Espirituano Yosbany Veitía quedó camino a las medallas en Río 2016

El púgil peso mosca de Cuba Yosbany Veitía cayó eliminado por el chino Jianguan Hu, en cuartos de final del torneo de boxeo de los Juegos Olímpicos de Río 2016

sancti spiritus, cuba, boxeo, juegos olimpicos de rio de janeiro 2016, yosbany veitia
Yosbany Veitía fue eliminado en cuartos de final. (Foto: Reuters)

Veitía, de los 52 kilos, fue vencido por decisión dividida de 2-1 y se fue sin medallas del torneo olímpico que se desarrolla en el Pabellón 6 de Riocentro, en la derrota número siete de la escuadra de Cuba frente a 18 victorias en este torneo.
De acuerdo con el reporte de la Agencia Cubana de Noticias, una herida resultante de su duelo anterior se convirtió en el principal escollo enfrentado por Veitía en choque con el chino Jianguan Hu, triunfador 2-1 (29-28, 28-29, 29-28).
Hubo que cambiar lo planificado, y no pudo emplearse a fondo, preocupado por el sangramiento, explicó el técnico Rolando Acebal sobre las reiteradas intervenciones del árbitro para que los expertos evaluaran la ceja derecha de su alumno a partir del segundo asalto.
Este había superado al asiático en la pasada justa del planeta y dominó ahora el capítulo inicial, pero en lo adelante se vio obligado a trabajar desde afuera en un choque de pocos intercambios que se ajustó a su contrario, de mayor alcance y estatura.
Solo puedo decir que quise dar lo mejor, pero cuando se reabrió la herida tuve que variar lo que estaba haciendo bien, y me siento decepcionado, indicó el cubano.
Estaba obligado a evitar que detuvieran el combate, y ahora solo me interesa que el pueblo entienda lo sucedido, sentenció visiblemente consternado por su eliminación.
El revés encajado por Veitía, subcampeón universal mosca, dejó en Julio César La Cruz, Arlen López y Robeisy Ramírez la misión de aportar cetros desde el boxeo a la delegación olímpica cubana.
La Cruz peleará por la faja este jueves frente al kazajo Adilet Niyazimbetov, subtitular de Londres 2012, a quien limitó a platas en los campeonatos mundiales de Bakú 2011 y Almaty 2013.
Concentrado en lo que vine a hacer, dijo el astro de la división semipesada, única nunca ganada por la nación caribeña en estas lides, donde atesora segundos escaños de Gilberto Carrillo, en Múnich 1972, y Sixto Soria (Montreal 1976) y bronce de Ricardo Rojas (Moscú 1980).
Sé que esta es mi competencia y en eso estoy centrado, reiteró el caribeño, favorito para celebrar como parte de un programa vespertino en que Arlen y Robeisy chocarán en semifinales con el azerí Kamran Shakhsuvarly y el uzbeko Morodjon Akhmadaliev, en ese orden.
El pluma Robeisy ya superó a su contrario en una velada habanera de la Serie Mundial y pronosticó otra alegría como paso previo a la repetición de la escalada al centro del podio disfrutada como mosca en la capital británica.
Arlen, de la categoría mediana, aseveró estar en forma para responder a las expectativas generadas por una sólida progresión que desea coronar encumbrándose a este nivel.

3 comentarios

  1. Otra vez el “GRAN ESFUERZO DEL CUBANO”

    • Porque lo hizo, a decir verdad, un gran esfuerzo. Honor a quien honor merece. Ese muchacho es un guajiro sacrificado de Fomento, y no merece que se cuestione su esfuerzo.

    • Orlik Reyes Marichal

      Gran esfuerzo, como bien dice no pudo hacer su pelea a causa de la herida, el que ha peleado alguna vez sabe de lo molesto que es una herida en el rostro y si sangra más y no solo por el dolor que es lo menos que se siente sino porque pueden pararte la pelea y es algo que mantienes en tu psiquis cuando desarrollas la estrategia de combate, al igual que es el punto débil que tiene presente el contrario el cual centra la estrategia en golpear o rozar la herida para que detengan el combate a su favor.
      Hay que sumarle a eso que la herida en la forma que se la hizo da genio porque no fue a través de un golpe limpio sino de un codazo o un cabezazo, no recuerdo bien ahora, que le ocasionaron en la pelea anterior, la cual se vio en dudas también a causa de lo mismo.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.