Bádminton: deporte raro en medio del lomerío espirituano

El bádminton será uno de los dos deportes que asistirán a los próximos Juegos Escolares Nacionales con atletas fuera de los contornos de la EIDE

sancti spiritus, badminton, eide lino salabarria
Alumnos de la escuela Abel Santamaría constituyen los abanderados de este deporte en la provincia. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Aunque el bádminton es un deporte olímpico y a Cuba le entró por el Campismo Popular como variante recreativa, no puede decirse que goce de la popularidad ni el empuje que debiera. De hecho, la clasificación de Osleni Guerrero para Río de Janeiro es el debut de Cuba en una disciplina de alto rendimiento hace unos seis años.

En Sancti Spíritus ni siquiera integra la lista oficial de la EIDE Lino Salabarría. Valga esta aclaración para entender el tamaño de un área donde crece la modalidad, pese a estar enclavada en La Hormiga, en el lomerío foméntense, desde donde se ha erigido como referente de la provincia.

Por exigencias propias, el bádminton precisa de una cancha sintética y otros requerimientos que, a decir verdad, no tiene ni Guerrero. Por eso Justo Crespo, su inspirador principal, no buscó más acomodo que una net, unas raquetas, un pedazo de terreno rústico y su experiencia como practicante de tenis en la infancia, retocada ahora con un curso de capacitación.

“Lo primero fue preparar el terreno y captar a los muchachitos de diferentes edades —dice—. El primer año me dieron las raquetas y como acá han repartido en el Plan Turquino, los profesores me donan algunas cuando se acercan las competencias y los niños que salgan buenos en otras áreas me los aportan también”.

Tres niñas y tres niños esperan diariamente el cierre de libretas en la escuela Abel Santamaría, una de las 87 que en Cuba practican bádminton. Entonces empieza el ir y venir de raquetas y volantes y no se termina hasta que el Sol se esconde tras las lomas.

“Hace cuatro años comenzamos. Los muchachos vienen cerrerones porque no conocen el deporte, pero los llevamos a topes a Fomento y otros lugares y van perdiendo el miedo; nos vamos en lo que pase, no le estamos pidiendo tantas cosas al Inder, porque si no, no se juega”.

Será por ese espíritu emprendedor para enamorar a niños montunos en franca rivalidad con otras disciplinas de más arraigo en aquellos montes. O porque la vida suele premiar a los persistentes. Mas ya los practicantes de bádminton en La Hormiga han sentado cátedra en Sancti Spiritus como ganadores de Juegos Provinciales de Montaña y han participado en Juegos Nacionales.

Pero existe un premio mayor. Este será uno de los dos deportes que asistirán a los próximos Juegos Escolares Nacionales con atletas fuera de los contornos de la EIDE. Quizás por estos mismos cauces le pueda nacer a Sancti Spíritus un guerrero como Osleni que escale la ruta del Olimpo por los senderos de La Hormiga. “Los muchachos aprenden rápido y son persistentes. ¿Quién sabe?”, apunta Justo.

One comment

  1. yoel martin- pancho

    Tuve la posibilidad de hacer mis practicas docentes del Fajardo en la hormiga en el año 1989, en el principiante plan Turquino, allí estaba Justo desde entonces llevando el deporte a los pobladores y niños de aquella zona, me quito el sombrero ante tanto entusiasmo y dedicación de ese señor,no creo que pueda haber alguien que trabaje mas que el, mis respetos y reconocimientos, de hombres como usted necesita nuestro pueblo, lo felicito y sirvan estas palabras de agradecimiento eterno por las cosas que aprendí de usted. Pancho

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.