Cinco Palmas: Fidel transmitió entusiasmo y seguridad a sus compañeros

Ramiro Valdés expresó que aquel 18 de diciembre, Fidel transmitió entusiasmo y seguridad a sus compañeros, como guía indiscutible de la Revolución más limpia, solidaria y soberana de la historia de la humanidad

cuba, fidel castro, historia de cuba, raul castro, cinco palmas
Ramiro Valdés presidió el acto por el aniversario 60 del reencuentro de Fidel y Raúl en Cinco Palmas. (Foto: Lianet Suárez)

El Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, Miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, manifestó hoy en esta comunidad, del municipio granmense de Media Luna, que Cinco Palmas es un altar al optimismo revolucionario y a la fe en la victoria, sitio donde el magnetismo de Fidel es perenne.

En el acto por el aniversario 60 del reencuentro glorioso del líder de la Revolución con Raúl y otros combatientes, refirió que ese lugar histórico fue fragua del núcleo inspirador del Ejército Rebelde, liderado por Fidel, y alumbrará siempre el camino hacia más conquistas.

Recordó que tras el abrazo entre hermanos en 1956, la primera pregunta del Comandante en Jefe fue acerca de la cantidad de fusiles, los cuales sumaban siete, y con fuerza exclamó ¡Ahora sí ganamos la guerra!, muestra de su tremenda determinación y confianza en el triunfo.

Expresó que aquel 18 de diciembre, Fidel transmitió entusiasmo y seguridad a sus compañeros, como guía indiscutible de la Revolución más limpia, solidaria y soberana de la historia de la humanidad.

Añadió que, después de su desaparición física el 25 de noviembre último, renació en millones de personas para conducir con sus ideas y vida ejemplar a las nuevas generaciones de cubanos y de revolucionarios de todo el mundo, en la lucha sin descanso por un futuro mejor de la Patria y la humanidad en general.

Valdés Menéndez narró algunos momentos de aquellos difíciles días después del desembarco por Las Coloradas, el bautismo de fuego en Alegría de Pío y la dispersión de los revolucionarios.

El ejército de la tiranía fue implacable con los capturados, pues asesinó a 21 y otros 17 fueron hechos prisioneros; la persecución a los sobrevivientes era una  cacería, que incluyó ametrallamiento de la aviación, pero la firmeza y la convicción de resistir los convidaban a seguir, manifestó el también asaltante al cuartel Moncada el 26 de julio de 1953 y Héroe de la República de Cuba.

Añadió que la ayuda de las familias campesinas, como la del Comandante de la Revolución Guillermo García y de Crescencio Pérez, jefe de uno de los grupos de apoyo organizado por Celia Sánchez, fueron fundamentales en la ayuda y protección de ellos hasta el momento del reencuentro y en toda la guerra.

En aquellos momentos difíciles nuestra mayor preocupación era la vida de Fidel, inspirador de todos los expedicionarios y líder indiscutible, él no podía morir, no puede morir, dijo emocionado en medio del aplauso de las miles de personas asistentes al acto.

Resaltó las cualidades de Fidel, como dirigente, gran conductor, su audacia, fuerza y valor, amor al pueblo, y su capacidad para unir a todos y asimilar los conocimientos, con una gran amplitud de visión para prevenir y anticiparse a los acontecimientos.

Alertó que el imperialismo aplica una nueva estrategia para mantener su dominación en el mundo, lo cual constituye un desafío para las nuevas generaciones, pero proclamó que Cuba seguirá construyendo una Patria libre, soberana e independiente, solidaria y humana.

Agregó que las palabras y el ejemplo del Comandante en Jefe constituyen las mejores enseñanzas para continuar la lucha, fieles a su confianza en el triunfo y a la senda revolucionaria trazada por él.

Alejandro Hidalgo Yero, estudiante de Medicina, reafirmó el compromiso con el legado de Fidel y aseguró que no habrá retorno al capitalismo, porque la Revolución seguirá adelante con dignidad y apego a la esencia de la ación y de sus mejores hijos.

El lugar, rodeado por lomas y muy cerca del sitio exacto donde se reencontraron aquellos jóvenes llenos de sueños, se llenó hoy de música, canciones y poemas patrióticos, con el compromiso del pueblo de mantener vivo hasta la eternidad a su líder histórico.

Entre los asistentes, estuvieron 82 pioneros y 60 jóvenes, todos sobresalientes por sus buenos resultados como alumnos o trabajadores, los cuales el viernes y el sábado últimos recorrieron la ruta seguida por el líder de la Revolución y dos de sus compañeros desde Alegría de Pío.

También participaron representantes de organizaciones juveniles, quienes llegaron a Cinco Palmas después de visitar otros lugares de gran trascendencia como el Cementerio Santa Ifigenia, donde descansan las cenizas de Fidel, el cuartel Moncada y la Granjita Siboney, todos en Santiago de Cuba, y el Monumento Las Coloradas, en el municipio granmense de Niquero.

Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, declaró a la ACN que el recorrido ha sido muy emotivo y los cubanos serán siempre hijos dignos de ese gran gigante, con fidelidad al Partido y a la historia.

Gelkis del Toro Pérez, primer secretario de esa organización en Granma, afirmó que es un orgullo enorme estar hoy en Cinco Palmas, un lugar donde e respira la grandeza de Fidel y de la obra de la Revolución.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.