Asegura Dilma Rousseff que Brasil no merece vivir nueva ruptura democrática

En su defensa por escrito ante el Senado, Dilma alertó que la cuestión en este momento no es el apoyo o la oposición a su gobierno, sino la unidad de todos en defensa del estado Democrático de Derecho

brasil dilma rousseff
Dilma Rousseff. (Foto tomada de actualidadradio.com)

Brasil no merece vivir una nueva ruptura democrática, sino mostrar al mundo y a nosotros que supimos construir instituciones sólidas, capaces de resistir las tormentas económicas y políticas, sostuvo este miércoles la presidenta suspendida Dilma Rousseff.

Debemos enseñar también que sabemos decir no a quienes de forma elitista y oportunista, actuando con absoluta falta de escrúpulos, se valen de la traición, la mentira, y el golpismo para, hipócritamente, llegar al poder y gobernar en absoluto desacuerdo con los deseos de la mayoría de la población, remarcó.

La apartada Presidenta constitucional lanzó el exhorto en una declaración por escrito leída por su abogado defensor ante la Comisión Procesal de Impeachment del Senado Federal, José Eduardo Cardozo.

En el documento, de más de 30 páginas, Rousseff ratificó asimismo que, en nombre de los 54 millones de votos con los que ganó las elecciones presidenciales de 2014 y del pueblo todo, luchará con todos los instrumentos legales a su alcance para ejercer su mandato hasta el fin.

Quienes me conocen saben que probablemente incurrí en errores y equívocos de naturaleza personal y política, pero jamás en la deshonestidad, la traición o la cobardía, subrayó antes de insistir en que tampoco traicionó sus creencias, sus convicciones o a sus compañeros en las horas más difíciles.

Por eso, si alguien espera que abandone la lucha en defensa del mandato presidencial que me fue otorgado por el voto del pueblo brasileño, a partir de una Constitución que establece la existencia de un Estado Democrático de Derecho, comete un error, remarcó.

Refiriéndose al proceso de juicio político a que es sometida por un presunto crimen de responsabilidad, Rousseff recordó que desde la primera manifestación en estos autos su abogado defensor dejó claro que este proceso fue abierto y viene siendo promovido con manifiesto e inequívoco desvío de poder.

Dijo además ser blanco “de esta farsa porque, como Presidenta, nunca me rendí al chantaje” ni acepté hacer concesiones y conciliaciones tras bastidores, tan conocidas en la política tradicional de Brasil.

Catalogó la denuncia presentada contra ella por la emisión de tres decretos de suplementación y las llamadas “pedaladas fiscales” como fuera de lugar, inaceptable y profundamente injusta, y afirmó que nunca, en ningún país democrático, el mandato legítimo de un presidente fue interrumpido por actos de rutina de gestión presupuestaria.

La consumación del impeachment será una gran injusticia, manifestó la jefa de Estado y alertó que la cuestión en este momento no es el apoyo o la oposición a su gobierno, sino la unidad de todos en defensa del estado Democrático de Derecho, la preservación de los derechos individuales y colectivos del pueblo brasileño.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.