Eterno Fidel

Sencillamente, imposible, porque los seres dignos, no de Sancti Spíritus, de Cuba y del planeta lo creemos eterno.

El líder de la Revolución falleció a los 90 años.
El líder de la Revolución falleció a los 90 años.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fidel: la noticia que Cuba nunca quiso escuchar

Fidel: la épica del Guerrillero del Tiempo

¡Caramba, Fidel!

Homenaje a Fidel en toda Cuba del 28 de noviembre al 3 de diciembre

Cuba de luto: murió Fidel Castro

Hitos en la vida de un gigante

Absuelto por la historia

El candil que nos acompaña

El elegido de Birán

Presencia de Fidel en Trinidad

Días de urgencias

 

Hizo demasiado por este mundo para hacerme eco de la noticia. Cuando un líder es más que un catálogo de discursos, cuando un líder es la voz del alma recóndita de un pueblo; intento decir: cuando un hombre es padre y hermano, a la vez, la muerte no puede llevárselo. Imposible.

Ha partido otro 25 de noviembre. La historia se me antoja caprichosa. Sesenta años atrás, estaba burlando la guardia fronteriza mexicana al frente de 81 expedicionarios en un yate, donde, no por pequeño, viajaba toda la Cuba digna.

Disculpen, no ha partido. Nunca se fue de Sancti Spíritus desde que llegó aquella madrugada del 6 de enero de 1959, con sus pasos de gladiador imbatible hacia La Habana, al frente de una caravana que mantuvo en vilo todo un día a la ciudad mientras aguardaba por él. Siempre envidié a mis coterráneos que acudieron a recibirlo, pero, sobre todo, a escucharlo, bajo los balcones de la otrora Sociedad El Progreso. Y mi sana envidia renacía cuando repasaba sus palabras, su voz —quizás también mojada por la llovizna— y me lo imaginaba enfundado en su traje verde olivo, con la barba larga y rebelde, saludándole el pecho, y las venas a punto de reventar por la emoción de estar en estas tierras, anunciando tiempos nuevos y duros por venir.

Aquella madrugada no se equivocó en sus vaticinios, como solía decirme mi padre, quien me enseñó a oírlo, a entenderlo, a amarlo. Quizás ese sentimiento se haya desbordado en algún que otro reportaje o crónica, donde intenté componer sus pasos por esta provincia, cuyo desarrollo soñó frente a mapas, croquis, caminando de norte a sur y de este a oeste.

“Él sabía más de Sancti Spíritus que yo”. Aún escucho la aclaración de Joaquín Bernal Camero, quien dirigió los destinos políticos de esta provincia por años y que le sirvió de anfitrión en sus visitas, como la anciana, Antonia Carbonell, que aquel 27 de julio de 1986, sin más allá ni más acá, salió al patio de su casa, al borde del río Yayabo, y se vio hablando con él, inclinado sobre la baranda del puente. Si le hago caso a las fotos de la ocasión, la abuela Antonia le habló como a un nieto que la visitaba.

Por todo ello, no me parece que Fidel haya partido a sus 90 años, aunque ahora mismo cientos de titulares de periódicos y televisoras en el mundo se empeñen en decir lo contrario.

8 comentarios

  1. Todos los cubanos estamos conmovidos con esta fatal noticia, en mi persona, que nací con esta Revolución y amando siempre a Fidel , estoy muy triste, pero a la vez tenemos que seguir erguidos y con su ejemplo, continuar la lucha de las ideas y ser fiel a su causa, con el dolor en el corazón, pero con su ejemplo que nos hace vivir y por ende trasmitirle a las nuevas generaciones sus ideas, decir Fidel es decir Patria, es decir Revolución, es decir, paz, es decir justicia, humildad, internacionalismo, altruismo, es decir : AMOR

  2. Yo vi una vez en persona a Fidel, estuve a no mas de 3 metros de él. Fue cuando estaba en la primaria Hurtado de Mendoza, que radica en la calle Independencia (hoy Bulevard) y Callejón Lorda , en Santa Clara, Fidel venia a esta ciudad en compañia del presidente checoslovaco Gustav Husak, eso fue en 1973, y ambos visitarón la INPUD. Los niños de aquella primaria estabamos ubicado en la calle Independencia, yo recuerdo estar del lado izquierdo de la calle en el sentido de circulación, me parece recordar que estaba frente a una ferretería que se llamaba El Taladro (?)(hace muchos años que ya no vivo en Santa Clara) o quizas mas abajo, todos teniamos una flor en las manos para saludar. Recuerdo los gritos, la alegría que teniamos todos, la exitación del momento y de la edad, el sol estaba muy fuerte, habia mucho calor, también recuerdo que el dia estaba muy luminoso, y las falsas alarmas “Ahi vienen!!!!”, que era como un interruptor para ponernos a gritar mas fuerte, y agitar los gajos (las flores no habian resistidos tantas embestidas), como si fueran aspas de un helicoptero. También recuerdo la risa y la cara de una niña de la cual yo estaba enamorado y que nunca se lo dije (su nombre he olvidado), que se reia de mi porque yo llevaba varios dias enfermo con asma y mi piel estaba muy blanca, en contraste con su piel trigueña. De pronto si vino la caravana de verdad, y grite mas que nunca. Pasaron varios “caballitos” y varios jeep, y despues venían Fidel y Gustav Husak. Ellos viajaban en un jeep (o un carro convertible), de pie en la parte de atras, sujetandose con una mano de un tubo metalico, que con ese fin tenia el jeep en la parte de atras, y con la otra mano iban saludando al pueblo. Fidel iba del lado izquierdo del carro, o sea que estaba mas cercano a la acera donde yo estaba, y yo era muy grande y muy gordo para mi edad de (de hecho era el niño mas alto de toda la primaria y mi madre decia que yo no era gordo, sino corpulento), en fin, que le sacaba una cabeza de altura y casi 20 cms de circunferencia a mis compañeros de aula), y al llegar Fidel a donde estabamos él saludo agitando la mano hacia nosotros, y gritamos y brincamos aun mas de lo que es imaginable, y por un momento nuestras miradas se cruzaron (al menos eso crei con mi mente de niño (y aún lo quiero seguir creyendo)), mientras el agitaba la mano, y pense que el me había saludado a mi, a mi!!! personalmente. Recuerdo que empece a gritar “Fidel me saludo a mi”, con la alegría fuerte y clara de la niñez, con una alegría que me llenaba el corazón y hacia todo posible. Fidel me saludo a mi!!!

