Campismo Popular en Sancti Spíritus: un verano en La Hormiga (+fotos)

A más de tres décadas de creada la instalación, es una de las más concurridas de la provincia. La belleza del entorno y la calidad de sus prestaciones influyen en las reiteradas visitas al lugar

sancti spiritus, campismo popular, verano, etapa estival
El confort de las cabañas es superior este año. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Posiblemente no existan muchos campismos en el país que cuenten con un paisaje natural tan prolífero en cuanto a belleza, diversidad de la flora y la fauna, ríos que corren todo el tiempo, montañas y sitios históricos cercanos, como el que lleva por nombre La Hormiga, perteneciente al municipio de Fomento, la combinación perfecta para que los excursionistas accedan cada año desde disímiles territorios, incluso de otras provincias vecinas.

El Abra de Cosme, área distante a más de un kilómetro de la instalación, constituye una de las mayores atracciones. Allí el ecosistema es abrupto pero increíblemente seductor, es por ello que los vacacionistas que se aventuran a recorrer el trayecto a pie o a caballo confiesan sentirse a gusto, cuando aprecian un río que nace de un manantial y parte en dos la montaña y en ocasiones hasta tocororos, cotorras, pájaros carpinteros y algún que otro majá de Santa María les dan la bienvenida.

sancti spiritus, campismo popular, verano, etapa estival
Transporte garantiza los viajes de ida y regreso a la instalación. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

CALOR HUMANO DESDE LA LLEGADA

Para Nicomedes Yera López, el director de la instalación perteneciente a la Empresa Provincial de Campismo Popular en Sancti Spíritus, resulta habitual recibir a cada grupo de clientes junto a varios de los integrantes de su colectivo y casi en la entrada misma del centro les explica a todos el funcionamiento, los requisitos, los derechos y deberes que tienen y hasta el menú que fue preparado.

“No importa cuánto tiempo nos lleve el recibimiento —reitera Yera—, lo que necesitamos es transmitir nuestro sentir y ser generosos con quienes nos mantienen en la preferencia, muchos de los cuales son conocidos porque repiten cada año y siempre encuentran un nuevo atractivo en este lugar”.

Fundado en 1982, el campismo La Hormiga es hoy uno de los más frecuentados de la provincia, no solo en época de verano, sino también fuera de julio y agosto, cuando llegan fechas señaladas como el 14 de Febrero, el Día de las Madres, el aniversario de cualquier organización y, sobre todo, los fines de año.

Mércida García Gálvez, la subdirectora, explica que hoy existen muchas más condiciones que en otros años. “Contamos con 18 cabañas totalmente remozadas —alega—, con camas y colchones de espuma nuevos y una capacidad para 76 personas, pero tenemos también una sala de televisión y video que funciona desde las primeras horas de la mañana hasta las 10:00 p.m., una de juego pasivos y el área recreativa al aire libre, incluido el río y el sitio destinado a los juegos rústicos tradicionales”.

sancti spiritus, campismo popular, verano, etapa estival
El administrador de la instalación La Hormiga explica cómo funciona durante la etapa estival. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Al caminar bajo la sombra de los frondosos árboles, en su mayoría frutales, uno aprecia las disímiles formas que encuentra el campista para recrearse, una de las opciones más demandadas es la parrillada, con la posibilidad de adquirir un cerdo entero o parte de este, para asarlo en parrilla y, cerca del río, degustar del manjar.

sancti spiritus, campismo popular, verano, etapa estival
En el área de baño los pequeños disfrutan de sus vacaciones. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

EN CONTACTO CON LA COMUNIDAD

El joven Reinaldo Bermúdez del Rosario, residente en Jatibonico, confiesa que es la primera vez que visita La Hormiga. “Nunca antes había venido, pero a partir de ahora cada año reservaré con tiempo para esta instalación, el trato de los trabajadores en general, desde la camarera hasta el salvavidas, es único y muy especial.

“Me gusta la comida, que está muy bien elaborada y con variedad de platos, el servicio de la cafetería y la recreación. Por las noches siempre hay espectáculos de animación y juegos de participación, fogatas, discoteca, en fin, aquí se pasa muy bien, solo falta más estabilidad en la oferta de cerveza en el punto en divisa y variedad de confituras para los niños”, alega Bermúdez.

Otros optan por las cabalgatas por áreas productivas de los cafetales que bordean la comunidad, o por la visita a sitios históricos como el cementerio de los mártires en Manaca Ransola, en El Pedrero, o el viaje al museo de Gavilanes, donde el Che estuvo con su tropa antes del triunfo revolucionario de enero de 1959.

Y aunque todo no es color de rosa, pues faltan mobiliarios que completen el confort de las habitaciones o un transporte estable para el suministro de los recursos al centro, La Hormiga sigue andando en busca de la excelencia, esa es la razón por la que, en más de una ocasión, han sido declarados Vanguardia Nacional.

Desde la sede de la Empresa Provincial de Campismo en Sancti Spíritus, Yoselín Marín Morgado, la directora, asegura que previo al verano las seis instalaciones del territorio fueron sometidas a una cuantiosa remodelación, debiendo enfrentar acciones de rigor, como es el caso de Poza Azul, que llevaba tres años sin área de baño, pero al dragar con equipos una parte del río ya los clientes pueden disfrutar de la misma.

sancti spiritus, campismo popular, verano, etapa estival
Los recorridos a caballo por la zona figuran entre las propuestas recreativas del campismo. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

“Pintamos las piscinas de Planta Cantú y Bamburanao —señala Yoselín— contamos además con el cloro necesario para su tratamiento, y en otras de las áreas hicimos reparaciones más abarcadoras como el cambio de puertas y ventanas, y completamos los ventiladores que faltaban en las cabañas”.

