas, invitados y el público, que urgía de algo distinto, mucho más emprendedor o, al menos, con los recursos indispensables para el desempeño de la actividad.

Escambray resume opiniones de vaqueros o participantes en las exposiciones: “Esta es la feria de los tropiezos, faltó alimento para los animales y hasta cuadras donde resguardarlos”. “Yo prefiero quedarme sin comer antes de que mi caballo no tenga una paca de hierba después del rodeo”.

“Llevo rato caminando y no encuentro nada de tomar y lo poco que hay está caliente”.

Para nadie es un secreto que todos los medios que utilizan los atletas en sus presentaciones, desde el animal, los lazos, bastos y monturas, hasta la ropa que lucen y el calzado, los adquieren por su cuenta y a precios que nadie es capaz de imaginar, muchos trabajan en sus fincas el año entero para venir de estreno a la festividad; así regalan momentos de esparcimiento de manera voluntaria y gratuita, solo por el placer de mantener viva una tradición que los identifica desde tiempos inmemorables.

La Feria del Cebú Cubano en Sancti Spíritus también tuvo sinsabores en la gastronomía popular, con limitada presencia de cervezas y refrescos en todas sus variantes, unidades cerradas a media tarde y qué decir en los horarios nocturnos, cuando muchos deambulaban en busca de ofertas y solo unos pocos puntos de venta de trabajadores por cuenta propia mantuvieron el expendio de determinados alimentos.

Esta vez se hizo el intento de organizar —y creo que en cierta medida se logró— la entrada a los palcos destinados a las personalidades invitadas y a la Presidencia, pero otro detalle no menos importante empañó por momentos el desempeño del espectáculo, se trata de la poca calidad en la locución del rodeo, un arte difícil pero necesario, que requiere de cierta preparación individual y de un asesoramiento antes de abrir el micrófono.

De boca en boca se escucharon comentarios de toda índole, bastó con caminar entre la multitud, en su mayoría foránea, y aguzar el oído para saber cuál era el tema.

Unos agradecían las descargas de música mexicana que el solista espirituano Yadir Lorenzo y algunos invitados regalaban a los asistentes en el paseo del recinto expositivo; otros aplaudieron las propuestas destinadas a los más pequeños, como los recorridos en ponis, el carrusel y otros implementos previstos allí para la recreación.

También reconocían la calidad de los animales de rodeo, en esencia, los toros de monta y otros ejemplares traídos desde distintas partes de la provincia; pero también se habló de la falta de higiene en determinados sitios y hasta de la necesaria cohesión que demanda un evento de esta naturaleza para lograr que todos los factores implicados hagan suyo el espectáculo.

En más de una ocasión nuestro medio de prensa ha tratado este tema de la Feria, sobre todo por lo que representa dentro del espectro recreativo de los espirituanos.

Recordemos que Sancti Spíritus es una provincia eminentemente ganadera y, por ende, el mantener vivas estas tradiciones hace que se sumen cada vez más nuevos seguidores.

No podemos entonces voltear la mirada ante las cosas negativas que pueden empañar el mayor espectáculo de los ganaderos, mucho menos cuando nuestro equipo de rodeo figura como el Campeón de Cuba o cuando Sancti Spíritus es la única provincia que cuenta con un grupo numeroso de niños que siguen los pasos de sus antecesores en diferentes modalidades de este deporte.

Lo cierto es que, mientras la Feria siga siendo un sitio comandado por varios organismos y no tenga un ente que aglutine los intereses y los concilie para el bien de todos, los espirituanos deberán conformarse con aguardar por una nueva edición, porque la pasada ya no fue lo que el público esperaba.

4 comentarios

  1. Otra chapucería a lo espirituano ……………………. qué pena, la feria no puede perder ese encanto que tiene para los espirituanos. Son muchas las familias campesinas que llegan desde los lugares màs lejanos para no perderse ese criollo espectáculo…… coincido con el comentario de Alerta, en lo referido al negocio lucrativo en lugar de esparcimiento sano…………………….. triste de verdad ……………

  2. porq esperan q pasen las cosas para despues quererlas arreglar, para luego es tarde, porq ahora hay q esperar un año para poder disfrutar de otros carnavales como nos merecemos, el 26 de julio hubo q esperar 2 horas dentro de la feria para q abrieran la venta de bebidas, estando en carnavales, lo q se podia oir en la feria x ejemplo era ,q estabamos velando un muerto (y como duro su velorio), cuando preguntabas q a q hora empèzaban la venta nos decian. (NO, hay q esperar x periquito perez para q den la orden) y asi nos pasamos 2 horas . porq algunos como yo, queriamos disfrutar de las actividades y de los artistas de musica mexicana q tanto nos gusta a los espirituanos. no esperemos q pase, hay tiempo para dar un paso mas y darnos cuenta de lo q esta pasando porq huvo mas de 7 dias de actividad, gracias y seguiremos visitando NUESTRA FERIA DELIO LUNA ECHEMENDIA que tanto nos GUSTA

  3. Muy bien con el escrito mira si en funcio
    Ponen un funcionario que sea apatico al deporte de la feria nunca tendremos un evento de calidad apesar de las limitaciones el humano hace mas grande los problemas felicidades por ese trabajo

  4. La feria se ha convertido en un negocio lucrativo, una fuente de ingresos para las empresas que tienen intereses ahi, supuestamente para dar servicios a la poblacion, pero la realidad es que la gente va alli porque no tiene otro lugar a donde ir, con expectativas de entretenimiento y recreacion que nunca se cumplen. Los empresarios quei tienen intereses alli solo buscan recaudacion, que siempre es alta porque estamos obligados a carabina, o de lo contrario hay que permanecer en casa. Nadie vela por la calidad cultural de lo que alli se ofrece, ni en el rodeo ni en la deprimente oferta artistica y las condiciones en que esta se ofrece. Y si alguien lo esta haciendo tiene una gestion cultural PESIMA y mejor se dedica a otra cosa. Este asunto es tan viejo como la calidad del pan, se repite una y otra vez a lo largo de los años, sin que aparezca una solucion, o sera que tendremos que buscar una asociacion con una empresa extranjera para que la administre integralmente un gallego, o un chino. Aunque parezca absurdo parece que aqui no existen los hombres y mujeres capaces para hacer de la Feria una alegre y hermosa oferta para el pueblo. Que pena, esto no depende del bloqueo economico, mas bien del bloqueo mental.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.