Cuba atiende a más de 37 000 alumnos en la enseñanza especial

Comienza este 27 de junio en Cuba el VII Congreso Internacional de Educación y Pedagogía Especial

cuba, enseñanza especial, educacion cubana
La escuela Solidaridad con Panamá es uno de los alrededor de 365 centros de enseñanza especial que existen en Cuba. (Foto: Alberto Borrego)

En un contexto mediado por la atención a más de 37 000 alumnos en la enseñanza especial cubana —alrededor de 1 650 en el Plan Turquino—, tiene lugar en Cuba el 7mo. Congreso Internacional de Educación y Pe­dagogía Especial y el 4to. Simposio de la Edu­cación Primaria, que sesiona desde este 27 y hasta el 30 de junio en el capitalino Palacio de Con­venciones de La Habana.

El evento —organizado por el Ministerio de Educación y el Centro de Referencia La­tinoamericano para la Educación Es­pe­cial— constituirá un espacio erigido para concertar ideas y experiencias sobre tópicos relacionados con la atención a los niños de la pri­mera infancia con necesidades educativas especiales, preparación de los recursos hu­ma­­nos y su desempeño profesional, formación la­boral, papel de la familia, organización escolar y la utilización de la tecnología educativa.

Destacan en el programa científico, entre las actividades a desarrollar, conferencias ma­gis­trales y temáticas, simposios, mesas redondas, paneles, cursos internacionales y visitas especializadas; estas últimas a las escuelas Dora Alonso, Vo Thi Thang, Eter­no Baraguá, y la institución pedagógica Ful­gencio Oroz, entre otras.

Para el día de hoy se prevé la conferencia inaugural La inclusión educativa y calidad de la educación: compromisos y desafíos pa­­ra una verdadera igualdad de oportunidades, de la doctora Margarita McPherson Sayú, viceministra de Educación.

La educación especial ha sido una prioridad del gobierno cubano desde el triunfo de enero de 1959 hasta la actualidad, y trasciende por la atención sistemática y de calidad a niños con necesidades educativas especiales.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.