Brasil: Jucá deja al descubierto el golpe

La grabación sobre las intenciones del ministro de Planificación Romero Jucá de frenar la operación anticorrupción Lava Jato dejó completamente expuesto el golpe en curso

Las nuevas evidencias dejaron claro el carácter conspiratorio y golpista del gobierno que encabeza Michel Temer, asegura Dilma.
Las nuevas evidencias dejaron claro el carácter conspiratorio y golpista del gobierno que encabeza Michel Temer, asegura Dilma.

Si alguien no estaba seguro de que hay un golpe en curso basado en el desvío de poder y en el fraude, las declaraciones fuertemente incriminatorias (de Jucá) sobre los reales objetivos del impeachment y sobre quién está detrás de él, eliminan cualquier tipo de duda, apreció este lunes la apartada presidenta Dilma Rousseff..

Al intervenir en el Congreso Nacional de Trabajadores de la Agricultura Familiar, Dilma señaló que el contenido de la conversación entre el dimitente ministro y el ex-presidente de Transpetro Sergio Machado, ambos investigados en Lava Jato, dejaron claro el carácter conspiratorio y golpista del gobierno que encabeza Michel Temer.

Por su parte, el ex ministro-jefe de la Casa Civil Jaques Wagner manifestó que las revelaciones hechas por el diario Folha de Sao Paulo expusieron, de forma cristalina, las lamentables razones que llevaron a la separación temporal de Rousseff de su cargo, decidida por el Senado Federal al admitir el proceso de juicio político.

El 23 de mayo de 2016 pasará a la historia como el día en que el golpe contra Dilma fue definitivamente desmoralizado, desenmascarado, señaló el diario digital Brasil 247 al reseñar los dichos de Wagner, quien subrayó que la democracia fue violada y salió debilitada de ese proceso, pero siempre es tiempo de luchar por ella.

La propia publicación destacó además que, tras el escándalo provocado por las revelaciones sobre Jucá, el más leído e influyente escritor brasileño, Paulo Coelho, posteó en las redes sociales que “fue todo armado”, refiriéndose al impeachment contra la Presidenta constitucional de Brasil.

Coelho reprodujo además el artículo del periodista Glenn Greenwald, quien afirmó que el pedido de juicio político contra Dilma, después de la “bomba Romero Jucá”, no puede ser llamado con otra palabra que no sea golpe.

Por su parte, y en un comentario difundido esta noche aquí, el estratega político Leopoldo Vieira aseveró que las grabaciones de Jucá, quien también funge como presidente del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), revelan un gobierno electo por una asamblea de bandidos y montado para obstruir la justicia.

La bancada del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) en la Cámara de Diputados, en tanto, anunció que pedirá la prisión preventiva del ministro interino de Planificación.

Esas declaraciones contenidas en la grabación son gravísimas; una verdadera bomba atómica, dijo el líder del PSOL Iván Valente, según el cual la conversación coloca a la cúpula del PMDB, y posiblemente del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), en la obligación de dar muchas explicaciones a la sociedad brasileña.

El Partido Verde (PV) también fijó posición tras el escándalo y decidió dejar la base aliada y asumir una postura independiente; además, consideró el licenciamiento de Sarney Filho en caso que éste resuelva continuar como ministro de Medio Ambiente del gobierno provisional de Temer.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.