Cuba respalda a nuevo Secretario General de ONU

El representante permanente de Cuba ante la ONU, Rodolfo Reyes, expresó el respaldo de la isla al recién nombrado secretario general de la organización, el portugués António Guterres

Cuente con el apoyo de Cuba, dijo el representante de la isla a Guterres.
Cuente con el apoyo de Cuba, dijo el representante de la isla a Guterres.

En una sesión informal de la Asamblea General, para propiciar el intercambio de criterios entre Guterres y los Estados miembros, el diplomático cubano recordó algunos de los grandes desafíos de la humanidad, los cuales reclaman un activo papel del multilateralismo y de las Naciones Unidas.

Reyes mencionó la prevalencia de las guerras, las acciones para derrocar gobiernos legítimos, las medidas coercitivas unilaterales, las violaciones de los derechos humanos y el deterioro ambiental.

Confiamos en que usted sabrá guiarnos en los esfuerzos para revertir este escenario, cuente con el apoyo de Cuba, señaló en el foro de la Asamblea, en el cual intervinieron decenas de oradores, a nombre de grupos globales y regionales o en su capacidad nacional.

De acuerdo con el embajador cubano, la comunidad internacional debe avanzar hacia un mundo en paz y con un desarrollo sostenible, prioridades que marcan el trabajo del Secretario General de la organización de 193 países.

Durante la reunión informal se escucharon diversas recomendaciones a Guterres, quien asumirá el cargo el 1 de enero de 2017, en sustitución del surcoreano Ban Ki-moon.

Sobresalieron entre los criterios planteados desde los cinco continentes la importancia de la independencia en el ejercicio del puesto y de la designación de funcionarios de la ONU por su capacidad y en sintonía con los balances de género y geográfico.

Guterres agradeció la oportunidad de dialogar con los Estados miembros, como parte de su proceso de preparación para el cargo.

‘Vine a escuchar y aprender, a escuchar sus puntos de vista, preocupaciones y expectativas, esto es vital para mí’, afirmó.

Guterres priorizará la prevención de conflictos
El ex primer ministro portugués António Guterres, recién electo General de la ONU, afirmó que en su gestión priorizará la prevención de los conflictos y su rápida solución, si resultara imposible evitarlos.
‘Tengo un total compromiso con esto, en el marco de mis capacidades’, afirmó el hasta 2015 alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, quien asumirá el cargo el 1 de enero de 2017, por un término de cinco años.

En una reunión informal de la Asamblea, convocada para la interacción del Secretario General nombrado con los Estados miembros, el político de 67 años destacó el vínculo entre la prevención de las crisis y la implementación de la Agenda 2030, un instrumento dirigido a la erradicación de la pobreza, del hambre y de las desigualdades.

Guterres insistió en la relación entre lo temas de desarrollo sostenible y los de seguridad, y en la necesidad de que se movilicen los recursos hacia los países más vulnerables, como los pequeños Estados insulares y los que carecen de litoral.

Decenas de diplomáticos intervinieron en la sesión, para a nombre de grupos o en su capacidad nacional realizar recomendaciones al sustituto del sudcoreano Ban Ki-moon.

Sobresalieron las menciones a la independencia en el ejercicio del puesto, el apego a la Carta de la ONU y el multilateralismo, y la selección de funcionarios sobre la base de la capacidad y la atención a los balances geográfico y de genero.

Al respecto, el político portugués afirmó que la designación de cargos respetará los pilares de la integridad, la competencia y la paridad de género, como una condición para potenciar en el planeta el empoderamiento de las mujeres y las niñas.

Según Guterres, en su gestión priorizará además el multilingüismo, porque este representa la diversidad cultural; y los estrechos lazos de trabajo con los principales órganos de la ONU, entre ellos la Asamblea General y el Consejo de Seguridad.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.