Cemento Siguaney: 45 años de innovación

Destacan contribución de los cementeros espirituanos al desarrollo socioeconómico del país

sancti spiritus, fabrica de cemento siguaney, cemento siguaney, taguasco
La dirección de la provincia reconoció el aporte de la industria desde su fundación hasta hoy. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

La capacidad innovadora de la fábrica de cemento Siguaney y su aporte tangible al desarrollo socioeconómico del país fueron destacados este 14 de junio con motivo de la celebración del aniversario 45 de la industria espirituana, cuyo surgimiento constituyó un resultado directo de las gestiones de Ernesto Che Guevara en los tiempos en que se desempeñaba como ministro de Industrias.

Adquirida en la antigua Checoslovaquia y de tecnología húmeda, la planta fue pionera en la introducción del crudo cubano para la quema en hornos (1987) y desde hace más de un cuarto de siglo asume la producción nacional del llamado cemento blanco (CAB 16), demandado sobre todo para determinados trabajos en terminaciones de obra y en la industria de materiales de la construcción.

A nombre de las nuevas generaciones de cementeros, Yasmany Alfonso recordó la coincidencia histórica de la fundación de la planta el mismo día en que se celebran los cumpleaños de Maceo y Che y ponderó la valía de la vieja generación de industriales, muchos de ellos salidos de los campos cercanos, que en poco tiempo se adiestraron y pusieron a quemar los hornos, sin dejar de corresponder a las restantes convocatorias de la Revolución.

En el acto, presidido por José Ramón Monteagudo Ruiz, integrante del Comité Central y primer secretario del Partido en Sancti Spíritus, y Teresita Romero Rodríguez, presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, fue destacada la atención especial que recibió la fábrica por parte del Comandante en Jefe Fidel Castro, quien se mantuvo al tanto de los resultados de la entidad, de los diferentes procesos inversionistas y en varias ocasiones visitó personalmente sus instalaciones.

El colectivo de Siguaney premió con un reconocimiento especial por la obra de la vida al veterano dirigente Armando Santos, que durante décadas llevó las riendas de la industria, así como a la hornada de jubilados, que nunca se ha desentendido de la producción de cemento.

Anelys Ramírez González, primera secretaria del PCC en el municipio de Taguasco, destacó la trascendencia para Siguaney y para todo Sancti Spíritus de dos acontecimientos tan significativos como el recién celebrado VII Congreso del Partido, que trazó los rumbos de la nación, y la designación de la provincia como sede de las actividades por el Día de la Rebeldía Nacional.

Además de cemento blanco, la industria produce los tradicionales PP-25 y P-35, otros cementos especiales por pedidos para usos en construcciones marítimas y en la industria petrolera y trabaja en colaboración con el Centro de Investigación y Desarrollo de Estructuras y Materiales, de la Universidad Central de las Villas, en el desarrollo del llamado cemento de bajo carbono (LC3), más económico y menos contaminante.

Recientemente en Siguaney también comenzó a explotarse una novedosa planta para la destrucción de las sustancias agotadoras de la capa de ozono, que en esencia tiene como finalidad la eliminación de los freones contenidos en los viejos equipos de refrigeración y climatización que años atrás resultaron sustituidos en todo el país.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.