Hoy la mayor insatisfacción es la relacionada con las garantías de transporte para el servicio de pasadías, una modalidad que desde etapas anteriores se venía desarrollando, pero limitaciones con el combustible impiden que se haga, aunque el cliente puede acceder por sus medios a las instalaciones.

Lo cierto es que para los espirituanos el campismo abrió sus puertas el 1ro. de julio y se mantendrá en verano hasta el 30 de septiembre.

sancti spiritus, campismo popular, verano, etapa estival
La venta de alimentos ligeros es permanente en la cafetería. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

4 comentarios

  1. walter fernandez

    De 5 estrellas fuera la valoración del Campismo Popular La Hormiga de no ser por el hecho ocurrido en la madrugada del domingo 6 de noviembre del 2016.El viernes 4 ingresamos a este campismo cinco personas, todos estudiantes de la UCLV Marta Abreu de Las Villas con el objetivo de pasar un fin de semana agradable y celebrar mi cumpleaños que fue el día 6 de una manera diferente. La estancia en el lugar fue bárbara, el campismo estaba vacío y nosotros éramos los únicos campistas, los trabajadores son muy hospitalarios, la atención excelente al igual que la calidad de la comida. Hasta aquí todo bien. En la mañana del 6 de noviembre mi novia me levanta y en vez de felicidades me dice que nos han robado, después de poner la cabaña patas arriba nos dimos cuenta de que faltaban 1 Disco Duro externo de 1TB, una Mini Laptop Toshiba con excelentes características, un Celular Alcatel ONE TOUCH FIERCE 2 también con excelentes características. Todo esto de mi novia y además un Disco Duro Externo de 500GB este ultimo de mi propiedad. Por tanto se imaginaran ‘’QUE CLASE DE Cumpleaños’’.El director del campismo lo primero que nos dijo al comentarle lo ocurrido fue que revisáramos bien y además nos acusó de cometer un posible AUTORROBO,luego salió en su camioneta mucho antes de que llegara la policía y se apareció en el horario de la noche de ese mismo día, conducta la cual repudio porque se supone que si hubo un robo en la instalación que diriges , debes estar presente hasta que se aclaren los hechos. Pese al día de MMIERRRCOLES para no blasfemar que tuve, quisiera agradecer a las cocineras y a la subdirectora de la instalación por el apoyo que me dieron en tan lamentable situación. El caso está abierto, todavía la investigación continua y a mi solo me queda confiar en nuestra policía y en su trabajo. Mi consejo de corazón si van a este campismo o a cualquier otro a parte del disfrute personal y con la familia o amigos , cuiden bien sus cosas porque definitivamente no están seguros. Un saludo a todos los que lean este comentario y para los directivos de Campismo Popular mi teléfono es 52184970 para aclaración de dudas……….

  2. ESO ES LO MAXIMO DONDE YO Y MIS AMISTADES DEL AULA DONDE YO ESTUDIO PASAMOS NUESTRAS VACACIONES FELICESS

  3. Mañana martes 9 de agosto hará exactamente una semana que regresé de pasarme unos días en este campismo y si algo es importante a la hora de estos trabajos es la experiencia de un campista comparada con la versión que dan su trabajadores y directivos.

    Lo primero que pasó es que el señor Nicomedes (director del centro) nunca nos dio la bienvenida, fue la secretaria del campismo, bienvenida que bien rapida se resumió exclusivamente a decirnos donde y cuando se compraba el almuerzo y la comida y que ahí mismo antes de entregarnos las cabañas debíamos pagar el ventilador que hay en cada una de esta, cabañas que debieran dedicar un mayor tiempo (con 10 minutos es suficiente) a realizarle un mejor trabajo de limpieza.

    El contacto con la comunidad cuando se refiere a cabalgatas por los cafetales, la visita a sitios históricos o el viaje al museo de Gavilanes, queda solo como un dato más para los periodistas que realicen trabajos como este.

    Mi comentario no es todo fatalidades con respecto a el campismo La Hormiga, la comida si tuviera que calificarla del 1 al 10 le daba puntuación de 11, bien preparada, variedad en el menú, no solo con varios platos fuertes sino que el almuerzo variaba de la comida cada día, salvo la cafetería que a pesar de tener productos bien elaborados solo trabajaba de 9.00 am a 10.00 am (una hora) y el punto de venta en CUC una extensa variedad en rones, por los que quería saciar su sed y aliviar el calor con un refresco (al menos durante mi estancia) debían hacerlo simplemente con agua.

    ¿Regresaré a ese campismo? No por ahora, aun me falta por hacerle la visita a Bamburanao y Manacal… pero en otra ocasión, si lo haré, todo para seguir disfrutando juntos por naturaleza 😀

    • Estimado Wilber;muy beno lo que escribe;pero si tiene un tiempesito lleguese al campismo de Aroyo Lajas en Cabaiguan;alli si ahi de todo;;Lo unico que vale mas o menos la pena es lla comida;con lo poco que tienen la elavoran bien!!Lo demas un desastre!! y eso que S_S gano el 26!!un saludo.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.