Brasil: Detener el golpe es posible, urgente y necesario

El Partido de los Trabajadores Consideró posible, urgente y necesario detener el golpe parlamentario que rompió el orden democrático en Brasil y llevó al poder a Michel Temer

No hay oposición moderada o conciliación posible con un gobierno que es resultado de un golpe, remarca el PT
No hay oposición moderada o conciliación posible con un gobierno que es resultado de un golpe, remarca el PT

Desde el 12 de mayo el país vive una nueva situación con la recuperación de la dirección del Estado por las viejas oligarquías de la política, de los medios monopolizados y del gran capital, señaló la organización en una resolución aprobada este martes por su Directorio Nacional.

El documento precisa que el objetivo inmediato del Partido de los Trabajadores (PT) y las organizaciones populares debe ser continuar las movilizaciones hasta la absolución de la presidenta Dilma Rousseff, apartada de su cargo por el Senado para someterla a un juicio político por un crimen (de responsabilidad) que no cometió.

Dilma debe retornar a las funciones para las cuales el pueblo la eligió; ese es el único resultado del juzgamiento capaz de reconducir al país al orden constitucional y democrático, subraya.

La resolución del Partido de los Trabajadores propone que la Presidenta de a conocer a la mayor brevedad un compromiso público sobre el rumbo de su gobierno una vez derrotado el golpismo, en el que defienda una amplia reforma política y esboce las medidas capaces de retomar el crecimiento económico y la generación de empleos.

Subraya además que “no reconoceremos el gobierno ilegítimo de Temer, contra el cual haremos total oposición y lucharemos hasta el fin en las calles y en las instituciones para derrotarlo”.

No hay oposición moderada o conciliación posible con un gobierno que es resultado de un golpe, remarca.

El texto anticipa además que, sin renunciar a su identidad partidaria y sus banderas, el PT actuará de conjunto con el Frente Brasil Popular (FBP), el Frente Pueblo sin Miedo y otras organizaciones dispuestas a formar una articulación unitaria para defender la democracia.

Más que instrumento de movilización, el FBP puede desarrollarse como un espacio estratégico para todas las fuerzas progresistas, a partir de un programa común y reglas plurales de participación que abran el camino para su consolidación, indica.

En otra de sus partes, la resolución señala que el avance del movimiento golpista solo puede entenderse correctamente si se evalúan los errores cometidos por el PT y sus gobiernos, entre los cuales menciona el hecho de privilegiar un pacto pluriclasista y no la construcción de una fuerza política, social y cultural transformadora.

A despecho de los extraordinarios avances sociales verificados, incurrimos en un equívoco político, afirma antes de reconocer que fueron relegadas tareas fundamentales como las reformas política, tributaria progresiva y del Estado, así como la democratización de los medios de comunicación.

Puntualiza también que tampoco se dedicó la debida atención y perseverancia a la construcción de una alianza estratégica entre los partidos populares y los movimientos sociales, capaz de ampliar el peso institucional de la izquierda.

Acabamos refrendando acuerdos tácticos, imperiosos para el manejo del Estado, pero que resultaron en un bajo y poco enraizamiento de las fuerzas progresistas, a la vez que ampliaron el poder de fuego de los sectores más a la derecha, admite.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.