    Ese es mi recuerdo del día en que conoci a Fidel en persona.Todos estos años despues Fidel siempre ha sido una presencia en mi vida, en los momentos alegres y en los tristes, en los triunfos y en las derrotas, cuando lo veia hablar por la televisión, o por el radio, siempre me dejaba una sensación optimista, una marca o línea de lo que era correcto, un sentimiento de alegría y victoria, una cosa diafana y una seguridad: los buenos triunfan, Otro Mundo es posible.
    Fidel Vive!!, La Revolución Sigue!!!

    Siempre vi a Fidel, no como un gobernante lejano, ó inaccesible, él era de carne y hueso, él era como una especie de familiar, mas que un amigo. Era como un padre, como un abuelo, como alguien sabio que tenia respuestas para todos, alguien que podia mirarte a los ojos y decirte “Todo ira bien”, y tu creerlo y hacerlo posible, alguien que no dudaba y sabia que hacer y decir en todo momento.

  3. Su muerte me duele, siento que he perdido parte de mi vida, de mi infancia, que he disminuido, lo mismo que me paso con la muerte de mi madre. He visto la televisión todos los reportajes que han puesto desde el anuncio de su muerte, grabandolos todos, como si con ello pudiera volver el tiempo atras y evitar su muerte. Me niego a aceptar su muerte, y al igual que con mi mama, me repito algo que creo desde niño, solo estan muertos los que estan olvidados, Fidel si tu estas vivo en tus hijos, en tus nietos, en cada cubano que te quiso, en cada africano, asiatico, latinoamericano, norteamericano, europeo, que creyeron y creen en tus ideas y siguen tu camino, si vives en cada persona que aprendio a leer y escribir gracias a nuestros maestros, en cada persona que salvo su vida gracias a nuestros medicos, en cada persona que logro su independencia gracias a que señalastes el camino, entonces como pueden decir que estas muerto?!.

    Fidel te estare esperando cuando pases por mi ciudad en tu caravana, no te dire adios, nunca me despedire de ti, Fidel, Comandante, Amigo, quizas llore en publico, serán lagrimas de mi impotencia para cambiar el destino y no me avengozare de ellas, te esperare para decirte: Fidel Vive!!!, La Revolución Sigue!!!!

  4. Dailin castiñeira López

    Duele y profundamente esta noticia nos consternó a todos conzco mas de un caso con la presión alta por la noticia Arianis la racién parida hija de Idalmis la recepcionista de la clínica estomatológica de Fomento no pudo dar de mamar a su pequeño hasta que no se calmó y estas historias se repiten en todo Fomento y mas allá se ha ido uno de los grandes pensadores el mas grande del siglo XX mucha tristeza pero nos dejó su legado estará por siempre en nuestros corazones gracias fidel por existir hasta la victoria siempre comandante

  5. Darlys A. Vargas Herran

    Comandante, espero allá partido con la satisfacción de haber depositado en nosotros la juventud venidera toda la confianza que siempre puso, espero nos guie desde las alturas de ese inmenso cielo azul como los religiosos expresan sobre su dios, nosotros los jóvenes revolucionarios decimos “Comandante en Jefe ORDENE, ORDENE sobre esta tierra que vamos hacer…” aprendido desde las trincheras de la unidad militar 14/10

    Hasta siempre comandante….

  6. Universidad de Sancti Spíritus

    Las lágrimas de hoy limpiarán los ojos para seguir por el camino que fundaste. Lo haremos bien para no fallarte, porque gracias a tu voluntad y a tu obra ya somos el relevo.

  7. Nos deja el mejor de todos los cubanos, que tristeza hay en mi corazón, Fidel es único e irrepetible en nuestras vidas, estará siempre en mi corazón y en mis acciones. Gracias a el hoy soy médico. Comandante hare honor a tu legado donde quiera que esté.

  8. Liliam Marisel Quiñones Colomé

    La Universidad de Sancti Spíritus “José Martí Pérez” se suma al dolor por la desaparición física del hombre más honesto, solidario, consecuente y revolucionario que hemos tenido oportunidad de conocer: el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Hoy, más que nunca, sigue siendo valedero el pensamiento martiano para acompañar a quien nos mostró el camino de la libertad y nos enseñó a ser altruistas, internacionalistas, justos y abnegados:
    “La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida”.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.