Compensaciones Cuba-USA: otro tema peliagudo

Un elemento directamente vinculado con el tema de las compensaciones es el bloqueo económico, comercial y financiero, impuesto por Estados Unidos contra Cuba desde hace más de cinco décadas

cuba, estados unidos, compensaciones entre cuba y estados unidos, bloqueo de eeuu a cuba
Las compensaciones entre Cuba y EEUU se dificultan debido a las sanciones impuestas por el bloqueo, asegura Abelardo Moreno. (Foto: Ismael Francisco)

Mirándolo desde esta isla caribeña, aun para los más expertos el tema de las compensaciones mutuas entre Cuba y los Estados Unidos, reviste tantas dificultades y resulta tan espinoso que es prácticamente imposible vaticinar cuál será el resultado final de las actuales negociaciones.

Según el viceministro de Exteriores de Cuba, Abelardo Moreno, se trata de un asunto íntimamente vinculado al bloqueo y cuya solución presupone que primero se elimine esa guerra económica de la superpotencia contra la Mayor de las Antillas para que cualquier avance en el ámbito de las compensaciones mutuas se haga viable.

Es evidente que ambas partes todavía no han entrado propiamente en materia y que el primer contacto sostenido en La Habana en diciembre del 2015 y el de finales del pasado mes mes en Washington no pasaron de los tanteos previos y ciertas aclaraciones de las posiciones de cada una de las partes, como una forma de aproximación a un asunto que, según conciertan, seguirá tratándose en otros encuentros cuyas fechas y particularidades serán convenidos por la vía diplomática.

Desde hace tiempo se venía hablando por parte del Departamento de Estado y otras fuentes estadounidenses de la necesidad de recibir compensaciones del Gobierno cubano por la incautación de empresas, fábricas, tierras y otras propiedades de personas naturales o jurídicas de aquel país, a partir de 1959, como parte irrenunciable de un posible acuerdo entre Cuba y EE.UU.

Ya hoy se conoce que, por los conceptos enunciados,   Washington reclama a Cuba más de 1 900 millones de dólares, según la Comisión de Liquidación de Reclamaciones en el Exterior, aparte de otros 2 200 millones por fallos de tribunales de Estados Unidos y otros 100-200 millones por intereses mineros que el Gobierno norteamericano dice haber tenido en la isla de acuerdo con lo expresado por Moreno el pasado primero de agosto a Cubadebate.

Pero esas cifras, sumadas, están en el orden de los 4 300 millones de unidades del billete verde, lo que queda muy por debajo de lo que los cubanos reclaman a la nación norteña, y que solo por daños económicos y humanos supera los 300 000 millones, sin contar los perjuicios de todo tipo derivados del bloqueo a lo largo de más de medio siglo.

Al decir de Moreno, cualquier cambio de esta cantidad no es negociable, por cuanto es la decisión soberana mediante sentencia de un tribunal cubano que conoció sobre estos temas en los años 1999-2000, cuando la Demanda del pueblo de Cuba al Gobierno de los Estados Unidos por daños humanos fue presentada por primera vez a las autoridades estadounidenses.

De manera que es solo el comienzo del regateo y el estira y encoge de unas tratativas la mar de enrevesadas y difíciles para las dos partes; aunque, vale aclarar que, una cosa son las decisiones jurídicas y los posibles acuerdos a que se pueda llegar, y otra el aspecto ético-moral del diferendo, cuya razón última favorece en una magnitud impresionante al pequeño David caribeño.

No son estas frases hueras, por cuanto Washington sabe perfectamente que en los años iniciales de la Revolución desde el punto de vista legal Cuba tenía el derecho a nacionalizar las propiedades extranjeras que estimara pertinente, mediante la indemnización que prescribían las leyes, y que, de hecho, así lo hizo con las de Canadá y las de cinco naciones europeas que aceptaron las propuestas de compensación formuladas por La Habana.

