Cuando Sancti Spíritus fue objeto de una agresión química y bacteriológica (+Fotos)

En junio de 1964 un avión intruso dejó caer unos extraños bultos globulares que cayeron sobre la periferia de la villa del Yayabo y en una escuela en su perímetro. Fidel denunció aquel acto agresivo

sancti spiritus, cuba, agresion biologica, cuba-estados unidos, bloqueo de eeuu contra cuba
El periódico Revolución —un antecesor de Granma— publicó a raíz del hecho un reportaje que reflejó el suceso.

Hoy, cuando Cuba demanda al Gobierno de los Estados Unidos el cese del bloqueo y la devolución del territorio ocupado por la ilegal base estadounidense en Guantánamo entre los requisitos para la plena normalización de relaciones, se impone recordar que hace 52 años Sancti Spíritus fue objeto de una de las primeras agresiones de la guerra química y bacteriológica contra Cuba.

El hecho referido ocurrió a inicios de junio de 1964, cuando sobre la villa del Yayabo y sus inmediaciones se escuchó el ruido lejano de motores de avión, luego de lo cual se observaron unos pequeños bultos semiesféricos sostenidos por paracaídas que volaban en la dirección del viento hacia sitios periféricos.

La corriente de aire hizo descender algunos de aquellos “globos” en unas sabanas próximas al centro urbano, mientras otros aterrizaron en el contorno del plantel escolar Honorato del Castillo e, incluso, sobre la propia instalación. Unos alumnos que estaban en pasillos y patios hicieron contacto manual con algunos de aquellos viscosos receptáculos; pero, percatados, los maestros les hicieron lavarse prontamente las manos con el mayor cuidado.

Casi inmediatamente después empezó a caer un aguacero torrencial que arrastró los globos y disolvió su contenido gelatinoso, por lo que los peritos llegados al lugar no pudieron determinar la sustancia que contenían.

La intencionalidad del hecho no pudo ser probada con exactitud, por no haber sido detectados agentes patógenos, pero para todos los entendidos aquello no era más que un componente más de la guerra química y bacteriológica de los Estados Unidos contra la Isla, iniciada ya durante la llamada Operación Mangosta, activada a raíz de la derrota que el imperio sufrió en Playa Girón.

sancti spiritus, cuba, agresion biologica, cuba-estados unidos, bloqueo de eeuu contra cuba, cia
Más de medio millón de cerdos tuvieron que ser sacrificados debido a la fiebre porcina africana introducida por la CIA.

Horas después el Comandante en Jefe se refería al acontecimiento en una intervención ante la prensa nacional y extranjera, en la cual decía: “Los vecinos de Sancti Spíritus fueron alarmados por una cantidad de objetos brillantes que descendían por el aire en dicha región”, y más adelante planteaba: “La falta de escrúpulos del imperialismo yanqui, su conducta internacional al margen de las normas más elementales del derecho y la civilización, y su impotencia ante la consolidación y avance de nuestra Revolución, le pueden llevar a concebir las acciones más monstruosas contra nuestro país”.

REPERCUSIÓN INTERNACIONAL

El sonado incidente y la viril condena del líder de la Revolución tuvieron repercusión inmediata en América Latina y en otras partes del mundo. Un cable de Prensa Latina desde Chile tenía el siguiente encabezamiento: “Destacadas figuras políticas han apoyado la denuncia del primer ministro de Cuba, Fidel Castro, sobre los globos que, aparentemente lanzados desde gran altura, cayeron sobre la región de Sancti Spíritus conteniendo una sustancia gelatinosa semejante a la que se usa en el caldo de cultivo de bacterias”.

En su denuncia al mundo —según argumentaba— Fidel expresó que “se ha tomado en consideración la posibilidad de que el imperialismo está intentando o ensayando una nueva modalidad de agresión más brutal e inhumana, el uso de armas bacteriológicas y virales contra nuestra economía y nuestro pueblo”.

sancti spiritus, cuba, agresion biologica, cuba-estados unidos, bloqueo de eeuu contra cuba, cia
El periódico Revolución publicó a raíz del hecho un reportaje que reflejó el suceso.

UN RECLAMO CON LUGAR

En el pliego de reclamaciones de Cuba al Gobierno de los Estados Unidos por daños humanos y materiales se enumeran las afectaciones a personas, animales y plantas debido a sucesivas plagas introducidas por agencias subversivas norteamericanas en el archipiélago cubano.

Lo anterior ha sido efectivamente probado, pues a la primera agresión, consistente en la introducción en 1962 de la enfermedad de Newcastle, que aniquiló a más de un millón de aves, le siguió en 1972 el virus de la fiebre porcina africana, que obligó al país a sacrificar más de medio millón de cerdos.

Entre 1979 y 1981, la CIA introdujo en Cuba cuatro destructivas plagas que afectaron a personas y cultivos: la conjuntivitis hemorrágica, el dengue, la roya de la caña de azúcar y el moho azul del tabaco. Solo el dengue hemorrágico, en sus primeras semanas, dañó a 200 000 personas, de las cuales murieron 158, entre ellas, 101 niños. Casi se da por seguro que también implantaron la roya del café y otro agresivo agente patógeno para acabar con los cítricos.

El enfrentamiento a esta guerra biológica y bacteriológica contra Cuba por parte del Gobierno de los Estados Unidos tuvo para nuestra patria un altísimo costo que, sumado a los daños derivados del bloqueo y otros actos terroristas, ascienden hoy a la cósmica cifra de más de un millón de millones de dólares. Por tanto, es justo que el gran culpable pague la indemnización correspondiente, equiparable a la monumentalidad de sus crímenes.

sancti spiritus, cuba, agresion biologica, cuba-estados unidos, bloqueo de eeuu contra cuba, cia
Gráfico que ilustra la proporción de daños a personas animales y plantas durante la guerra biológica contra Cuba.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.