Éramos 13: historietas espirituanas

Con los códigos del noveno arte, la muestra revela la consagración y talento del colectivo juvenil

sancti spiritus, cultura, dibujos, historietas
La muestra ha acaparado la atención del público adolescente y juvenil. (Foto: Lisandra Gómez)

Exactas técnicas del dibujo y la escritura se interconectan en una decena de planchas, nacidas  en el Taller de historieta espirituano, que evidencian el quehacer sistemático de un colectivo amante del noveno arte.

De esa forma, quienes visitan la sede del Complejo cultural Javier Villafaña, ubicado en el propio corazón de la ciudad del Yayabo, descubren figuras que nos cuentan mediante pequeños parlamentos, aunados  con el título Éramos 13.

De acuerdo con Osvaldo Pestana, (Montos),  su principal organizador, la relevancia de la exposición no sólo radica en ser la segunda realizada en un año, sino, que, por vez primera, se muestran obras originales confeccionadas en las jornadas del taller.

En las mismas, se evidencian cuánto han evolucionado sus integrantes en cuanto a la estética de las historietas y en la redacción de los guiones que acompañan los sugerentes dibujos, acotó.

“El título es un juego porque mostramos 14 planchas, pero una está en blanco como especie de un nido, donde se pueda presentar, en un futuro inmediato, otro amante de este arte. Además, lo incorporamos por esa idea cultural con el número 13 que da mala suerte”, expresó, el joven espirituano, considerado uno de los mejores historietistas cubanos y con gran reconocimiento a nivel internacional.

sancti spiritus, cultura, dibujos, historietas
Quienes integran el Taller de historieta, en cada encuentro, intercambian conocimientos. (Foto: Arturo Delgado/ Escambray)

El taller espirituano, creado en 2015, ha apostado, en los últimos tiempos, por el intercambio con profesionalidades de diferentes especialidades.

“Lamentablemente, el que hoy tengamos nuestras obras en una galería y no en una publicación impresa dice mucho de las pocas oportunidades que tenemos en Cuba, quienes  nos dedicamos a este arte para la publicación impresa. Por ello, nos asumimos como artistas gráficos y, en consonancia, con las particularidades del arte postmoderno,  donde las barreras se hacen cada vez más borrosas, hemos incursionado en el mundo de la animación ya que quizás allí sí tengamos mejor suerte de divulgar nuestro quehacer”, concluyó.

La Casa del joven creador, sede de la filial espirituana de la Asociación Hermanos Saíz, de la ciudad del Yayabo, se convierte en guarida segura los sábados, cada 15 días de quienes plasman en el papel con imaginación y talento, mucho más que simples muñequitos.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.