En cuanto a los antecedentes y la moralidad en este asunto hay mucha tela por donde cortar, porque, llegado el caso, habría que remitirse a los tiempos de la ocupación norteamericana en Cuba, entre finales de 1898 e inicios de 1902, y primeros años de la República neocolonial, que ellos impusieron al país que supuestamente ayudaron a conquistar su “independencia”.

En aquel corto período de tiempo enormes extensiones de tierra fueron compradas al precio de 0.50 dólares la caballería por grandes monopolios yanquis, mientras distintas compañías norteñas se apropiaban de puertos, ferrocarriles, centrales azucareros y otros bienes, dominando sectores completos de la economía insular y haciéndola totalmente dependiente de Washington, como antes lo había sido de Madrid. ¿Sería legal entonces reclamar indemnización por propiedades adquiridas ilegalmente o por la fuerza?

Otro aspecto de este asunto es el de las incautaciones de más de 50 aeronaves e incontables embarcaciones llegadas a territorio de USA mediante secuestro y allí confiscadas por decisión de tribunales de ese país, sin contar los millones de dólares pertenecientes a Cuba por servicios de comunicaciones y otros, también confiscados para satisfacer reclamaciones —más o menos truculentas— de cubanos radicados en aquel país.

En este acápite se inscriben los casos de los familiares de los pilotos de las dos avionetas derribadas en febrero de 1976 cuando hacían vuelos de provocación sobre territorio cubano e, incluso, los de pilotos mercenarios norteamericanos muertos durante la invasión de Playa Girón cuando atacaban objetivos en tierra, cuyos deudos tuvieron la desfachatez de reclamarle a Cuba por ejercer el derecho a su legítima defensa. ¡Lo que hay que ver!…

6 comentarios

  1. Que demande a eu por el bloqueo està correcto. Pero no hay derecho a expropiar en nombre de un gobierno , sea cual sea.

    • Mire, Pedro, el derecho a nacionalizar propiedades extranjeras en su territorio, forma parte de las facultades sobernas de los países, salvo convenios especiales de tipo bilateral que otorguen determinadas garantías a las inversiones de una nación dada, o a sus nacionales, y ello por períodos determinados de tiempo, luego de lo cual tales acuerdos pueden ser ratificados o dejados sin vigencia. Gracias

  2. Esperen ese dinero sin prisa pero sin pausa que se les va a mosquear el cerebelo. Viet Nam que estuvo en una Guerra de verdad, no de palabritas no recibio compensacion al menos en esos terminus. La major compensacion que recibio Viet Nam fueron la normalizacion de la relaciones con usa que ha traido un enorme crecimiento de su economia. Sigan esperando y dando esperanzas a los credulos

    • A nosotros nos encanta el bla bla bla. Así entretenemos a la gente, hacemos miles de reuniones y en si no se resuelve nada.

    • Perdone, señora o señorita López, pero si USA, como usted dice quiere indemnizaciones por sus pérdidas reales o supuestas en Cuba, primero debe empezar por indemnizar a los cubanos de este archipiélago por los colosales daños infligidos por sus agresiones y el bloqueo a lo largo de más de medio siglo. Me pregunto en dónde ha estado usted todo este tiempo que parece ignorar algo tan obvio.
      De otro lado agradeceremos por siempre a Vietnam por haber derrotado la embestida masiva del Imperio en las décadas del 60 y 70 del pasado siglo. Me pregunto qué hubiera sido del mundo si EE.UU. se hubiese salido con la suya. Ah, se me olvidaba: la actual bonanza de Vietnam no se debe a las inversiones estadounidenses, sinó a la política del Partido Comunista y a las inversiones de Japón y los tigres asiáticos en parte muy mayoritaria. Gracias.

  3. Termino de leer este articulo sobre las indennizaciones yy he llegado a la conclusion que ellos son en defitiva los que tienen por derecho propio a indennizarnos a nosotros.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.