Con altos rendimientos, arroceros espirituanos vencen compromiso anual

Con el rendimiento agrícola más alto de su historia, la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro materializó su plan técnico económico del año y aportará otras dos mil toneladas de arroz consumo

El favorable comportamiento de las nuevas variedades de arroz contribuyó al ascenso de los rendimientos. (Foto: Oscar Alfonso)
El favorable comportamiento de las nuevas variedades de arroz contribuyó al ascenso de los rendimientos. (Foto: Oscar Alfonso)


En un 2016 marcado por el cierre del Canal Magistral de la presa Zaza que obligó a “recortar” la campaña de frío hasta las mil 150 hectáreas para semilla, los arroceros espirituanos ajustaron sus compromisos para la primavera, extremaron las medidas organizativas para el consumo de agua y hacia el interior de las terrazas y lograron plantar 14 mil hectáreas del cereal.
A juicio de Eddy Santiago Gómez, director técnico productivo de la entidad -que rectorea más del 90 por ciento de la producción de la gramínea en el territorio-, entre los factores que influyeron en el aumento de los rendimientos a cinco toneladas por hectárea y en el logro de 24 mil 500 toneladas de arroz listas para el consumo, sobresale el favorable comportamiento de las nuevas variedades de arroz.
Sin descartar que este fue un año en el que el clima contribuyó a su vez a la buena germinación del grano, Gómez destacó también la acertada aplicación de los fertilizantes y de manera general, la garantía de insumos, el impacto de las labores agrotécnicas y el respaldo de la aviación.
Sin embargo, a juicio del directivo, para lograr las 70 mil 800 toneladas de arroz húmedo que hoy contabiliza la EAIG –de las 51 mil 208 toneladas previstas- fue decisivo además el aporte de los hombres y mujeres quienes extendieron sus jornadas de trabajo hasta altas horas de la noche y de la industria.
De acuerdo con Camilo Meneses, director industrial del complejo ubicado en el municipio de La Sierpe, si actualmente en el Sur del Jíbaro se garantizan de manera eficiente los procesos de secado, molinado y extracción del alimento se debe a un amplio programa inversionista que viene desarrollando la empresa desde hace algunos años.
La intención, subrayó Meneses en declaraciones anteriores a la ACN, es continuar ese programa para elevar las capacidades de almacenamiento del grano.
Desde el mes de noviembre comenzó en la EAIG la siembra correspondiente a la campaña de frío del ciclo arrocero 2016-2017, etapa en la que se proponen plantar 10 mil 423 hectáreas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.