Banao desteta el monocultivo

sancti spiritus, produccion de alimentos, banao, alimentos precios
Poco a poco el frijol gana espacio en las fincas campesinas. (Foto: Elisdany López)

Después de los procesos de entrega de tierra a los productores y de reducirse prácticamente a cero la cosecha estatal, el polo agrícola de Banao vive un momento de esplendor y, a la vez que comienza a separarse del monocultivo sin perder el estatus de principal plaza cebollera de Cuba, deja ver apreciables aportes en otros renglones como tomate, granos, viandas y frutales.

 

Foro online: ¿Podrían bajar los precios de los alimentos en Cuba?

-Los nuevos rumbos de Acopio

Quizá en ningún otro escenario espirituano la práctica de diversificar las producciones del campo chocó tanto con el interés de los cosecheros como ocurrió en esta zona, paraje con una arraigada vocación hacia la cebolla y el ajo, que en todas las épocas han tenido buenos precios, demanda y jugosas ganancias.

Otrora famosa por manifestarse allí un microclima que contribuye a la fertilidad de los suelos, las bondades naturales de Banao fueron apenas un recuerdo durante un tiempo y en sus campos dejaron de verse cultivos que marcaron épocas como los cítricos, las hortalizas, la yuca y el plátano.

“La mayoría de las tierras se dieron en usufructo y no exceden las 2 caballerías, son prácticamente conuquitos, hay cooperativas que se formaron con seis cordeleros —aclara Juan Carlos Sicilia Pérez, director de la Empresa Agropecuaria Banao—, esa es una de las razones por las que los productores no asumen cultivos de ciclo largo: carecen de suelos suficientes para rotar y sembrar cebolla; siendo el precio de esta última el que en verdad les motiva”.

Antes y ahora Banao han tenido en la cebolla blanca su cultivo estrella y esa cosecha representa alrededor del 90 por ciento de la producción nacional, añade la fuente.

Las precipitaciones en el periodo invernal han hecho mella en la plantación y lugares como El Maizal y El Caney reportan buen año de cebolla, al decir del directivo, pero en otros como Cuchara, El Cacahual y La Gloria el rendimiento no es bueno.

Un propósito de la empresa es completar en febrero las 546 toneladas con destino a la industria para la sustitución de importaciones y, además, asumir los demás envíos del encargo estatal.

“No está liberada la comercialización, pueden vender el excedente los productores que cumplan los contratos, existe un orden pero no es suficiente, tiene lagunas y chapucerías, eso sí, eliminamos la avalancha de camiones foráneos que nos llevaban las mercancías”, subraya el director.

sancti spiritus, produccion de alimentos, banao, alimentos precios
El encarecimiento de los jornales dispara los costos de producción. (Foto: Elisdany López)

DIVERSIFICACIÓN

Los retos agrícolas de la Empresa Agropecuaria Banao son de mangas largas, si partimos de los fértiles suelos, de que más del 60 por ciento del área cultivable dispone de alguna alternativa de riego y de que cuenta con un ejército de alrededor de 1 200 usufructuarios.

Pero el verdadero desafío ha estado en “meterle el bichito al productor de no solo sembrar lo que más dinero da —advierte—, sino introducir el concepto de producción diversificada”.

El pasado año el polo entregó al programa de sustitución de importaciones más de 400 toneladas de frijol —hace pocos años producía unas 100— y para el actual se planifica cosechar alrededor de 600 toneladas.

De cara a los tiempos que corren el enclave no puede conformarse con los tres surtidos definidos allí como principales: cebolla, tomate y frijol, de ahí las pretensiones de rescatar también cultivos como el plátano —despunta en la zona de El Maizal— y la yuca que en otras épocas abundó. La piña, el melón, la frutabomba, el mango, la calabaza y el pepino se inscriben en las rutas de las potencialidades.

Sin que se sepa cuánta comida puede entregar Banao en las condiciones actuales, los representantes de la entidad sostienen que hoy la producción puede representar alrededor del 70 por ciento de las posibilidades y se admite que falta suelo por explotarse.

Manuel López Cervantes, especialista de la Unidad de Ciencia y Técnica enclavada en Pojabo, reconoce que la mayor manifestación de plagas y enfermedades impacta en los costos de producción y en los rendimientos de los cultivos, y subraya la necesidad de transitar hacia una agricultura biológica porque es efectiva para esos controles.

“Las plagas y enfermedades se controlaban antes con más facilidad, ahora se hacen más resistentes y el campesino para frenar el daño acude a químicos de alta generación, en detrimento del empleo de los medios biológicos, menos contaminantes y menos nocivos para la salud; en Banao se requiere aplicar microorganismos para devolverle la vida al suelo”, afirma el especialista.

sancti spiritus, produccion de alimentos, banao, alimentos precios
Lino Quincosa se mantiene como productor de cebolla. (Foto: Elisdany López)

CAMPESINO ENCICLOPEDIA

Con 62 años y desde los ocho al lado de la cebolla, el campesino Lino Quincosa, integrante de la Cooperativa de Créditos y Servicios Ramón Pando, es de esos hombres que marcan un referente en la tierra. “Sembré mucho pimiento, cebolla y ajo, pero un día me dije: hay que sembrar viandas, granos y otros alimentos; desde hace varios años el frijol es mi cultivo principal”.

¿Qué falta en Banao para producir más alimentos?, indaga Escambray.

“Hacen falta tierras, yo pudiera hacer más pero no tengo; agrandar la finca para rotar los cultivos. Llevo muchos años sembrando y el suelo se cansa, por tanto produce menos con el mismo esfuerzo.

“Banao tuvo etapas en que para recoger la cebolla los mismos productores se auxiliaban unos a otros; después creció la plantación y hubo que aplicar otros mecanismos. Antes el costo de producción era menor, el Estado pagaba a 8 pesos el quintal de cebolla, ahora lo compra a 500. Tiempo atrás el jornal valía 30 pesos, hoy pago 150 pesos a los que vienen a trabajar a la finca”.

En medio de un escenario que aclama elevar la producción y explotar con mayor eficiencia el terreno, sobre Banao recae una misión agraria que determinará en la aspiración de ampliar la entrega de alimentos para sustituir importaciones y ofertar al pueblo a precios más asequibles, empeño que comienza a ser más visible porque a todas luces se le ha ganado la batalla al monocultivo.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.